Receta Día de Muertos: Pan de muerto


26-10-2010    |   


ARTÍCULOS



Cementerio en México

Desde el 31 de octubre, las afueras de los pueblos y ciudades mexicanos parecen víctimas de un incendio. Son los miles y miles de velas encendidas en los cementerios. En el ambiente flotan aromas dulces y especiados. Hay música y flores por doquier. Las puertas de las casas y los comercios están abiertas, con la luz de las velas brillando en su interior. Se siente el ambiente festivo, ríos de gente deambulan por las calles. Algunas mujeres indígenas lucen rebozos cubriéndoles la cabeza y los hombros. Muchas llevan canastos en la cabeza o bajo el brazo, cargados de grandes panes y flores naranjas de cempaxóchil, con sus hijos de diferentes edades de la otra mano. De repente, puedes ver a alguien enmascarado. Su disfraz puede ser de un soldado, un niño, un obrero, una novia, un sacerdote; pero su máscara siempre es la misma: una calavera de cuencas vacías y con la fría sonrisa de la muerte.

No es una pesadilla. Es la celebración de una de las tradiciones más emblemáticas de las fiestas mexicanas: el día de muertos.

La muerte no se percibe del mismo modo en México. Sí, hay dolor, y como dictan las tradiciones cristianas, se celebran misas, velatorios y enterramientos. Pero la víspera del día 1 de noviembre todo cambia. El cementerio se llena de flores, de velas, de altares y esculturas en honor a los seres queridos que nos dejaron. La música suena alegremente entre las tumbas. La gente se prepara para pasar esas dos noches, con sus días, durmiendo y acompañando a sus muertos en los cementerios. Son dos jornadas para reunirse con ellos. Los difuntos vienen a visitar a los que quedaron atrás, a compartir juntos una comida, una fiesta, y a disfrutar de su compañía como cuando vivían. En las casas,



se erigen altares con flores y se les ofrece agua para refrescarlos después del viaje, frutas y verduras cosechadas de la tierra, y el fuego de las velas como símbolo de purificación. Y nunca faltará algún adorno como cometas o molinillos de aire, porque es importante la presencia de los cuatro elementos. Se colocan las fotografías de los fallecidos y sus platos favoritos, así como pulque o tequila, dulces, cigarrillos, etc. Y para guiarlos hasta el altar compuesto en su honor, desde la puerta que permanece abierta, se confecciona un camino con pétalos de flores.

Esta celebración es de origen prehispánico y era practicada por la mayoría de las culturas indígenas en dos épocas del año. Actualmente coincide con la celebración cristiana de todos los santos. En México se realiza durante dos días. El día 1 corresponde a las almas de los niños, y es llamado el día de los angelitos. A ellos se les ofrendan biberones con leche, en el caso de los más pequeños, y dulces, juguetes y sus platos favoritos a los más mayores. El día 2, llamado el día de muertos, es el turno para los adultos, y tanto en las casas como en los cementerios se colocan todo tipo de ofrendas para agasajarlos y honrarlos.

Altar para los difuntos seres queridos

No hay una comida típica del día de muertos en sí, ya que la costumbre es ofrecer su plato favorito a los seres queridos que ya nos han dejado, cualquiera que este fuese. Abundan por lo tanto los tamales, los guisos espesos como el menudo y el pozole, pero no por la celebración en sí sino porque son platos populares a los que todos los mexicanos somos muy aficionados. Éstos varían muchísimo y son muy diferentes en las diferentes regiones de México. Lo que sí es común en todo el país durante esta celebración, sobre todo en la zona central, es el pan de muerto; se acostumbra incluso a llevarlo en grandes canastos a los cementerios, para colocarlo en las tumbas y ofrecérselo a la gente que pasa.

Este pan tiene varias historias, y la más común es que se elaboraba durante los sacrificios humanos a los dioses, y con la sangre de los sacrificados se amasaba el amaranto o el maíz, formando panes que se cocían para luego consumirlos durante la celebración. Aún hoy en día es común moldearlo con formas de corazón humano o de huesos, y pintarlo de rojo para representar la muerte. Es un pan de comunión, representa la alegría y los lazos que aún se tienen con los que se fueron. Se elabora sólo durante esta festividad como una manera de honrarlos y recibirlos de nuevo en nuestras casas, para compartirlo con ellos.

Pan de muerto

Receta de Pan de muerto

Ingredientes:

5 tazas de harina
3 cdas polvo de hornear
250 g de matequilla
5 huevos
5 yemas
1 taza de azúcar
la ralladura de 1 naranja
2 cdas de esencia de azahar
1 pizca de sal
2 yemas para pintar
 

 


Elaboración:

Precalentar el horno, 180ºC.

Mezclar la levadura con un poco de agua tibia, agregar media taza de harina y amasar hasta que quede suave. Dejar reposar unos 20 minutos.

Tamizar el resto de la harina con el azúcar y la sal, colocándola en una superficie donde podamos amasar. Hacer un hueco en el centro y poner tres de los cinco huevos, las cinco yemas, la mantequilla, la raspadura de naranja y la esencia de azahar. Amasar hasta que quede perfectamente homogénea. Mezclar con la masa de levadura hasta integrar las dos masas y reposar hasta duplicar su volumen, dividir la masa en dos y formar los panes. Poner en una bandeja de horno engrasada o con papel de horno. Adornar con trozos de masa - huesos, calaveras, lágrimas, etc.- pegándolos con huevo. Pintar toda la superficie superior con huevo batido y espolvorear con azúcar.

Se hornea unos 40 minutos. Retirar y dejar enfriar.


(Fotos de Alejandra Medina)




Temas relacionados




 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todo el Menú-Afuegolento de Halloween de un vistazo

 






 

 

 

 

Receta Paso a Paso (fotografías y vídeo) de Buñuelos de patata del Día de Todos los Santos
 

 

 





 

 

 

 

Cómo se hace: paso a paso (fotos y vídeo ralentizado) para dar forma de rosquilla a los buñuelos de viento

 

TAGS    Halloween HUEVO PATATA




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services