Conejo al ajillo con lechuga viva, un clásico de Madrid


06-08-2015    |   


ARTÍCULOS



  En su afán por recuperar la cocina tradicional, La Cruz Blanca Vallecas propone como estrella de la nueva temporada de su terraza una receta distintiva de la gastronomía madrileña: conejo al ajillo con lechuga viva.   “Hace años era típico desplazarse de Madrid a comer conejo a El Pardo, Fuencarral, Venta de la Rubia, Chinchón, Morata de Tajuña y muchos lugares cercanos más. En Vallecas, antes de la construcción de la calle 30, los vecinos acudían a los merenderos del Arroyo del Abroñigal a degustar este plato”, explica Antonio Cosmen, chef asturiano afincado en Madrid propietario de La Cruz Blanca Vallecas.   Plato ligero y fresco, uno de sus secretos reside en el empleo de lechuga viva. Servida con la raíz y el mismo agua donde se han desarrollado, ofrece una sensación en boca de recién cogido del huerto: “Su semilla, de cultivo hidropónico, permite que siga creciendo hasta que llega a la mesa, junto con el aderezo de sal en escamas y el acompañamiento del aceite de oliva”, comenta Cosmen.   Convencido de la cocina de proximidad, el ajo procede de Chinchón y los conejos de una granja madrileña donde se crían en semilibertad.   Para finalizar la receta, un poco de guindilla a gusto del cliente y una jícara de vino blanco, vinagre o limón.    El plato para dos personas cuesta 19 euros. ¡Se recomienda comer con las manos!   * Nota de prensa

TAGS    Restaurantes VINO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services