La cuarta edición del ?cervatillo? se saldó con un rotundo éxito


17-04-2004    |   


ARTÍCULOS





Antonio Francisco Caro Muñoz , Mari Carmen Rodríguez Olmedo y Pedro Joaquín Ruiz fueron, respectivamente, los ganadores de los primeros premios de cocina, repostería y coctelería.

Un año más, y ya van cuatro, el Concurso Regional de Gastronomía, Repostería y Coctelería ?Cervatillo? Premio Ciudad de Córdoba, se ha celebrado con rotundo éxito. La iniciativa emprendida hace cuatro años por el joven industrial de la restauración cordobesa, Miguel cabeza, se ha consolidado y ha pasado a convertirse en todo un referente en la celebración de este tipo de eventos en la ciudad de los califas. Cada edición de este evento eminentemente gastronómico viene marcada por nuevas sorpresas en su amplio y extenso programa de actividades que aliñan al exclusivo certamen propiamente dicho. Lo cual convierte al referido concurso en todo un gran acontecimiento en el que tanto participantes como el gran número de personas, amantes de este bonito y apasionante mundo de la gastronomía, que habitualmente lo sigue in situ, pueden disfrutar de lo lindo. Así, en esta ocasión la novedad más destacada de el ?Cervatillo-03? fue esa sensacional ponencia ofrecida por el gran maestro de los fogones cordobés Francisco Afán del Río que trató sobre ?La evolución de la cocina a través de el tiempo?, sorprendiendo a propios y extraños con una conferencia en la que el ponente hizo un recorrido en la historia de la cocina, de una manera amena, distendida y con una oratoria que fue ciertamente un placer para los oídos de todos cuantos tuvimos la ocasión de estar presente en el acto. Todos, absolutamente todos los pasajes del discurso fueron de lo más interesante, práctico y didáctico. Por ello hemos creído oportuno reproducirlo íntegramente para que los que no tuvieron la oportunidad de escucharlo puedan disfrutar de esta sensacional ponencia a través de su lectura. Así, al final de este reportaje se incluye de manera íntegra la conferencia en cuestión.



Tras la mesa redonda que se llevó a cabo inmediatamente después de la ponencia de Francisco Afán, en la que participaron parte de lo más granado de la restauración de Córdoba cuyo resultado fue muy interesante y en la cual se dilucidaron cuestiones sumamente importantes sobre la formación gastronómica, se arrancó ya de manera decidida con el concurso con la entrega de las correspondientes acreditaciones a los participantes.

Un total de ochenta y siete jóvenes en edades comprendidas los 18 y los 25 años venidos de diferentes lugares de la geografía andaluza formaron parte en esta cuarta edición del ?Cervatillo? organizado por la asociación cultural y gastronómica ?Cervatillo? que participaron en las respectivas modalidades de cocina, repostería y coctelería. Todos ellos durante los días 6 y 7 de diciembre lucharon de la manera más elegante, honesta y deportiva, en las instalaciones de Caballeriza Reales por hacerse con cada una de las preciadas estatuillas por las que compitieron dentro de un clima de absoluta cordialidad y camaradería.

En esta pasada edición el producto exigido para la confección de platos fue la carne de caza y la del toro de lidia, cuyos ingredientes fueron obligatorios durante la fase eliminatoria. Mientras que para los finalistas, las especialidades y elementos que éstos tuvieron que realizar, eran elegidos a su libre albedrío. El jurado estuvo compuesto por personas muy expertas y experimentadas en las lides culinarias y gastronómicas en general, dignas de todo crédito para calificar y valorar la labor de cada uno de los jóvenes que confeccionaron unos bocados realmente exquisitos tanto de cocina como de repostería. El jurado, preguntado por el nivel en que este año se desarrollo este certamen, respondió de manera categórica y todos coincidieron en afirmar que la calidad fue ?muy alta? por lo que la elección de los ochenta y cinco finalistas de las categorías de cocina y repostería respectivamente les resultó un trabajo ciertamente arduo y complicado. Pero si la fase eliminatoria constituyó un enorme trabajo por la calidad de los mismos, la fase final ya fue toda una espinosa labor. Pues en esta parte los concursantes seleccionados el día anterior pusieron toda la carne en el asador y sin titubear no escatimaron imaginación e ingenio a la hora de realizar sus platos con los cuales poder convencer a un jurado aturdido al comprobar sus miembros la enorme calidad de las distintas especialidades culinarias y reposteras. El jurado estuvo compuesto por Antonio López , Jefe de cocina del hotel Los Alfaros y presidente de la Asociación de cocineros de Córdoba; Francisco Afán, Jefe de Cocina del restaurante Casa Pepe de la Judería; Marcelino Ferrero, concejal de Feria y Festejos del Ayuntamiento de Córdoba; José Javier Rodríguez, Catedrático de Veterinaria; José Carlos García, gerente del restaurante Café de París, de Málaga, premiado con una estrella michelín; Abraham Balaguer, cocinero catalán; Manolo Rincón presentador y cocinero del programa de cocina ?Con Sabor Andaluz? de Canal Sur Televisión; Mari Sol Salcedo, periodista gastronómica y María Fernández, agente de Aduanas.



Por su parte, el jurado calificador de la modalidad de coctelería también estuvo compuesto por una serie de personas con una larga y sólida experiencia en estos menesteres. Así, sus miembros fueron: Luis Noci, maître del hotel Los Alfaros; Darío Toucedo, maître del hotel Meliá; Mari Paz Gutiérrez, directora del Instituto Andaluz de la Mujer, en Córdoba; Francisco Vázquez, maître del hotel Meliá; Miguel Osuna, director del Instituto de Enseñanza Secundaria Gran Capitán, de Córdoba y Luis Rey, delegado provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, en Córdoba. El director de este jurado fue Florencio López.

La mañana del domingo día 7 de diciembre, ultimo día del concurso, amaneció radiante y soleada. Esto permitió la celebración de un gran espectáculo ecuestre que tuvo lugar en el patio central de Caballerizas Reales donde se desarrolló este acontecimiento gastronómico. Mientras los respectivos jurados de ambas modalidades deliberaban para elegir a los ganadores, se llevó a cabo la exhibición que fue seguida por numeroso público que se dio cita en estas dependencias para seguir el resultado final de este concurso.

Antonio Francisco Caro Muñoz, Mari Carmen Rodríguez Olmedo y Pedro Joaquín Ruiz fueron, respectivamente, los ganadores de los primeros premios de cocina, repostería y coctelería. Estos dos últimos son naturales de Málaga, mientras que el primero es de la localidad cordobesa de Palma del Río. La dotación económica con la que se alzó cada ganador fue de 18.000 euros, y la estatuilla del cervatillo.

Cada vez hay mayor implicación con este certamen por parte de las administraciones públicas y empresas privadas. Así, hay que resaltar el patrocinio del Ayuntamiento cordobés, el de la Diputación Provincial, y el de la Junta de Andalucía. Ambas entidades se han unido y apoyado de manera inexorable un año más a esta iniciativa emprendida por Miguel Cabeza y su excelente equipo. Asimismo, otras tantas entidades, en este caso privadas, han mostrado todo su apoyo y adhesión con el ?Cervatillo?, como han sido entre otras, la firma carranza o el restaurante Bodegas Campo, que regenta el gran emprendedor y magnifico profesional de la hostelería, Javier Campos. A pesar de este apoyo, sin embargo, durante todos estos días en los que se celebró este acontecimiento, se sigue echando en falta, al menos, la presencia de muchos restauradores cordobeses, principalmente de la judería, pues con su ausencia demuestran una cierta adversidad a tal evento que no hace sino fortalecer de manera importante la cocina cordobesa y por lo tanto beneficiar a todo el colectivo hotelero de esta ciudad; o sea a ellos mismo que dan la impresión de no ver con buenos ojos, no sé porqué, la celebración de este magno concurso. O lo que es igual, o incluso peor si cabe, una clara desunión entre este colectivo.

Por su parte, a pesar de la importante aportación económica del Consistorio y gran apoyo prestado al evento, una de las ausencias más destacadas de este certamen, al menos en el acto final de entrega de premios, ha sido, un año más, la de la alcaldesa de la ciudad, Rosa Aguilar, quien delegó, como es habitual, en su concejal de Ferias y Festejos, Marcelino Ferrero. La no presencia de la regidora cordobesa que se repite en cada edición, es muy mal acogida entre participantes y público asistente en general, ya que el referido certamen es, como en esta ultima edición se ha podido comprobar de manera palpable, seguido por miles de personas entre las que lo presencian directamente en las propias instalaciones donde se desarrollan, como los que lo siguen a través de los respectivos medios de comunicación que se hacen eco del mismo. Por ello, todos nos preguntamos el porqué de esa falta de consideración, con la ausencia de la primera edil. Pues la verdad, no lo sé....aunque podría ser, digo yo, tal vez, quizás, a lo mejor, probablemente, es posible...¿que sea porque aún faltan unos años para las elecciones municipales?...no sé, no se Doña Rosa. El próximo año saldremos de dudas...si aparece claro.

TAGS    Vinos y Bodegas CAFÉ




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Pepe Oneto @pepeoneto

¡Que haya alivio!




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services