El pecado de la carne llega a Madrid


02-04-2008    |   


ARTÍCULOS





Con la intención de conquistar los paladares de aquellos que buscan lo más auténtico en la cocina de la capital, se descubre en pleno centro de Madrid, entre la zona de Huertas y el Congreso de los Diputados, un nuevo templo culinario dedicado a la carne: La Cantina. Se trata de un lugar de parada y degustación de carnes al más puro estilo gallego. Porque en este restaurante recién abierto priman las exquisitas y suculentas carnes traídas directamente de Galicia, y más concretamente, de la ganadería que regenta el mismo dueño del local, Manuel Lameiro, cuyo sueño es exportar sus raíces, su tierra y la calidad de sus productos a esta ciudad castiza. Excelente carne, buen chorizo de pueblo, las verduras más frescas? innumerables manjares de una de las tierras más ricas del norte de España. Un festín para caer en la más exquisita y gastronómica tentación.

Y si de carnes hablamos, todas ofrecen su ?DNI? en regla, es decir, con certificado de trazabilidad (origen, alimentación de las reses, fecha de sacrificio, etc.) que el comensal puede consultar en la puerta del local. Empleando métodos tradicionales, la estrella de la casa es la parrilla, que la llevan a la mesa para que el cliente se la prepare al gusto. Aunque nada desmerece el espectacular chuletón no sólo por su sabor, sino también por su generoso tamaño. Brocheta ?La Cantina?, carpaccio de buey o pollo de corral al limón son algunas de las sugerencias de la carta que ?incitan al pecado? más sabroso. Todos estos platos pueden acompañarse con una guarnición de patata al estilo provenzal, frita, asada o en puré.



Para abrir boca, nos recomiendan comenzar el festín con una ración de chorizo de pueblo o criollo, de morcilla, de mollejas de ternera o una suculenta empanada de carne. Y para los amantes de las ensaladas y las propuestas más ligeras, la carta ofrece una selección interesante: tomate ?aliñao? y con ventresca, mezclum con parmesano y nueces o quizás una equilibrada parrillada de verduras. Para acompañar, un vino de la casa. El precio medio de la carta es de 30 ? y existe un menú de lunes a viernes por 11 ? que cambia diariamente.

En La Cantina el comensal respira un aire ?a campo y a pueblo?, no sólo por los sabores de sus platos, sino también por la decoración, llena de detalles sencillos: un ambiente rústico creado con auténticas barricas, madera en columnas, mesas y sillas, y piedra vista en paredes; y envuelto de la calidez del fuego de la amplia parrilla situada en el centro del salón, donde el cliente puede ver cómo preparan las carnes. En definitiva, un lugar acogedor, y agradable, donde las sobremesas son más que apetecibles tras el placer de degustar las carnes de Lameiro.

Este empresario también es propietario del bar O Cacho, ubicado en la cercana plaza de Santa Ana, un agradable local en el que compartir sabrosas raciones, el aperitivo o la primera copa de la noche. Además, su terraza es la envidia de todo Madrid, ya que cuenta con horas de sol y luz todo el año de manera que permanece abierta durante las cuatro estaciones.

El restaurante La Cantina tiene una capacidad para 40 comensales. Abre de lunes a domingo, de 13:00 a 16:00 horas y de 20:30 a 00:00 horas.

LA CANTINA
Echegaray, 5
Tel. 91 420 20 69

TAGS    PATATA POLLO VINO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services