LOS VINOS DE FREIXENET DE MEXICO


15-08-2013    |   


ARTÍCULOS



El vino regocija el corazón del hombre, y

la alegría es la madre de toda virtud.

JOHANN WOLFGANG GOETHE (1749-1832)

Las principales áreas vitivinícolas en México están ubicadas en los estados de Baja California, Coahuila, Querétaro, Aguascalientes, Zacatecas y Guanajuato. Baja California, a mi parecer, viene a ser el equivalente al estado de California  ---en el vecino país del norte---, pues en ambas entidades la producción es mayoritariamente  crecida (en repetidas ocasiones se ha mencionado que allá y acá asciende al 80% de la producción nacional). En Baja California la zona más conocida es el Valle de Guadalupe, muy próximo a la ciudad portuaria de Ensenada, pero también figuran, con creciente importancia, los Valles de  Santo Tomás, San Vicente, San Antonio de las Minas y Ojos Negros.

De las áreas mencionadas líneas arriba el Estado de Querétaro viene cobrando, al presente, señalada vigencia por el volumen y la calidad de los vinos allí elaborados, a más de que las bodegas vitivinícolas que se han asentado en esta entidad, tan próxima a la ciudad de México, han venido realizando una encomiable tarea de difusión del vino, lo que se inscribe, con mayúsculas, en lo que hoy en día es denominado Enoturismo.  

En algún artículo referente a la historia del vino en México escribí que los colonizadores de la Nueva España encontraron en diferentes lugares vides silvestres (Vitis rupestris, Vitis labrusca y Vitis berlandieri), diferentes de la Vitis viniferaeuropea, que es la especie más apropiada para elaborar vinos de calidad. Y que corresponde a Hernán Cortés el mérito de haber sido el principal promotor del cultivo de la Vitis vinifera en lo que hoy en día es México, el primer sitio del continente americano donde comenzó a cultivarse regularmente la vid. El 20 de Marzo de 1524 Cortés firmó el decreto mediante el cual se ordenaba que cualquier vecino que tuviese indígenas en repartimiento, quedaba obligado a sembrar mil sarmientos por cada cien aborígenes a su cuidado.. Ya desde aquel tiempo se comenzó a practicar la injertación de la Vitis vinifera en cepas autóctonas, lo que  entonces no se hacía en ningún otro país del mundo.

Cabe agregar que el viñedo de la Nueva España comenzó a extenderse a partir de la ciudad de México, capital del virreinato más floreciente de la metrópoli hispana, hacia las regiones septentrionales: Querétaro, Guanajuato y  San Luis Potosí, alcanzando posteriormente un gran desarrollo en el Valle de Parras,  y luego en Baja California, donde los misioneros jesuitas propagaron el cultivo de la vid. De la Nueva España fueron llevadas las viñas a América del Sur, alcanzando en Perú, Chile y Argentina formidable desenvolvimiento. También de la Nueva España fue llevado el cultivo de la vid a lo que hoy es Estados Unidos de América, ya que en 1769 Fray Junípero Serra llevó las vides desde Loreto, en Baja California, a la entonces Alta California. La primera misión que fundó ese monje franciscano fue la de San Diego de Alcalá (en torno a la cual creció la actual ciudad de San Diego), y los viñedos por él sembrados constituyen el antecedente directo de la pujante industria vitivinícola californiana.

Por lo que respecta a la vitivinicultura contemporánea en el Estado de Querétaro, diré que en la década de los años sesentas, del siglo pasado, Francisco Domenech comenzó a sembrar vides  en la zona de San Juan del Rio, donde la altitud es de dos mil metros sobre el nivel del mar. (He leído que esa región era llamada Valle del Río San Juan, por el cauce fluvial que lo baña, y hoy en día es conocida como San Juan del Río). Allí fue establecida la bodega vitivinícola Cavas de San Juan, que por muchos años gozó de prestigio, por la calidad de sus vinos, de la marca “Hidalgo”.

Años después, en las inmediaciones de la población de Tequisquiapan, en San José de Buenavista, la empresa Martell de México estableció la bodega llamada Sofimar, donde eran elaborados excelentes vinos de la marca “Clos San José”, blancos y tintos, así como el excelente brandy “Cheverny”. Esta compañía duró pocos años funcionando.

En la década de los años ochentas, del siglo pasado, fue creada, en San Juan del Río, bodega “La Madrileña”, de la familia Velasco, que por algunos años produjo vinos de aceptable calidad.

La bodega vitivinícola más importante en el Estado de Querétaro, tanto por el volumen de producción como por la encomiable calidad de sus vinos, es Freixenet de México. En el año 1978 la compañía catalana Grupo Freixenet adquirió los terrenos para establecer una bodega vitivinícola en el Estado de Querétaro. Ese predio rústico llevaba el nombre de Tabla del Coche, en el municipio de Ezequiel Montes, al norte de la ciudad de Tequisquiapan.  Cuatro años más tarde comenzó la siembra de los viñedos y en 1984 tuvo lugar el embotellado de los primeros vinos espumosos, siguiendo el  llamado “Método Tradicional”  (anteriormente denominado “Método Champañés, que en lengua francesa recibe el nombre de  “Methode Champenoise”), de la marca Sala Vivé, en honor a la fundadora de la empresa. El día 10 de noviembre de 1986 fue  inaugurada la planta Freixenet en México, en las goteras de la población de Ezequiel Montes, en el kilómetro 40.5 de la carretera San Juan del Río a Cadereyta. Allí se localiza esta hermosa finca, llamada Hacienda Doña Dolores.

Fue escogido ese sitio, a una altitud de 2.031 metros sobre el nivel del mar,  porque las tierras calcáreo-arcillosas son apropiadas para sembrar diferentes variedades de uvas como Chardonnay,  Ugni Blanc, Macabeu, Merlot, Cabernet Sauvignon y  Pinot Noir,  entre otras.  Las cavas subterráneas de esta empresa ocupan una parte del predio rural de cincuenta hectáreas,y se ubican a una profundidad de veinticinco metros, donde la temperatura es casi constante de doce grados centígrados durante todo el año. Allí reposan aproximadamente cuatro millones de botellas. La producción de los vinos tranquilos representan el 5 % del total (75.000 litros), y el de vinos espumosos (elaborados conforme al Método Tradicional) corresponde al 95%, cantidad equivalente a 1.5 millones de litros. .. En estas hermosas edificaciones diariamente tienen lugar visitas de personas deseosas de conocer las interioridades de una planta vinícola, y durante todo el año  son realizados infinidad de festejos gastroenológicos, así como diversas exposiciones y conciertos, que reúnen a miles de visitantes.

El Grupo Enológico Mexicano ha realizado, desde enero de 1995 y hasta el día 13 de agosto de 2013,  doscientas treinta y tres catas “ciegas” de vinos elaborados en  veinte países. En  ese crecido número de degustaciones, tendientes a conocer las cualidades y características organolépticas de los caldos evaluados, se han registrado numerosas repeticiones en la presencia de las empresas participantes. Este es el caso de la bodega vitivinícola Freixenet de México ---sita en el municipio de Ezequiel Montes, en el estado de Querétaro---, cuyos vinos han sido evaluados previamente en seis ocasiones, siendo la más reciente la correspondiente a la cata número 221, celebrada el lunes 13 de agosto de 2012.

De esas seis catas quiero destacar quizá como la más insólita la número 171, que vino a ser la Primera Cata en México en Globo Aerostático, celebrada en la población de Tequisquiapan, Querétaro. En las primeras horas de la mañana del sábado 21 de marzo de 2009  ---a las seis horas, cuando los vientos son propicios para que los globos se eleven hacia el cielo---  los catadores del Grupo Enológico Mexicano abordaron cuatro globos, para ascender a una altura de mil metros sobre el nivel del suelo, y a bordo de esos vehículos aéreos efectuaron la cata de tres vinos: un espumoso, un blanco y un tinto. Una degustación aérea de este tipo nunca antes había sido realizada en México.

La cata “ciega” mensual número 233  del  Grupo Enológico Mexicano, correspondiente al mes de agosto de 2013, tuvo lugar en el salón “Decanter”, del hotel St. Regis México City. Ese día fueron degustados  ocho vinos de Freixenet de México, bodega de la cual es l enólogo el catalán Lluis Raventós Llopart. ..

La Mesa de Catadores estuvo integrada esa tarde por los siguientes enófilos: Patricia Amtmann,  Joaquín López Negrete, Darío Negrelos, Juan Ignacio Torreblanca, Salomón Cohen, Rafael Fernández Flores, Carlos Ruíz González, Mauricio Romero y Miguel Guzmán Peredo.

En estas degustaciones analíticas, en las cuales los catadores ignoran la marca y la procedencia del vino que van a degustar  ---motivo por el cual reciben el nombre de  “ciegas”---,  los enófilos que participan en esas degustaciones sensoriales califican las características visuales, olfativas y gustativas de cada uno de los vinos, escribiendo junto con la puntuación otorgada en cada uno de estos tres renglones, sus comentarios respecto al color, al aroma o bouquet y al sabor de cada uno de los vinos sometidos al examen organoléptico de los miembros de la Mesa de Catadores que en esa ocasión participaron en dicha degustación. Una vez que los jueces analizaron esas características sensoriales, y que se tiene inmediato conocimiento de cuál fue la calificación alcanzada por cada vino (momento éste en el que son descubiertas las botellas –las cuales se hallan dentro de bolsas de tela que muestran el logo de este Grupo-- y se conoce de qué vino se trata en cada caso), cada catador  formula en voz alta sus propios comentarios, con la finalidad de escuchar las opiniones de los restantes catadores, enriqueciéndose, de esta manera, el imparcial juicio emitido por cada uno de esos enófilos.

Las calificaciones están basadas en los parámetros que maneja el Grupo Enológico Mexicano. Aquellos vinos cuya calificación oscila entre los 50 y los 59 puntos son considerados “no recomendables”. Si la puntuación se halla comprendida entre los 60 y los 74 puntos, son juzgados “bebibles”. Una calificación entre los 75 y los 84 puntos permite evaluarlos como “buenos”. Si el puntaje oscila entre los 85 y los 94 puntos, son juzgados “muy buenos”. En el caso de que la calificación esté comprendida entre los 95 y los 100 puntos, entonces alcanzan la categoría de “extraordinarios”.

Los resultados fueron los siguientes:

Vinos espumosos:

1.- Viña Doña Dolores Brut Nature Gran Reserva, sin añada.  Coupage de 40% Saint Emilion, 40%  Macabeo, 15% Chenin Blanc y 5% Pinot Noir. 12.0% Alc. Vol.  Crianza mínima de 24  meses en botella, sobre las lías, después de la segunda fermentación.. Calificación: 81.77   puntos. Precio: $ 194.00

2.- Viña Doña Dolores Dulce, sin añada. Coupage de 40% Saint Emilion, 40%  Macabeo, 15% Chenin Blanc y 5% Pinot Noir. 12. 0% Alc. Vol.  Crianza mínima de 18  meses en botella, sobre las lías,  después de la segunda fermentación. Calificación: 81.66   puntos. Precio: $ 138.00

3.- Viña Doña Dolores Rosé Brut Nature, sin añada. Coupage de 90% Pinot Noir y 10% Macabeo. 12.0%  Alc. Vol. Crianza mínima de 18 meses en botella, sobre las lías, después de la segunda fermentación.  Calificación: 80.33   puntos. Precio: $ 153.00

4.- Viña Doña Dolores Chardonnay Brut Nature, sin añada.  Monovarietal 100% Chardonnay. 12.5%  Alc. Vol. Crianza mínima de 12 meses en botella, sobre las lías, después de la segunda fermentación. Calificación: 80.00    puntos. Precio: $ 242.00

Vino Rosado:

Viña Doña Dolores Merlot, cosecha 2012.   Varietal 100% Merlot. 12.5% Alc. Vol. Calificación: 79.75  puntos. Precio: $ 119.00

Vinos Tintos:

1.- Viña Doña Dolores Crianza, cosecha 2011  Coupage de 60% Cabernet Sauvignon y 40%  Malbec. 12.5% Alc. Vol. Crianza de 8 meses en barrica estadounidense y posterior reposo en botella durante 8 meses. Calificación.85.00    Puntos. Precio: $ 193.00

2.- Viña Doña Dolores  4 Regiones, cosecha  2009.  Coupage de Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Malbec, Tempranillo, Merlot y Syrah (uvas procedentes de Aguascalientes, Guanajuato, Querétaro y Zacatecas). 12.5% Alc. Vol. Crianza de 4 meses en barrica nueva francesa y estadounidense.  Calificación: 83.66   puntos. Precio: $ 312.00

3.- Viña Doña Dolores Merlot Gran Crianza, cosecha 2010.  Varietal 100% Merlot. Uvas procedentes de Querétaro y Aguascalientes. 12.5% Alc. Vol.  Crianza de 10 meses en barrica de roble estadounidense y posterior reposo en botella durante 6 meses. Calificación:    83.33  puntos. Precio: $ 298.00

Los catadores eligieron mejor etiqueta la del vino tinto 4 Regiones.

Al finalizar la cata evaluativa los catadores disfrutaron de una exquisita cena, diseñada por Guy Santoro, Chef de Cuisine del hotel St. Regis México City, y preparada por Luis Rodríguez, Sous chef del mismo establecimiento. El deleite culinario comenzó con el Amuse-bouche, que consistió en una mini tartaleta de foie-gras. El primer platillo fue un Rosetón de Langostino de Rio Princesa (Parfait de Crustáceos Marguerite d’Ecrevisses Princesse). En seguida sirvieron Crema de Calabaza de Castilla con Trufas Negras, Hongos Silvestres y Avellana Tostada (Crème de Potiron  aux Truffes Noires, Champignons Sauvages et Noisette Grillée). El guiso principal fue  Medallones de Corderocon Romero, Tian de Berenjena y Jitomate al Pesto (Noisettes d’Agneau au Romarin, Tian d’Aubergines et Tomates au Pistou). El postre fue Fondant de Avellana con Helado de Vainilla (Fondant au Noisette Glace Vanille).

Los vinos espumosos para acompañar estos guisos fueron los siguientes:  Viña Doña Dolores Brut Nature Gran Reserva, sin añada  y Viña Doña Dolores Chardonnay Brut Nature. Y los vinos tintos Viña Doña Dolores  4 Regiones, cosecha  2011 y Viña Doña Dolores Merlot Gran Crianza, cosecha 2010,

guzmanperedo@hotmail.com

TAGS    VINO TINTO DE VERANO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 1 comentario(s)


   pablo bucareli , 15-03-2016
Si por sus precios los reconocereis, estamos ante un descubrimiento: los vinos producidos por la.Finca Doña Dolores, son dignos a tener MUY en cuenta. Y seguir, tambien, muy de cerca, las actuaciones de la Casa Freixenet, pues al parecer esta crean caldos extraordinarios.
Lo de 'la cata.aerostatica' ya lo conocia y me parece algo de un refinamiento y sofisticacion sin parangon.
Para cuando una presentacion similar en España; y a mas a mas, para cuando la.distribucion de tales productos en nuestro pais... Enhorabuena



Miguel Guzman Peredo




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services