¡Trabajamos la pera!


17-04-2008    |   


ARTÍCULOS





Ya volvemos a estar otra vez con vosotros, esperamos que las recetas que os damos os gusten y las preparéis...

Hoy vamos a preparar platos con peras, son recetas fáciles y sabrosas, por lo que no vais a tener excusas para no ir corriendo a la cocina a prepararlas.

Tal y como veréis, con las frutas no solamente se pueden preparar postres y cosas dulces, si no también platos salados. Os animamos a probar estas combinaciones, ya nos contaréis qué tal.

¡Hasta pronto!


Conejo con peras
Ingredientes para 4-6 personas:

1 conejo mediano
8 peras
1 litro de caldo de verduras
1 zanahoria
3 tomates maduros
1 puerro
1 cebolla
3 dientes de ajo
3 cucharadas de aceite
1 cucharada de harina
1 pizca de tomillo
1 hoja de laurel
aceite
sal

Elaboración:

Para elaborar esta receta, necesitas la ayuda de un adulto, ya que tenemos que manipular fuego y también varios productos.

Antes de empezar, prepara los ingredientes que vayas a necesitar. Pela y corta a daditos pequeños la zanahoria, el puerro la cebolla y los ajos. Corta los tomates por la mitad y rállalos.

Fríe, con la ayuda de un adulto, los trozos de conejo hasta que cojan un poco de color, retíralos de la cazuela y en el mismo aceite añade las verduras y déjalas cocer hasta que estén doradas, incorpora el tomate y los dientes de ajo picados finos, ponle una pizca de sal.

Cuando el tomate esté cocido, pon la harina y remuévelo bien, vuelve aponer los trozos de conejo, cúbrelos con el caldo, añade la pizca de tomillo y la hoja de laurel.

Déjalo cocer todo junto una œ hora aproximadamente. Mientras tanto, lava muy bien las peras y córtalas en 4 trozos, cuando el conejo empiece a estar tierno, añade las peras y déjalas cocer hasta que estén tiernas.

Si quieres que la salsa te quede fina, cuando esté listo el conejo y las peras, retíralos de la salsa y pasa esta por un pasapurés.


Granizado de peras


Ingredientes para 4 personas:

1 lata pequeña de peras en almíbar
1 cucharada de azúcar
20 cl. de zumo de naranja
2-3 gotas de zumo de limón
1 pizca de canela molida
1 pizca de vainilla en polvo

Elaboración:

Disuelve el azúcar en el zumo de naranja, te irá mejor si está un poco caliente. Tritura las peras con su almíbar, la canela y la vainilla. Cuando esté bien triturado, añádele el zumo de naranja y las gotas de zumo de limón, bátelo bien.

Pon esta mezcla en una fuente un poco honda y colócala en el congelador, cuando empiece a congelarse, rasca la superficie con un tenedor, repite esta operación cada hora aproximadamente hasta que te quede con la textura habitual de un granizado.


Peras rellenas
Ingredientes para 4 personas:

4 peras grandes
150 gr. de carne picada de ternera
100 gr. de carne picada de cerdo
1 cebolla mediana
œ litro de caldo de verduras
20 gr. de harina
1 huevo
1 ramita de canela
1 hoja de laurel
2 dl. de leche
3 cucharadas de aceite
la piel de œ limón
sal

Elaboración:

Para elaborar esta receta, necesitas la ayuda de un adulto, ya que tenemos que manipular fuego y también varios productos.

En una sartén, pon un poco de aceite y sofríe la cebolla picada bien fina, cuando esté dorada, añade los dos tipos de carne, déjalos que se frían un poco y añade la harina, dale un par de vueltas para que pierda el sabor a crudo e incorpora la leche y una pizca de sal. Déjalo cocer a fuego bajo hasta que la carne esté lista, tiene que quedar con una consistencia un poco espesa.

Lava bien las peras y pártelas por la mitad, vacíalas con mucho cuidado por la parte más ancha, rellénalas con la preparación de carne que has hecho antes.

Pasa las peras rellenas por huevo batido y pan rallado y fríelas un poco, ponlas en una cazuela, con el caldo, la piel de limón, la canela y la hoja de laurel.

Déjalo cocer todo junto hasta que las peras estén tiernas.


Las peras
Las peras, son frutas, que pertenecen a la familia de las Rosáceas, o lo que es lo mismo a la misma familia que frutas tan diversas como las manzanas, las moras, las fresas, las ciruelas, etc.

De peras, podemos encontrar una gran variedad tanto de forma, la más habitual y que casi todos conocemos, la de forma de lágrima, a la que es redondeada como una manzana. Su sabor, textura y color, que pueden ir desde el amarillo, o el verde, pasando por el pardo y el rojo.

Esta fruta, proviene de la zona más oriental de Europa y de Asia occidental, donde su cultivo se remonta a épocas muy remotas.

Los griegos y los romanos extendieron su cultivo por toda Europa y el norte de África.

Principales variedades de peras:

William?s son frutos grandes, piel brillante y verdosa, aunque se vuelve amarilla al madurar. Su carne es blanca, jugosa y muy perfumada, generalmente se recolectan en agosto y septiembre.

Bartlett tiene forma de campana y color amarillo brillante. Su pulpa es carnosa, blanca y muy suave.

Blanquilla de tamaño regular y piel lisa, fina, brillante y verdosa. Es muy agradable para comer ya que su carne es muy jugosa, tiene un corazón muy pequeño. Aguanta bien las bajas temperaturas.

Conferencia es una variedad de pera muy resistente, se conserva muy bien a bajas temperaturas, su textura y sabor son muy agradables.

Anjou tiene forma de huevo, de piel suave y color verde, incluso cuando está madura. Tiene sabor dulce.

Limonera pera de fruto grueso, un poco irregular. Su piel es lisa de color amarillo con punteados, por la acción del sol y al madurar, puede tener tonos rojizos. Su carne es blanca, jugosa, azucarada y perfumada.

Comice tiene forma redondeada, de color verde tirando a rojiza. Probablemente es la variedad más dulce y jugosa.

Bosc tiene forma simétrica, de cuello alargado y piel de color café. Es muy aromática. Por su carnosidad es la que más se utiliza para cocinar.

Roma de forma irregular y achatada. Piel ligeramente rugosa y ruda, su color verde pasa al amarillo con manchas cobrizas cuando madura. Su carne es blanco-amarillenta, es una pera muy jugosa.


Experimento: agua que no moja
Necesitaremos:

1 vaso grande
pimienta molida
agua

Lo haremos de la siguiente forma:

Llena el vaso de agua, tiene que estar completamente lleno, déjalo en reposo encima de la mesa.

Espolvorea con mucho cuidado la pimienta molida por encima de la superficie, tiene que quedar bien cubierta y con un poco de grosor.

Introduce la punta del dedo, con mucho cuidado y a poco a poco, en el agua y retírala enseguida.

Verás que el dedo sale seco, la pimienta ?forma? una película alrededor de nuestro dedo y evita que este se moje.

TAGS    HUEVO CAFÉ




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services