"Cualquier problema disminuye y desaparece disfrutando en un restaurante con buena compañía"


24-06-2009    |   


ARTÍCULOS



Sergio Pazos

Sergio Pazos, actor gallego instalado en Madrid, que en numerosas ocasiones nos ha mostrado su buen saber hacer en televisión, teatro y cine, y que participó incluso en una edición del programa La Selva de los Famosos. Actualmente pueden deleitarse en el teatro con su interpretación en Maté un tipo, una comedia negra que se convierte en un drama surrealista, que yo misma recomiendo pues se come el escenario... Esta entrevista lleva bailando entre nosotros varias semanas, pero cambiábamos inesperadamente de paso, lo que nos obligaba a aplazarla. Me gustan los retos. Viernes 20:00h, quedamos en un bar del centro de Madrid, pero tras tomarnos un vino y un café, me sugiere cambiar de lugar, pues hay mucho ruido, tampoco contamos con mucho tiempo pues tiene función. La entrevista continúa siendo una jincana. Lo intentamos en varios lugares más pero no parecía que íbamos a encontrar "el sitio".

- Cuéntame Sergio, ¿qué tipo de relación tienes con la gastronomía?

-La adoro. Es mi amante preferida... Siempre está ahí cuando la necesitas, y se deja comer cuando te apetezca... Además cuanto más sofisticada, más me pone.

- ¿Vigilas tu alimentación?

- Síi... (risas), mira te cuento, sí, bastante... todas las mañanas desayuno un kiwi, una manzana, un plátano y fresas..., si hay de temporada claro. No tomo bollería industrial, poca carne, pero si es buena..., cuidado (risas). Lo que no quita que si un día te tengas que meter un cocidazo no te lo metas.

- ¿Cuál es la comida que más te gusta del día?

- De las tres o cuatro comidas que se hacen, para mí, la más social es la cena, pues por trabajo suelo estar a esas horas fuera de casa, y siempre estás un poco de tapeo y con amigos, cosa que es de agradecer. La comida es también un acto social y es bueno no perder esa costumbre de compartir. Cualquier cosita sabe más si se comparte. ¡Ojo! No quiere decir que sea tonto y si hay percebes el otro/a te los levante mientras tú hablas y hablas para demostrar que la comida es un acto social. No. No es eso.

- Continúa la frase, "cuando entro en un restaurante..."

- Normalmente me fijo mucho en la limpieza, el escaparate. Si está todo limpio parece que se preocupan ¿no? Ah, y una cosa que dice mucho del restaurante, del dueño, son los baños.

- Recordando tus viajes, ¿en qué lugar del mundo has comido mejor?

- La comida asiática me fascina, pero la verdad, como se come en España no hay tu tía. Ohh, tanta materia prima buena y tanta variedad...

(Por fin nos atiende el camarero, desbordado de trabajo, de la nueva terraza donde estamos.
- Dos copas de vino blanco, por favor
- ¿Tiene aceitunas para aligerar los vinos?
- Tenemos todo lo que hay en la carta si se pide...)



- Una anécdota gastronómica...

- Cuando salí de la Selva de los Famosos, como en Galicia me seguían mucho, un amigo mío llamado Pepe Rodrigues de La Guardia (una preciosa ciudad gallega desde la que se ve la desembocadura del rio Miño y Portugal al otro lado) que tiene bodegas, como sabía que había pasado muuucha hambre, me invitó al mayor centollo que he visto en mi vida... Lourdes, ¡era más grande que mi cabeza! Me hice una foto y todo con él. Con el centollo.

- ¿Te gusta cocinar?

- Síi, soy muy cocinillas, pero muy poco chef. Soy muy práctico y disfruto experimentando. Cocino cosas rápidas improvisando, creo que tengo buena mano para la comida. Mientras tengas sensibilidad..., y también buena mano para otras "cosas", tará rara ra rá... (Más risas)

- ¿Tienes algún ingrediente fetiche indispensable para tus comidas?

- El ajo. Si puedo se lo echo a todo. Sanísimo y siempre le da un toque muy personal. Y ya sabes como dice el refrán: "Comer ajo va bien para el karajo" (Risas).

- ¿Dulce o salado?

- Ahí está complicado... ¿Por qué hay que renunciar a la madre o a la abuela? ¡las dos te quieren! ¿A quién quieres más? No, no, podemos llevarnos bien con las dos, querer a las dos, cada una a su manera. La mamá es única y la adoras, te la comerías todos los días, pero hay otros días que te apetece comerte a la abuela por esas cosas que sólo tienen las abuelas.

- Si tienes una primera cita, ¿por qué tipo de restaurante te decides?

- El restaurante "mi cama".

- Ah, sí, ¿y dónde está ese restaurante?

- ¿Cuál era la pregunta? Vale, vale, me centro. Pues se mantiene la fama del marisco por aquello de que es afrodisíaco..., y porque la verdad es que se queda muy bien. Escoger siempre de temporada y a poder ser pescado en la ría, nada de piscifactoría. Un buen albariño, o un godello, una buena conversación, ser todo un caballero?, y a la cama. (Risotadas sonoras)

- ¿Cuál es tu primer recuerdo culinario?

- Las papas que hacía mi madre con maizena para hacer leche frita, yo le robaba la pasta cuando estaba caliente. Ah! y las lentejas de mi madre ¡uffff eran espectaculares! Ante unas buenas lentejas y un bogavante, me quedo con las lentejas, fíjate.

- Sergio, muchas gracias por tu tiempo, ¿quieres añadir algo?

- Que ante cualquier problema que tengamos, disfrutando en un restaurante con una buena compañía, el problema disminuye y desaparece. Y, por favor, masticad y saborear la comida, no la traguéis..., y esto como imperativo. ¡Ah! sí, y ¿cuándo dices que quedamos con Koldo para comer?

Por: lourdesverger@gmail.com



¿Te gusta esta entrevista? Comenta en el foro

TAGS    PESCADO CAFÉ VINO MARISCO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services