Los tesoros de Alcoy


02-04-2007    |   


ARTÍCULOS





Llega ?los moros y cristianos? y yo otra vez que me lo pierdo? Y palabra que esta vez sí que me disgusta. La pregunta es por qué ¿verdad? Pues que hasta hace muy poco no conocía Alcoy. Sí que había oído de esta localidad, la había visto por la tele y conocía alguna persona de ahí, pero nada más. Y llegó un día que me invitaron a conocerla y estar de jurado en un concurso de cocina, que organiza la Asociación de Hostelería y el Ayuntamiento de Alcoy. Lo primero felicitar ya desde aquí lo bien que me cuidaron y también felicitar a todos los concursantes del campeonato por su alta calidad y participación. Es verdad que siempre a uno le gustaría que hubiera más de los que fueron y dar más premios de los que se dieron pero no pudo ser. Lo que más me gustó del concurso fue que los participantes tenían que elaborar primero la receta tradicional y en segundo lugar hacían el mismo plato aplicando la innovación.

Felicidades a los dos premiados porque hicieron dos platos muy sabrosos y esta receta, la borreta, no es que dé para mucho y no se le puede pedir más, es un plato de cocina típica y como decía mi abuelo un quita hambre. La receta tradicional es esta:
Ingredientes: 1 Kg. de espinacas, 500 gr. de patatas, 200 gr. de bacalao, 2 pimientos rojos secos, 1 cabeza de ajo, 1 litro y œ de agua, 4 huevos, 1 guindilla, sal y pimienta.
Y el modo de preparación: En un perol con el agua fría se ponen las patatas peladas y rotas en trozos no muy grandes. Echar la cabeza de ajo entera con un corte transversal. Cuando empieza a hervir se le echa una tacita de aceite, la sal y la pimienta. La guindilla 10 minutos y continuación se le añade los pimientos, y a los cinco minutos las espinacas y el bacalao desalado y desmigado. Luego se deja trabajar a fuego lento tras 20 minutos, más se le añade los huevos y que escalfen y a comer.

Ahora os voy a hablar un poco sobre la ciudad. Yo llegué un domingo y la verdad es que me parece que es una ciudad que desmerece en festivo, no digo en fiesta sino en domingo, porque se ve a muy poca gente por la calle, todos se van a la casa de campo, playa, lo que sea....; pero os digo yo que no se ve a nadie, y si queréis un taxi es como buscar el arca perdida. Sólo trabaja uno y es para cubrir el expediente, por lo cual vas listo si no te gusta andar.

Sabed que a mi, cuando voy por ahí a un acto, me gusta ir a mi bola un día para poder observar, conocer cosas nuevas y, por qué no, perderme por las calles y mirar que para eso tenemos los ojos. Os voy a contar un poco de lo que no tenéis que perderos si vais un día. Por ejemplo sus puentes. Son una pasada por la cantidad que hay y lo bonitos que son. Yo les dije que tenían que hacer la ruta del
?puenting?. ¡Tienen todas las cartas para ser el punto de referencia mundial de saltos de riesgo en ciudad! Ya sabéis que yo lo he practicado, y claro, me atrae esto. El viaducto de Canalejas y el puente de San Jordi, por ejemplo, son impresionantes y unen la vieja ciudad amurallada con la nueva. Por cierto, felicitaciones por lo que están recuperando de fachada y de zona histórica.

En el casco viejo entrad a ver el círculo industrial, mirar sus cuadros, su salón de baile y el jardín. Cerrad los ojos y dejaros llevar por lo que fue en su día la biblioteca merece la pena ser visitada. Otro lugar es la ?casa del pavo?; en ella poned atención a su escalera y los pequeños detalles que la rodean. Todas estas casas están alrededor del Ayuntamiento; así que lo más recomendable es que entréis en él a la oficina de turismo. Os darán un montón de explicaciones y de folletos. Detrás justo hay una placita muy bonita. Otro sitio ideal para ver son los refugios de la guerra. Id, de verdad, el de Cervantes es una pasada.
Si vais un domingo como yo recordad que los museos cierran por la tarde por lo cual os convendría madrugar un poco. No os perdáis el de arqueología y el de las fiestas. Por la tarde, id si podéis ir al Teatro Principal porque es digno de visitar. Podéis ver dos por uno: el teatro, por un lado, y distraeros con una obra de teatro o lo que haya. Y por último ¡a cenar!

Aquel día me fui a comer al pueblo Cocentaina. Gracias desde aquí por hacerme un lugar porque estaba lleno y yo llamé ese mismo día. ?La Escaleta?: un gran restaurante con gran bodega. Os lo recomiendo para comer, su teléfono es el 96 6543055, y programaros el plan de cenar por la noche en Cal Dani: 96 5592981 (en el mismo pueblo), donde tomé un montón de tapas de lo más originales y sabrosas, todas ellas sacadas del recetario tradicional pero con un toque de la modernidad y locura de Dani.

Al día siguiente, hice otra visita por la ciudad y, como os decía antes, parece otra: gran bullicio, color? Mientras los concursantes cocinaban me llevaron de tapeo por Alcoy. Bar el Mercat , Taparía -bar Crespo, Mirador del cinc, Los Jijonencos, Víctor bar? ¡Y me dejo unos cuantos?! En todos tomé tapas. Por ejemplo: Abisinios son huevos cocidos y fritos, Abisinios con longanizas, Alcachofas rebozadas, Alls durs en gambes, Albondiguetes, Cervellets son sesitos de cordero rebozados, Chiripuela, Mollejas salteadas, Coliflor fregideta, la Coradeta, y también sangueta, renyons, garibaldinos? Como veis me puse morado.

Otro consejo para los souvenirs. No dejéis de comprar las pastas típicas y chocolate. Otro producto típico que se bebe en las fiestas y que os podéis llevar a casa es el licor de café. Hay un montón de buenas pastelerías lo notareis por el olfato al pasear por la ciudad. Si entráis en alguna tendréis ocasión de probar por ejemplo los orelletes, almendrados, bunyols de calabaza, esparteros y los panfigol y los tocinos de cielo. Aquí os doy la receta de turrón para los que no podáis ir y por lo menos hagáis en casa un dulce cualquier día. Que parece que sólo se puede tomar este producto en Navidad y no es verdad. Ahí va el turrón de limón. Ingredientes: 250 gr. de almendra pelada y rallada, 250 gr. de azúcar, la corteza de un limón rallada y un vasito de agua. Se pone el agua con el azúcar al fuego y cuando arranca a hervir se añade la almendra y la ralladura de limón, removiendo todo hasta que tenga la consistencia adecuada para verterlo en el molde, en el que se habrá colocado una oblea para que no se pegue. Una vez en éste, se espolvorea con canela, se deja enfriar y a comer.

Ya conocéis un poco más de Alcoy, pero no dejéis de verlo con vuestros propios ojos y ya me contaréis. Ahora me despido hasta el próximo mes. En el editorial de mayo os hablaré de Calahorra y La Rioja.

TAGS    Vinos y Bodegas CAFÉ Rioja TAPAS




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services