Me gusta el pan


01-12-2007    |   


ARTÍCULOS





Sí amigos, me gusta el pan y mucho. En esto estamos de acuerdo mi amigo Dark y yo, aunque este echo tampoco tendría mucho de particular, seguro que a muchos de vosotros también os gusta, si no fuese que mi amigo es un Husky Siberiano, un perro grande y tranquilo.

No os equivoquéis, Dark puede que sea un perro, pero su paladar es fino, no se conforma con un trozo de pan cualquiera, tiene que ser del día, crujiente y si puede ser un punto templado mejor que mejor. Quizás sea un animal pero no es tonto.

Hoy en día podemos encontrar infinidad de tipos de pan, con diferentes ingredientes, sabores e incluso con diversos tipos de harina. No hace tantos años eran pocas las panaderías que tenían pan caliente por las tardes y los sábados tenías que comprar el pan para todo el fin de semana.

Los tiempos cambian, ahora podemos encontrar pan acabado de hacer casi durante todo el día y todos los días de la semana.

Una de las cosas que me gusta más, es su olor cuando está caliente, entrar en una panadería y sentir ese olor a pan recién horneado es fantástico. Sobre todo si lo amasan y preparan en el mismo sitio, el pan congelado y transportado de un sitio a otro ha hecho bastante daño a su calidad, aunque hay honrosas excepciones.

Os recomiendo que el próximo día que vayáis a comprar el pan, le preguntéis a vuestro panadero qué especialidades tiene y os dejéis aconsejar por él, pero hasta entonces aquí tenéis unas cuantas sugerencias: el pan de nueces con queso de cabra y puesto a templar unos minutos en el horno, simplemente genial, probad también el pan de cebolla con una tortilla de patata o mi preferido, el pan de cereales y semillas de amapola con un buen jamón.

Ir a comprar el pan, cuando era pequeño, era todo un ritual, normalmente era los sábados, ya que el resto de días, estaba en el colegio. Se pensaba que íbamos a comer el domingo por si se tenía que comprar un poco más del habitual, cogíamos la ?bolsa del pan?, (por cierto ahora somos muy pocos los que aún utilizamos bolsas de tela para comprarlo y guardarlo en casa) y nos íbamos a un horno que estaba un poco más lejos de casa, pero que tenían un pan muy bueno.

Ahora que lo pienso quizás tendríamos que recuperar el viejo hábito de las bolsas de tela, no gastaríamos tanto papel ni bolsas de plástico, pero amigos esto es otra historia.

--
Para contactar con el autor de este artículo:
solagdc@wanadoo.es

TAGS    QUESO PATATA




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Agustí Solà

Cocinero autodidacta




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services