"El consumidor debe asumir sus responsabilidades"


14-08-2007    |   


ARTÍCULOS



Mª Isabel Hernández Encinas

En esta época numerosas especies de pescados se encuentran en su etapa de crecimiento. Una verano más, el FROM (Fondo de Regulación y Organización del Mercado de los Productos de Pesca y Cultivos Marinos), Organismo Autónomo dependiente del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, está promoviendo su campaña de consumo responsable de productos pesqueros: ?Pezqueñines, NO?.

Esta acción institucional tiene como finalidad difundir los beneficios del consumo responsable de los productos pesqueros, en aras de la conservación de nuestros recursos. La Secretaria General del FROM, Mª Isabel Hernández Encinas, explica los principios de la campaña "Pezqueñines NO".

- ¿Qué es un pezqueñín?

- Un pezqueñín es un pez, un crustáceo o un molusco, que no ha cubierto aún su ciclo biológico y por tanto no ha podido crecer ni reproducirse.

- ¿No es una tarea de las autoridades evitar el consumo de pezqueñines? ¿Por qué se implica al consumidor final?

- La legislación española y europea prohíbe retener a bordo de los barcos pesqueros, desembarcar y comercializar pezqueñines. Pero aunque la prohibición recaiga sobre los pescadores y los comercializadores, todos tenemos responsabilidades.

En efecto, el consumidor debe asumir sus responsabilidades puesto que él es quien decide en cada momento sobre el acto de la compra y sobre el consumo de los alimentos que componen aquella. No obstante las distintas Administraciones, y fundamentalmente aquellas que tienen competencias exclusivas sobre el comercio interior son las que deben velar y tutelar, no ya tanto la voluntad del consumidor si no la actividad comercial de los distintos operadores económicos, nos estamos refiriendo a la función que deben ejercer las autoridades locales y autonómicas.

- ¿Qué medidas toma la Administración para que el consumo ilegal de pezqueñines no se produzca?

- La Administración, por ejemplo, también tiene su responsabilidad, controlando que no se comercialicen productos pesqueros que no respeten las tallas mínimas y sancionando a los infractores. La Administración central posee poder sancionador hasta la primera venta en lonja y después las Administraciones autonómicas y locales. Para ello cuentan con diferentes medios de inspección, control y vigilancia, pero es imposible controlar todo el pescado desembarcado, por lo que es aquí donde entra en juego la responsabilidad del consumidor, que tiene el poder de romper la cadena, ya que si no comemos pezqueñines, éstos no se venderán y por tanto no se pescarán.

- ¿Quién establece las tallas mínimas? ¿Son fiables? ¿Existen estudios que las avalen?

- Las tallas mínimas se establecen mediante el estudio de la biología de las especies, y se corresponden, normalmente, con la talla correspondiente a la edad a la cual una determinada especie está preparada para reproducirse y de esta forma renovar la población de la que procede antes de ser pescada.

- ¿Cuáles son las razones principales para no comer pezqueñines?

- En primer lugar los recursos pesqueros son limitados y todos somos responsables de su futuro. Respetando las tallas mínimas mantenemos el equilibrio ecológico de los mares, contribuimos a una explotación sostenible de los recursos y ayudamos a recuperar los caladeros. Consumiendo pezqueñines estamos desaprovechando una gran fuente de proteínas. Una pescadilla de 60 gr. pesará 2 Kg. dentro de 2 años. Además, en un pez inmaduro la proporción de espinas, piel y vísceras es altísima respecto a un ejemplar adulto. En definitiva respetando las tallas mínimas colaboras al mantenimiento de la actividad pesquera, ayudando a la estabilidad laboral de las personas que trabajan en este sector, más de 50.000 empleos directos.

- ¿Por qué se lanza la campaña durante los meses de verano?

- A finales de agosto y septiembre es época de alevines. Ha pasado el tiempo suficiente desde la eclosión de los huevos en el mar y los ejemplares de numerosas especies se encuentran ahora en un punto de crecimiento que, si se altera, se perjudica seriamente al mar. Esquilmar los recursos marinos va en contra de las posibilidades alimentarias futuras de todos.

Unidad móvil de la campaña

- ¿Cuáles son los objetivos de esta campaña?

- Queremos informar a los ciudadanos acerca de lo establecido y reglamentado en cuanto a las tallas mínimas de las especies pesqueras más consumidas en nuestro país, especificando y favoreciendo su comprensión y relación entre especie y talla. Un segundo objetivo es concienciar y sensibilizar al ciudadano sobre la importancia que tiene la defensa, conservación y respeto de las distintas especies pesqueras que consumimos.

- ¿Qué papel juegan los ciudadanos respecto al no consumo de los pezqueñines?

- Queremos generar una concienciación ciudadana orientada a convertirnos todos en auténticos protagonistas en el respeto de las tallas reglamentarias de los productos pesqueros. Como ya hemos mencionado, debido al producto de cuyo ?no consumo? tenemos que informar, hemos de contemplar no sólo a los consumidores finales, sino a aquellos canales y sectores que intervienen en el proceso de comercialización y cuya responsabilidad es para todos por igual:

? Pescadores: por ser el primer eslabón de la cadena.

? Pescaderos: ellos ofrecen al consumidor el producto.

? Restauradores: por ser un punto de ?venta? muy importante, teniendo en cuenta sobre todo en época de su mayor consumo.

? Consumidor final: ellos deciden su compra y como tales pueden interferir en el consumo

- ¿Qué aspectos de la campaña podemos destacar este año?

Hemos creado un nuevo código de comunicación e información de las tallas mínimas.

- ¿En qué consiste ese nuevo código de comunicación?

- Hasta ahora habíamos trabajado facilitando las medidas reales de los inmaduros, es decir, dando la información en centímetros. Esta vez para que la educación en el respeto de las tallas mínimas sea mucha más nemotécnica y en definitiva mucho más fácil para todos, aportamos algo más que esa indicación de especie-medida, algo que además de hacer la información comprensible, asegure un alto nivel de recuerdo en el tiempo. Proponemos una sencilla comparación.

- ¿Qué comparación es esa?

- Establecemos comparaciones entre las tallas mínimas de las especies seleccionadas y objetos habituales y cotidianos de nuestra vida diaria para que nuestro público objetivo los relacione automáticamente. Algo tan sumamente fácil y cotidiano como comparar los 11 cms. de la sardina con una lata de coca-cola; o los 12 cms. del boquerón con un billete de 5?; a los 27 cms. de la merluza con un plato llano.

Entrevista facilitada por el FROM

TAGS    MERLUZA PESCADO TINTO DE VERANO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services