Parador Málaga Golf, Guisos Marengos y de la Comarca | Hoteles y Alojamientos España


30-07-2010    |   


ARTÍCULOS





El célebre Parador Málaga Golf de Málaga, reino de los golfistas, con los Guisos marengos presenta un recorrido por la historia de la cocina marinera y de la comarca malagueña, expresados en breves bocados para saborear la cultura y tradición de sus productos. Los huéspedes pueden degustar este menú hasta el 20 de diciembre. Pero antes se presenta su interesante historia, con sus atrayentes y originales recetas de antaño.

De la Malaca romana a la edad moderna. La arqueología gastronómica y los origines de estos guisos son de olor, color y sabor de Al-andalus, los potajes y cocidos de herencia sefardí y finalmente el cerdo, llegado de Castilla. Las romerías son gastronomía y fiesta ó fiesta y gastronomía, como la matanza; por ello, se hace un recorrido por las comarcas malagueñas desde la llanura o comarca de Antequera, pasando por la Serranía de Ronda y la Axarquía o comarca Oriental, Málaga y la costa occidental o Garbia y la cuenca del Guadalhorce.

El territorio que ocupa la actual provincia de Málaga estuvo habitado desde tiempos remotos, como prueban el conjunto de dólmenes de Antequera, las pinturas rupestres de la Cueva de la Pileta en Benaoján, y la Cueva del Tesoro en Rincón de la Victoria o la cerámica encontrada en Nerja. Durante la segunda mitad del siglo VI a.C. es la transición entre época fenicia y púnica de la ciudad, y se abandonaron la mayoría de las colonias fenicias.
Posteriormente, los romanos unificaron a las gentes de las costas y del interior bajo el común poder romano; además se establecieron colonizadores itálicos que explotaron los recursos naturales y trajeron el latín y unos usos y costumbres que cambiarían la vida de los pobladores existentes.

Durante esta época, el Municipium Malacitanum es punto de tránsito dentro de la Vía Hercúlea, dinamizadora de la ciudad tanto económica como culturalmente, al comunicarla ésta con otros conclaves desarrollados de la Hispania interior y con los demás puertos del Mediterráneo. La riqueza del territorio obedecía a la agricultura de la zona interior y a la abundancia pesquera de las aguas que bañan el litoral. Entre los productos malagueños que alcanzaron fama debe destacarse el garum malacitano que llegó a tener gran fama en la capital del Impero. Tras la invasión germánica a principios del siglo VIII comienza el derrumbe de la monarquía goda y, a mediados de este mismo siglo, comienza la penetración del Islam en la Península Ibérica desde las costas del Norte de África. Este fenómeno se observa en la provincia de Málaga con el asentamiento de nuevos pobladores, árabes y beréberes y también con la huida a los montes de la población indígena.

Tras la conquista árabe la ciudad formó parte de la región musulmana de Al Andalus, llamada por ellos Málaga. Se convirtió en ciudad floreciente, rodeada por un recinto amurallado provisto de cinco grandes puertas y con gran cantidad de arrabales y barrios así mismo amurallados, dentro de los que evolucionaban los adarves, salpicados de huertas a orillas del Guadalmedina. Ya en la Edad Moderna, Málaga se convierte en un lugar de salida para los excedentes agrícolas de los reinos de Córdoba y Jaén,



así como en punto de entrada de una serie de bienes que, al superar la demanda del mercado local, son llevados al interior del siglo XVII, el vino y las pasas eran los productos que ocupaban la preeminencia de las exportaciones malagueñas y, por tanto, constituían la principal fuente de ingresos. Todo ello sin duda tiene una marcada influencia en la gastronomía actual que se resume en el siguiente menú.

Frito, croqueta y ensalada

Bocados marineros: Frito de Rosada en Adobo; Croqueta del Puchero con sus Avíos; Ensalada de Pimientos con Boquerones en Vinagre. De la costa occidental. Guiso de Garbanzos con Jibia. De la Axarquía, Corvina en Gazpachuelo Ligado. Un Dulce de la Cuenca del Guadalhorce. Tostón de Molinero. El menú se acompaña del tradicional Pan de Cateto, cuyo precio es de 29,50 ? IVA incluido, y tiene disponible una selección especial de vinos para maridar con el menú.

Siguen las recetas:

Frito de rosada en adobo: Se prepara un adobo con vinagre, comino, orégano, ajo, condimento alimentario y pimentón dulce donde se sumergen los trozos de rosada durante 2 o 3 horas. Se escurre, se pasa por harina y se fríe en aceite de oliva virgen muy caliente.

Croquetas del puchero: Se elabora un puchero tradicional con su pringá y sus verduras y se reserva. Por otra parte, se elabora una bechamel espesa con leche, harina y mantequilla a la que se incorpora la carne del puchero desmigada. Una vez que la masa haya enfriado, se elaboran las croquetas, se pasan por harina y huevos y se fríen en aceite de oliva virgen bien caliente.

Ensalada de pimientos asados y boquerones en vinagre: Se asan los pimientos en el horno a 180ºC, una vez fuera del horno, se espera que estén templados, se pelan y se cortan y aliñan con ajo, comino y aceites de oliva. Para preparar los boquerones, primeramente se limpian sacando los lomos, que luego se sumergirán en vinagre durante media hora. A continuación, se sacan del vinagre y se aliñan aceite de oliva virgen, ajo y perejil picado.

Guiso de garbanzos

Guiso de garbanzos con jibia (Guiso del barrio Marengo del Palo): La noche antes de preparar el guiso, se ponen los garbanzos en agua. Al día siguiente, en una olla grande se pone a hervir bastante agua y cuando esté hirviendo se echan los garbanzos remojados y demás ingredientes. Mientras las legumbres se cocinan, aprovechamos para majar los ajos, el comino y el azafrán en ramas que se echan junto con las jibias cortadas en pedacitos al guiso que está cociendo en la olla. Cuando la jibia esté tierna, se echan las patatas a cascos. La cebolla, el tomate y la cabeza de ajos se pasan por el pasapurés. Se cuece siempre a fuego lento teniendo en cuenta que no quede muy seco.

Corvina en gazpachuelo

Corvina en gazpachuelo ligado: En primer lugar, se elabora un caldo con las espinas de la corvina, cebolla, puerro, zanahoria, ajo y laurel y se cuece en una olla grande durante 20 minutos. A continuación, se cortan las patatas en dados y se cuecen en el caldo anterior, una vez cocida triturar, dejar enfriar e ir incorporando a la mayonesa diluida. Aparte, cocer la corvina al vapor durante 6 minutos. Para terminar, presentar la corvina en un plato sopero e incorporar el Gazpachuelo ligado.

Tostón de Molinero

Tostón de molinero: Se corta una rebanada de pan cateto de unos 2 cm. de grosor. A continuación, se empapa en aceite de oliva virgen y zumo de naranja y se deja reposar. Seguidamente, se pasa por harina y huevo y se fríe a modo de una torrija. Para terminar, se sirve espolvoreada de azúcar granillo y canela en polvo.

Además del menú del Arte breve, la cocina del Parador, que es dirigida por el jefe Juan Antonio Aguilar y su valiente brigada, tiene varias excelentes cartas para los huéspedes, y también los vegetarianos y celíacos, y como no podía faltar, una especial del día para los amantes y profesionales del golf que son muchos centenares.

Entre las varias especialidades malagueñas, en la terraza de verano, el jefe Antonio presenta el espeto de sardinas, una técnica de asar este pescado a la leña ensartado en cañas con una rica historia (pero esto será para otro artículo). Responsables del comedor son los maîtres Simón Pérez y Josefa Rosado Toscano, los camareros todos corteses y trabajan con diligencia.

Gaffoglio y el chef J. Antonio

Merece citar que el 1 de julio la alta cocina se dio cita en el Parador con la 2ª edición del Taller del Gusto, un evento gastronómico organizado por Punto Radio y el Club Millésime, para promocionar la alta cocina en la Costa del Sol. Más de 200 personas del mundo culinario y empresarial participaron en degustar el menú elaborado por seis chefs: Juan Antonio, del Parador, con otros cinco colegas. El conocido locutor, Luis del Olmo, no tenía otro propósito que el de dar voz y cara a los grandes chefs y a la buena mesa.



Descanso, ocio, playa, piscina, especialidades andaluzas, golf con un auténtico links de 18 hoyos..., es lo que ofrece el Parador Málaga Golf, que dispone de amplias habitaciones con bellas vistas sobre el mar; cuyo director es Víctor Teodosio, y subdirector Fermín Galán. El mar, los enormes setos de flores y el hechizo andaluz definen el espacio sobre el que se alza este Parador, que concentra en su entorno todos los encantos de la Costa del Sol. En la inmensidad del césped, campo para los golfistas, se goza de una gran tranquilidad; se cuenta además con el aliciente de las numerosas actividades que se pueden realizar y, sobre todo, con su magnífico campo de golf, que se adapta a todo tipo de jugador, exigente con el experto, asequible para los que se acercan a descubrir este maravilloso deporte. La práctica del golf como deporte atractivo y de reto contínuo, junto con todas las actividades de vacaciones, convierten el Parador en un lugar ideal para regalarse una inolvidable estancia de descanso y de bien vivir.



Los inicios del Parador se remontan al siglo pasado, principios de los años 20, y están ligados a la familia Real Británica. En 1925, bajo la dirección técnica de Harry Sephard Colt, se comenzaron los trabajos de construcción del primitivo campo de 9 hoyos. Posteriormente y bajo la dirección y diseño del prestigioso Tom Simpson, de cuyas manos han salido obras tan importantes y reconocidas como Tumberry, Muirfield ó Ballybunion, se acometió su ampliación hasta los 18 hoyos (6.173 m. par 72). El récord del Campo lo ostenta el malagueño Miguel Ángel Jiménez con 63 golpes conseguido durante la disputa del 1999 PGA Turespaña Master de Golf, que él mismo ganó. El golf en su emblema: un campo con 27 hoyos, con recorrido Old Course de 18 hoyos, el más antiguo de Andalucía, y 19 hoyos Links, posee además escuela de golf, 3 putting green, 2 green de approach.

El acceso al Parador es fácil, por la autovía A7 - Km, 231 Málaga-Algeciras, hay que tomar la salida Coín y seguir las indicaciones "Parador del Golf".

TAGS    HUEVO SARDINAS PESCADO VINO CROQUETAS ESPETO TINTO DE VERANO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Matteo Gaffoglio

Comunicador y experto en gastronomía




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services