Puerto Cristal, el mejor Restaurante de Puerto Madero


06-04-2010    |   


ARTÍCULOS





"Bienvenido a Puerto Cristal, la mejor propuesta gastronómica en Puerto Madero, la zona más bella y segura de Buenos Aires, lo esperamos con una sonrisa cordial y una copa de bienvenida". Es el anuncio de la dirección de este lujoso Restaurante sito en Avenida Alicia Moreau de Justo nº 1082, que en octubre de 2009 cumplió 14 años de "Compromisos y Calidad", de próspera actividad en contínuo crecimiento. Puerto Cristal ha sabido incrementar su prestigio basado tanto en la calidad y frescura de sus platos, como en el esmerado servicio y la cuidada atención del personal. El local es dirigido por D. Pablo Cattaneo.

El Puerto Cristal tiene capacidad para 400 comensales. El local dispone de una terraza acondicionada con vista al río. Hay salones para eventos sociales y empresariales y párking exclusivo. Ofrece una cocina internacional, platos clásicos y modernos y con especial cuidado en su preparación. Las pastas caseras se elaboran artesanalmente,

La Frittata

las carnes de primerísima calidad se sirven preparadas al tradicional estilo argentino y en su punto justo. Es notable la frescura, calidad y variedad, así como la magistral preparación con especialidad en pescados y marisco, donde destacan la Merluza Negra y la exclusiva Frittata Puerto Cristal. Aunque el término frittata (con dos t), siendo palabra italiana, puede ser interpretado a la manera de este país, que se hace con huevos como la tortilla española, mientras ésta del Cristal es un gustoso frito de mariscos.

Un riquísimo y variado menú que cuenta con más de 150 platos, que sólo un gran restaurante puede ofrecer, por supuesto, con una plantilla de cocina eficiente y altamente profesional. Cada día en las sugerencias hay 6 entradas, 7 platos principales y 2 postres. El menú Ejecutivo (45 Pesos), de lunes a sábado al mediodía, lleva 4 entradas, 6 platos principales y 2 postres a elegir. Y otros tantos a elegir, todos los días a mediodía y noche, en el menú Puerto Cristal (75 Pesos). El gran menú a la carta es subdividido: 12 entradas frías, 11 entradas calientes, 7 ensaladas, 3 pastas secas de sémola, 9 pastas caseras, 23 pescados y mariscos, 9 especialidades en carnes, 10 parrillas, 5 aves, 8 guarniciones y 18 postres.

Y si la cocina del Cristal es de alto nivel con un amplío surtido de platos, no de menos lo es también la bodega que guarda en la ?gran cave? a más de quinientas etiquetas de vinos entre blancos, tintos y gran reservas, unas cincuenta de espumosos y una docena de champagnes de las más importantes casas francesas, todas de grandes bodegas selectas de Latinoamérica y Europa. El Cristal merece ser destacado en la categoría de restaurante de lujo por su refinada cocina y gran variedad de vinos, capaz de satisfacer hasta a los gourmets más exigentes.



Cuando un error produce éxito: es la historia de Puerto Madero. Hacia mediados de la década de 1870, dado el desarrollo económico que atravesaba el país en los últimos años, ya era claro que se debía convertir el vetusto puerto porteño en algo más apto para la recepción y el envío de pasajeros y productos. Desde su fundación, Buenos Aires tuvo la funcionalidad portuaria, pero la ciudad no poseía de un puerto efectivo para realizar las diferentes transacciones, por lo que los barcos y embarcaciones debían arribar a una considerable distancia de la costa en las amplias playas naturales que ofrecía el estuario del Río de la Plata. De ahí, en barcazas y carretas se hacía el traslado de las mercaderías hasta la costa. Ya a mediados del siglo XIX se intensificó la necesidad de un puerto y muelle en el río de la Plata, por la gran dinámica económica reflejada en las exportaciones e importaciones, y por consiguiente la venida de grandes embarcaciones de intercambio comercial. Entre los varios proyectos, el que presentó Eduardo Madero, proponía un puerto con un diseño de diques cerrados intercomunicados, fue aprobado por el congreso nacional en 1882.







Las obras de construcción del puerto iniciaron en 1887 y finalizaron en 1897, pero lamentablemente, debido al notable aumento del comercio portuario internacional a fines del siglo XIX y principios del XX trajo apareado el aumento del porte de las barcas, circunstancia ésta que provocó la prematura insuficiencia del puerto de diques, por lo que se tuvo que crear otro puerto llamado el Nuevo Puerto (1911-1925) el cual tomaría el rol portuario principal de la ciudad, dejando en una obsolescencia y deterioro de aproximadamente cien años del Puerto Madero. Fue así que por no haber previsto ese gran desarrollo, un siglo después, ese "error" se convirtió en un gran negocio como efectivamente acabó por concretarse.

Desde sus inicios, Puerto Madero estuvo destinado a convertirse en un proyecto exitoso. En 1989, cuando se tomó la decisión de urbanizar e incorporar definitivamente estas 170 hectáreas a la ciudad, la zona se encontraba abandonada y era apenas un testimonio sombrío de un puerto obsoleto, un obstáculo entre Buenos Aires y su río. Rápidamente, el nuevo barrio desplegó un enorme potencial: su urbanización privilegiada, a pocos metros del centro porteño, lo transformaba en terreno fértil para las inversiones inmobiliarias. Sin embargo, lo que distinguió a Puerto Madero fue su planificación estratégica: desde el principio, su urbanización estuvo regida por pautas y plazos claramente establecidos, haciéndola previsible para desarrolladores e inversores.



El deterioro y desuso del puerto no era indiferente para muchos, debido principalmente a su posición estratégica en la ciudad, lo que llevó a que muchos planes intentasen integrar al puerto como parte funcional de la ciudad. Como lo afirma Javier Ramos: "Efectivamente entre 1920 hasta la actualidad no dejaron de surgir propuestas para incorporarlo a la ciudad como expansión inmediata del área central capitalina, respetando, desde luego, su carácter emblemático (de puerta de la ciudad) y localización estratégica".

Poco a poco Puerto Madero fue tomando su forma actual, dando lugar a la constitución de un nuevo barrio que conjuga lo histórico con lo moderno, recuperando y revalorizando el espacio público y la relación con el sector costanero. Así, en poco tiempo, se posicionó primero como un pujante centro turístico y gastronómico, para consolidarse luego como zona residencial y sede de edificios corporativos. En su paisaje conviven historia y vanguardia, su silueta arquitectónica rescata los símbolos del pasado portuario y los combina armoniosamente con el lujo y el confort de las construcciones modernas.

Matteo Gaffoglio y Pablo Cattaneo

Hoy Puerto Madero es un ejemplo mundial de intervención urbana. Actualmente, el barrio se encuentra en pleno proceso de expansión y consolidación. Alrededor de 10.000 personas ya viven en la zona y en los próximos años se espera la llegada de nuevos vecinos, cuando se habiten los complejos en construcción. En los últimos 5 años, el precio de sus propiedades no ha dejado de crecer a ritmos y valores muy superiores al resto de la ciudad. Tanto viviendas como oficinas ofrecen una renta en dólares similar a la de las principales capitales del mundo, pero demandan un desembolso mucho menor. Por eso, es reconocido como el barrio más cosmopolita e internacional de Buenos Aires.

Puerto Madero es sin duda el barrio más femenino de la ciudad. En 1995, cuando comenzaba la urbanización de la zona, una ordenanza municipal decidió inscribir con nombre de mujer a las calles y parques que surcan el nuevo barrio, rindiendo homenaje a destacadas (pero en muchos casos desconocidas) mujeres argentinas y latinoamericanas. En todos los casos se trata de heroínas que lucharon con valentía contra los perjuicios de su época. Revolucionarias en el cabal sentido de la palabra, que abrieron el camino para el logro de derechos civiles y políticos que hoy parecen naturales.

Y brotan los rascacielos





¿Te gusta este artículo? Comenta en el foro

TAGS    Vinos y Bodegas Restaurantes MERLUZA MARISCO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)






Matteo Gaffoglio

Comunicador y experto en gastronomía




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services