Hoy nos visita: Antonia Rayó Morro, que nos trae sus buñuelos y sus consejos desde Selva (Mallorca)


25-10-2010    |   


ARTÍCULOS



Los buñuelos que Antonia nos ha preparado

Ya sabíamos lo que queríamos para nuestra particular celebración de Todos los Santos: buñuelos, y queríamos los mejores, esos cuyo aroma ya nos anticipa de qué están hechos: el ingrediente variable (en este caso, patata), masa fermentada, y buen aceite, para que lleguen a nuestra boca chorreantes de sabor



Emergencia: necesitábamos a un experto. Por supuesto, he llamado a Xesc Bonnín. Respuesta instantánea: "los hago, pero se me ocurre algo mejor: traerte a la mejor buñolera de Mallorca" (que no se pique nadie!!)



Y eso ha hecho, traernos a Antonia Rayó Morro, que vive en Selva, un precioso pueblo de Mallorca



De sabor sí, pero todo tiene su técnica porque, además, algunos de ellos -como en todo, también hay distintos "diseños" de buñuelo- hay que hacer el agujerito (dichoso agujerito!!).



Tan humildes en su composición, tan aparentemente sencillos, pero al final tenemos la sensación de que son complicados. Muchos hacemos buñuelos, pero muchas veces, y sin quererlo, terminamos teniendo un auténtico churro, que no es lo mismo que conseguir unos grandes churros






Receta de Pan del Día de Muertos (México)


Antonia Rayó Morro
Trucos para una buena masa de buñuelos


- Atender a la textura de la masa para determinar si hay que añadir o no más harina o líquido: la masa no debe ser ni demasiado líquida, ni demasiado compacta. Debe separarse de las manos con facilidad, pero NO debe formar una bola tal cual sucede con algunas masas de pan






- No leudar en exceso la masa. NO es como una masa de pan, que requiere desde media a varias horas de leudado. En este caso, pueden ser 15-20 minutos, pero cuando está esponjosa ya se puede empezar el proceso de fritura



- Aunque al principio es normal tardar un poco más en el proceso de fritura, cuanta más práctica tengamos, mejor, ya que mientras realizamos el proceso la masa todavía cruda sigue levando y puede resultar más complicada de trabajar, además de que una masa en exceso leudada absorbe más aceite



- Mientras dejamos leudar la masa hay que ir preparando el aceite, ya que lo suyo es freír los buñuelos en una cazuela o freidora con cierta profundidad, por lo que el aceite tardará más de lo habitual en calentarse. Lo ideal, mientras leuda la masa, es ponerlo a fuego mínimo, para subirlo a la temperatura adecuada a los 15 minutos de haber dejado leudando la masa. Como no siempre tenemos en casa un termómetro, se pueden ir haciendo pruebas con una pequeña porción de masa: cuando echando un poco de masa vemos que flota en 3-4 segundos, es que ha alcanzado la buena temperatura



- Por tanto, para que el buñuelo quede jugoso pero no encharcado en aceite, son importantes estos dos últimos puntos: que la masa no esté en exceso leudada, y que la temperatura del aceite sea la adecuada



- Y, para la dificultad de dar forma de rosquilla a los buñuelos de viento (el famoso "agujerito")...mirad el paso a paso que hemos preparado en afuegolento...y un poco de práctica!






Antonia ha llegado, ha cocinado y ha triunfado. Es un placer ver trabajar a alguien que sabe lo que tiene entre manos. A su lado todo es muy sencillo...incluso yo he podido hacer varios buñuelos ¡¡¡CON agujerito!!!

Antonia es reposada y suave, no se altera -ni siquiera cuando durante un rato nos hemos quedado sin potencia de fuego suficiente y la masa, que debe reposar pero no fermentar fuera de tiempo, ha ido creciendo y leudando más de lo aconsejable en su burbujeo amenazante-, aquí donde la veis, es capaz de hacer con sus propias manos, sin máquinas ni extraños utensilios, 800 buñuelos en un plis-plas. De hecho, eso es lo que venía de hacer hacía unos pocos días

Y eso es seguramente lo que seguirá haciendo porque tiene buen sentido del humor, y un gran sentido del equilibrio

A ella hacer 800 buñuelos no le parece trabajoso, ni pesado. Lo hace como quien afila un lápiz, un pequeño gesto y en unos minutos...tuvimos muchos, muchos buñuelos.




Y, por fin, el premio: raya con alubias y buñuelos de postre



Xesc se ha ofrecido -todo un caballero, como siempre- a cocinar el almuerzo mientras Antonia "buñolea". Xesc ha ido al mercado, ha hecho la compra, y ha regresado con una raya extra-fresca.

Nos la ha preparado como a mí más me gusta: frita, y la ha acompañado de fragantes alubias rehogadas con ajo y perejil (y algo que no nos ha contado, pero que nos gustaría que nos dijese: Xesc! danos la receta!!)




De izq a dcha: Xesc Bonnín, Antonia Rayó Morro y yo misma

Hemos celebrado toda esta actividad gastronómica brindando con agua -hay ue seguir trabajando!- comiéndonos la raya y terminando con estas delicias dulces que Antonia nos ha enseñado a preparar





Temas relacionados:



Receta Paso a Paso (fotografías y vídeo) de Buñuelos de patata del Día de Todos los Santos




Cómo se hace: paso a paso (fotos y vídeo ralentizado) para dar forma de rosquilla a los buñuelos de viento




Todo el Menú-Afuegolento de Halloween de un vistazo


TAGS    PATATA




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services