Restaurantes de moda: Le Dragon


09-02-2003    |   


ARTÍCULOS





El restaurante chino Le Dragon (Gil de Santibáñez, 6. Tel. 91 435 66 68) es la última propuesta de Miguel Ángel García Marinelli, cuya trayectoria gastronómica está avalada por experiencias anteriores como el chino Tse Yang, el oriental Café Saigón o el italiano Il Gusto. De hecho, Le Dragon ha heredado lo mejor de sus anteriores trabajos en la capital, que se han convertido en referente en el ámbito de la restauración madrileña, adaptándose a las demandas de su público.

En esta ocasión, Le Dragon abre sus puertas con una filosofía y un estilo muy definidos. Se trata de una cocina china clásica, con recetas de toda la vida con un cuidado especial en su preparación y presentación, bajo la atenta dirección del jefe de cocina del Tse Yang, Chiu Kan Hoi. Al frente de la sala se encuentra el joven y experimentado David Moreno, que ya estuvo en Café Saigón y en Il Gusto. Pero uno de los grandes atractivos de Le Dragon es su amplio horario: durante la semana, la cocina permanece abierta hasta la 1:00 y los fines de semana hasta las 2:00 de la madrugada. Sin duda, es una de las opciones para los más noctámbulos.

El restaurante se distribuye en dos alturas con capacidad para 120 personas y un reservado para diez comensales. La decoración del local, que lleva el sello inconfundible de Ignacio García Vinuesa, muestra un estilo elegante y sobrio cuyo protagonista es el color negro con detalles rojos y azules. La parte superior muestra un ambiente basado en la filosofía Zen, combinándolo con un estilo funcional, ya que cada una de sus mesas cuenta con intimidad pero sin aislar del resto. En la planta inferior, se ha creado el ?lounge?, un espacio pensado para disfrutar de la comida o la cena en un ambiente más relajado que invita a alargar la sobremesa. Cómodos sofás individuales, tapizados en seda negra, junto con mesas fijas más bajas, convierten este espacio en único, a la vanguardia de la restauración madrileña. Por último, un estudiado juego de luces y la música añaden al restaurante un ambiente relajado y cuidado. Se trata de uno de los nuevos restaurantes de la capital al más puro estilo neoyorquino y londinense.

En su carta se ha estudiado una escogida selección de platos tradicionales chinos en la que se encuentra una relación calidad-precio muy competitiva. Para comenzar, se ofrece una amplia variedad de entrantes como los rollitos de primavera o la sopa Wun-tun. Además de los tradicionales Dim Sum, de pollo, gambas, cangrejo, entre otros, se puede elegir entre verduras fritas, tallarines con ternera, arroz tres delicias y el tradicional cerdo agridulce o pato crujiente. En los postres, destaca la tartita de chocolate con naranja china. Su menú diario, Dim Sum, por 15 ?, incluye rollito de primavera, 12 variedades de Dim Sum, postre y té o copa de vino.

El precio medio por persona es de 30 ?. Además cuenta con un menú degustación, mínimo para dos personas, por un precio de 22 ? por comensal. Cuenta con servicio de aparcacoches.

TAGS    ARROZ POLLO CAFÉ VINO Cocina China




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services