LA CARNE, Pecado o Placer


04-05-2011    |   


ARTÍCULOS



Hace casi dos años, probé una hamburguesa en un local de Madrid, que hacía una propuesta 100 % americana, el ambiente, los aromas, el servicio, la disposición de mesa y salsas, todo me hizo sentir como en un viaje relámpago a alguna reunión en la Gran Manzana.

Disfrute como hacía mucho tiempo que no lo había hecho, sentí que la carne de aquella hamburguesa tenía unas fragancias y sabores que nada tenían que ver con el producto que se ofrece en la mayoría de lugares que ofrecen hamburguesas y que los propios consumidores han situado en esos nichos de “comida rápida” e incluso otros adjetivos de peor valoración.
Tal fue el disfrute que llego hasta mi  ese sentimiento de culpabilidad que todo hombre siente tras el gran placer, entonces la duda lleno mis pensamientos ¿sería pecado?

Ante la duda, he continuado pecando, pues el placer siempre es mas fuerte y he vuelto a  New York Burger(C/ General Yagüe, 5. Madrid.     Tel. 91 770 30 79            www.newyorkburger.es)   

Desde Abril, hacen una propuesta extraordinaria, para los que quieren llegar al máximo y además de sus hamburguesas de 160, 250 y 350 gramos, ofrecen la posibilidad de 500 gramos, y siempre al punto que te gusta. 

Ayer la probé y decidí no confesar mis pecados, pues no me encuentro con fuerzas de hacer la penitencia requerida.




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Ernesto Gallud

Comunicador y cronista gastronómico. Promotor del disfrute armonizado entre la comida y el vino.




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services