Noruega se lleva el Bocuse d´Or 2015. Estados Unidos consigue la plata y Suecia el Bronce


29-01-2015    |   


ARTÍCULOS



Un año más, el certamen gastronómico más importante del mundo ha vuelto a estar liderado por países escandinavos. Bajo la batuta del chef Orjan Johannessen, Noruega se ha proclamado campeona de esta última edición convirtiéndose en el segundo país, tras Francia, que más medallas de oro tiene en su haber (cinco galardones dorados desde la creación de estas Olimpiadas). Buena prueba además de este dominio nórdico, reside en el bronce conseguido por Suecia.

La cara y la cruz del certamen la han protagonizado Estados Unidos y Francia respectivamente. El país norteamericano, que fue invitado por la organización este año, se ha convertido en la selección revelación consiguiendo la plata en el torneo. Por su parte Francia, los anfitriones que este año defendían título y partían como favoritos, se ha tenido que conformar con una discreta séptima posición.

El resto de reconocimientos concedidos durante la ceremonia recayeron en Japón como “Mejor Plato de Pescado” y Finlandia como “Mejor Plato de Carne”. El galardón a “Mejor Cartel” fue para Hungría. El de “Mejor Ejecución” para Finlandia, mientras que Argentina obtuvo el premio a “Mejor Promoción”, consiguiendo así la mejor representación entre los países latinoamericanos.

El jurado de este año no ha podido contar con la presencia de su fundador Paul Bocuse, puesto que a sus 89 años se encuentra con un delicado estado de salud, su hijo Jerôme Bocuse, ha tomado el relevo en su lugar.

No tuvo mucha suerte la delegación española que finalmente terminó en penúltima posición sólo por delante de Guatemala. El chef Alberto Moreno presentó sus creaciones bajo la influencia e inspiración de la cocina monacal. El plato de pescado, bajo el nombre “Caminos de Agua”, mostraba una trucha escabechada con relleno de cangrejo y gambas. La guarnición que acompañaba al plato estaba realizada principalmente por una salsa de bacalao con apio (ingrediente obligatorio que se conoció un día antes de la competición).

Por su parte, el plato de carne, cuyo ingrediente principal era la gallina de Guinea destacó especialmente por su presentación, puesto que fue expuesto en una bandeja metálica que evocaba a una bata de cola flamenca. Una creación donada por la Catedra Ferrán Adriá y que ha sido diseñada por la escuela de arquitectura de la Universidad Camilo José Cela. El guiso consistía en un rollo de carne con pechuga y paté envuelto en una capa de foie. La guarnición, que mostraba varios de los denominados “trampantajos,” estaba presidida por un guiso de maíz y huevo con cáscara comestible.

El equipo español se ha mostrado satisfecho con su actuación y ha querido agradecer todo el apoyo recibido durante estos dos días de competición. Los objetivos de la denominada “Roja de la Cocina” se centrarán a partir de ahora en la preparación de los “Premios Europeos Bocuse d´Or que se celebrarán en 2016 en Budapest.  

TAGS    HUEVO PESCADO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 1 comentario(s)


   Antoine , 15-03-2016
Tuve la inmensa suerte de asistir a la final del Bocuse d'Or como miembro de Bragard (www.bragard.es) que es uno de los principales patrocinador del evento. El nivel como siempre estuvo muy alto y los platos de los candidatos excepcionales. Un año mas, España no consiguió alcanzar los primeros puestos; no fue por culpa del cocinero; Alberto trabajó duro durante 2 años y la presentación de sus platos estaba impecable, sino que le faltó apoyo tanto institucional como del gremio.
En el tiempo que estuve en el certamen, no me cruce con ningún chef español que hubiera venido a apoyar el candidato de su país como lo hacen los cocineros de los demas países participantes. No ha habido apoyos en las gradas como lo tuvo Japón, Finlandia, Dinamarca o Francia. Y lo que mas falló fue un presupuesto de 30000€ que impide a cualquier cocinero bueno preparar su participación a un certamen de este nivel.
España esta a la cabeza de la revolución gastronómica, sus restaurantes aparecen en los mejores puestos de los rankings internacionales, tenemos mas 3 estrellas Michelin que nadie pero no se consigue apoyo para defender a España y su gastronomía en el mayor concurso culinario del mundo. Es muy triste.
Entre los españoles que volvían de Lyon no había decepción sino cabreo. El cabreo de saber que España podría llegar al podio si tuviera los medios y los apoyos de un gremio que se ha vuelto muy individualista. digo individualista por no me imagino ver, en España, a los grandes chefs hacer de camareros como los hicieron los chefs franceses en el certamen.
España debe defender su gastronomía y, para la próxima edición dentro de dos años, poner toda la carne en el asador para acompañar a su candidato hasta el podio. Para ello, será imprescindible mejorar la formación de los jóvenes poniendo el acento en la cocina tradicional y no en las modas pasajeras, organizar una selección de los candidatos en base al objetivo del certamen, disponer de una equipo preparado donde los coachs sean antiguos candidatos que puedan aportar su experiencia y crear una ola de apoyo entre los profesionales del sector, entre las empresas que apoyamos al sector y a todos los españoles que aman la cocina y que quieren verla conseguir altas metas. España y sus cocineros se merecen este premio.



A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services