VINO DE MALAGA SUPERA CON NOTA JUICIO DE TRIBUNAL DE NOTABLES


26-01-2000    |   


ARTÍCULOS



Málaga, 26 abr (EFEAGRO).- Los vinos de la Denominación de Origen de Málaga superaron ayer, domingo, con nota el juicio al que se sometieron ante un tribunal de notables, en el transcurso de una jornada de exaltación de estos caldos no suficientemente conocidos en nuestros días.



Cinco variedades de los vinos malagueños fueron analizados por Susana López Mendiondo, ingeniera agrónoma y enóloga de las bodegas Clos DAgon, de Calonge (Gerona); Custodio López Zamarra, sumiller del restaurante Zalacaín de Madrid y reconocido como uno de los mejores de Europa, y Cristino Alvarez, "Caius Apicius", crítico gastronómico.
Superaron la prueba las variedades Málaga Tranquilo, Málaga, Málaga Pálido, Málaga Noble y Transañejo, de los que los expertos desgranaron sus cualidades de color, aroma y sabor, en una jornada auspiciada por la Denominación de Origen de Vinos de Málaga y la filial agroalimentaria de la Agencia EFE, EFEAGRO.
Del Málaga Tranquilo, que debe ser consumido joven y no guardado, los expertos destacaron su juventud y su color muy pálido, que denota que no hay oxidación, con tonos verdosos, y un sabor también joven y afrutado, "muy equilibrado" y con un final ligero en la boca.
Respecto al vino Málaga, señalaron su tono ámbar apagado con ribetes dorados, su brillantez y la lágrima que deja en la copa, así como su intensidad aromática y su sabor punzante con un componente importante de frutos secos, por lo que puede ser combinado con entradas como jamón y embutidos.
El Málaga Pálido destaca por su color ambarino derivado de la maceración y de la crianza en roble, que potencia su aroma, con un sabor completamente afrutado y notas de miel, de fruta compotada y de flores en el que no destaca el alcohol, lo que hace "que se pueda disfrutar durante horas sólo con su aroma", señalaron los expertos durante la cata.
Por su parte, el Málaga Noble tiene un tono más oscuro, un ámbar brillante con tonos anaranjados, debido a una mayor crianza y oxidación, y en la boca deja notas tostadas, de miel, de un racimo de uva moscatel maduro, de frutos secos, fruta compotada y también notas cítricas, "como de cáscara de naranja".
En la boca es "ágil, sedoso y glicérico", cuyo sabor "es muy largo y su recuerdo perdura", con la cualidad además de que "no le ocurre como a otros vinos que alfombran la lengua, de modo que distingue el sabor de lo que se combina con él".
Por último, el Transañejo presenta un color café muy intenso, debido a la adición de arrope, con tonos tostados que le dan su vejez, tiene mucho cuerpo y el aroma tiene ingredientes de ciruela pasa con notas de café y con predominio del arrope y de la fruta compotada.
Desmiente en la boca la apariencia que puede tener de ser empalagoso, aunque sí es "potente y ágil y su dulzura acaricia el paladar", según los participantes en la cata, celebrada en la capital malagueña.
Componen las cinco variedades una sinfonía de colores, desde el amarillo pajizo al caoba, pasando por los ambarinos o topacios, por lo que estos expertos reivindicaron que el vino de Málaga "deje de ser simplemente un nombre, porque hay pocos vinos con tanta historia y tanto prestigio".
En la jornada de exaltación de los vinos de Málaga, a la que acudieron numerosas personas de la hostelería y otros sectores relacionados con este producto, estuvieron presentes el delegado provincial de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, José María Rodríguez, y el director de EFEAGRO, José Luis Murcia. EFEAGRO jlp/lc/la/ap 04/26/12-25/99

TAGS    CAFÉ VINO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





EFE




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services