La comida que imaginan tus hijos


06-03-2015    |   


ARTÍCULOS



Cada vez es más difícil recuperar la atención de nuestro hijo. Por eso la comida es un momento de relax para todos. Papá, mamá y el peque se sientan a la mesa y hablan de lo que ha pasado en el cole. Pero no siempre es así, y es que como a papá y mamá se les haya ocurrido hacer una comida que “no me gusta”... los morros crecen y ya no hay vuelta atrás: nuestros papás nos caen mal, por lo menos, durante el tiempo que dura la comida en el plato. Hay cientos de miles de formas de hacer que se coman lo que no quieren, desde el “no te levantas hasta que te lo acabes” hasta el guardar el plato en la nevera para la merienda, la cena y, si me apuras, el desayuno del día siguiente. También hay nuevas formas de educar a nuestros niños, y es que hay muchos padres que prefieren “no hacerle sufrir” y directamente no le ponen comida que no le gusta. Nunca.      El pescado es quizás, junto con las verduras, lo que menos les gusta comer a los niños. Malas caras, llantos y pataletas nos esperan en casa cuando decidimos que nuestros hijos coman algo de pescado.  Pero no nos vale la solución de dejar de ponerle pescado para que no vuelva a armar la gorda. Como nos decían ya nuestras madres, el pescado tiene proteínas, vitaminas, ácidos grasos, minerales, calcio... (ellas simplemente nos decían que era muy bueno y te volvía más listo, pero Google nos lo explica con más detalle). Es por esto que cientos de madres nos dedicamos a inventarnos recetas que lo escondan lo máximo posible y les ponemos nombres divertidos para que nuestros niños no sospechen que les estamos haciendo comer pescado. Yo tengo una, heredada de mi madre, por supuesto, en la que preparo un delicioso “pescadito rosa”, que no es más que pescado con patata cocida y ketchup, y veréis lo rápido que se lo comen.    Pero Isabel, la conservera de atún más conocida y reputada de España, me ha descubierto la mejor solución, además de rápida, que seguro que a vosotros también os sorprenderá: la nueva gama infantil de platos preparados esconde el atún en deliciosas albóndigas y hamburguesas que nuestros hijos no podrán resistirse a comer. Se me han acabado los quebraderos de cabeza, el inventar miles de excusas para engañar a los más peques y que se coman el pescado sin decir un “puaaaaaj” enorme y mirarme mal el resto de la tarde. Se acabó el volverse locos para conseguir que nuestros “angelitos” se lo coman todo sin pensar ni un momento que no les gusta.    La conservera, con el fin de divertirnos a nosotros y a nuestros hijos, nos ha propuesto un juego para realizar con los niños, y el resultado nos ha dado muchas ideas de cómo hacer que los más pequeños se coman el pescado sin rechistar. Nos han propuesto preguntarles directamente a ellos, los más sinceros comensales que nos podemos encontrar en esta vida, y también los más exigentes. “La comida que imaginan tus hijos” es una forma diferente de conocer los gustos de los reyes de la casa y que resulte más fácil que se coman el pescado. Por esta razón hemos jugado con María y Silvia, las dos niñas de la casa. A ellas no les vale saber lo bueno que es o la cantidad de fósforo que tiene, a ellas el pescado no es gusta nada. Eso sí, cuando las sentamos en la mesa y les damos unos rotuladores, las malas caras y se ponen a dibujar como locas su plato favorito.    Silvia, entusiasmada con el dibujo, coge tres colores y nos dice que no necesita más: va a dibujar el plato que mejor prepara su mamá. Nos cuenta que su comida favorita son los espaguetis, a los que ella llama “esbaretis”. Con sus rotuladores de colores, la pequeña dibuja un enorme plato de pasta con atún, que dice que come todos los viernes porque los viernes son un poco fiesta. Según ella, el atún no puede ser pescado “porque está rico, y el pescado nunca está rico”, y convencidísima, nos explica detalladamente su teoría sobre el atún.     El atún tradicionalmente enlatado, por lo tanto, sería perfecto para preparar la comida favorita de Silvia, que no rechistó ni un poquito cuando le dimos la lata para que la echase sobre sus “esbaretis”.    María es otra niña a la que no le gusta nada el pescado, y le hemos pedido que nos dibuje su comida favorita. También con su arsenal de colores, María se pone manos a la obra y dibuja sin descanso. Para nuestra sorpresa, la pequeña no dibujó pasta o pizza, como harían todos los niños, sino que dice que lo que más le gusta en el mundo son las albóndigas que prepara su padre. “Con salsita roja de esa”, dice que están deliciosas y le encantan para cenar los días que llega cansada del cole.     Y para esto, Isabel tiene una solución mejor incluso que la anterior: su nueva gama infantil de platos preparados incluye unas estupendas albóndigas de atún que cuentan con los nutrientes del pescado azul y la deliciosa receta que nuestra madre preparaba cuando éramos pequeños. Esta receta, además de tener las propiedades del pescado azul, tiene Vitamina E y Niacina (B3), buenas para el corazón y el crecimiento. Además, esta receta también tiene Omega 3, un ácido graso que también tiene beneficios para el corazón de nuestros hijos y les ayuda en su crecimiento.    Todas las proteínas del pescado, el fósforo, los ácidos grasos, las vitaminas y el calcio que el atún tiene de forma natural combinados con las recetas tradicionales que encantarán a nuestros hijos. Isabel nos ofrece la posibilidad de sorprender a nuestros niños con hamburguesas de atún también, que tienen los mismos componentes que las albóndigas y, además, Vitamina D y Vitamina B12, ambas necesarias para el correcto desarrollo del cuerpo y que los pequeños crezcan sanos y fuertes.    Así es como han jugado nuestras niñas, ¿y los vuestros cómo quieren comer atún Isabel?   (Publirreportaje)  

TAGS    PATATA PESCADO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services