Restaurante Cuevas Romanas, Granada | Restaurantes Granada


27-07-2002    |   


ARTÍCULOS




El flamante restaurante Cuevas Romanas de Córdoba se ha convertido en el centro de atención de Andalucía para los amantes de la gastronomía, la cultura, la historia y la arqueología, pues este nuevo establecimiento ofrece todas estas posibilidades al mismo tiempo a personas que buscan un lugar distinto para disfrutar de una buena comida rodeado de las maravillas más sorprendentes que la naturaleza y la mano del hombre han dejado en este paradisíaco lugar desde hace mas de 2000 años.



El restaurante está ubicado justamente en plenas Canteras Romanas del Cerro de Aulagar. Este lugar es uno de los hallazgos arqueológicos más importantes y relevantes de los últimos tiempos. Una serie de estudios hacen indicar que esta zona sirvió como cantera para el abastecimiento de material utilizado en la construcción de monumentos en periodos posteriores a los romanos. Los trabajos realizados en este lugar por esclavos de la época para extraer grandes sillares de piedra de las entrañas de las rocas a lo largo de los años, propició la formación de grandes cuevas. Estas inmensas cavidades, hechas por la mano del hombre, ahora pueden ser visitadas e incluso disfrutar de una comida dentro de estos grandes espacios subterráneos artificiales gracias a la apuesta firme y decidida de la iniciativa privada con un tremendo esfuerzo económico por parte de la propiedad del restaurante.





Siempre bajo tierra, en su gran sala central y diversas galerías que componen el conjunto, es fácil apreciar las marcas dejadas por las herramientas de cantería de aquellos años, el desgaje de bloques de piedra y las huellas del fuego de candiles de aceite que el tiempo y los hombres que allí trabajaron dejaron a su paso.

Pablo Pazo, jefe de sala

En este entorno cargado de historia y belleza se sitúa la más novedosa oferta gastronómica y cultural de Córdoba, donde acuden diariamente numerosas personas procedente de los más diversos rincones de Andalucía y resto de España para conocer este impresionante lugar del que salen gratamente sorprendidos.



El gerente de la casa es Manuel Pérez, un empresario cordobés comprometido con el sector de la restauración empeñado en dotar a la ciudad de la mezquita de otros atractivos que no sean puramente los que todos conocemos de esta monumental ciudad andaluza. Y a buen seguro que lo está consiguiendo con esta revolucionaria oferta turística que se hace patente en su negocio.



Justamente, pegado a las cuevas, se halla un comedor (cuyo jefe de sala es Pablo Pazo) decorado al más puro estilo acorde con el entorno arqueológico donde se ubica.
 


Fernando Romero, jefe de cocina

Pero, a pesar de la tremenda importancia de esas grutas de las que quedé verdaderamente maravillado, para mí, pese a todo, lo más sorprendente es su oferta gastronómica. De los fogones de ?Cuevas Romanas?, dirigidos por Fernando Romero, salen innumerables especialidades culinarias innovadoras pero muy respetuosas con la cocina tradicional de Córdoba, pues en esta casa las raíces culinarias cordobesas se tienen muy en cuenta.
 

Entre algunos de sus platos podemos citar, a modo de entrada, ensalada de langostinos de Sanlúcar templados, con un tartar de salmón, vinagreta de tomate y aceite de cebollino; tomate relleno sobre falso risotto de chipirón con salsa de queso; verduritas braseadas y hierbas crudas, con una vinagreta de mostaza; o unas almejas en su punto de cocción sobre salsa de ajo y perejil. Por su parte, la relación de platos preparados a base de pescados es también muy atractiva, así, tenemos el rape asado con jugo de pimientos a los que se acompañan filamentos de verduritas; lubina asada con ragout de alcachofas, pulpo y trigueros; lomo de bacalao con aceite de nuez y soja con un pastel de pimientos; o bien esa deliciosa merluza en salsa verde. Las carnes que se ofrecen son platos muy elaborados cuyo resultado es muy valorado por todos los comensales que las degustan, entre esas especialidades podemos citar el solomillo de ternera a la brasa en jugo de trufas que se acompaña con caramelo de ron y un puré de patatas al romero; carne de cordero asado con su propio junto con un caramelo de canela; pichón asado con salsa de leche; presa ibérica sobre ragout a la valenciana, el cual se sirve con un pastel de patatas y bacón; o ese entrecot a la parrilla con patatas y plátanos glaseados. Todos los postres que aquí son degustados están elaborados artesanalmente por los grandes profesionales de la repostería con los que cuenta esta casa. Algunas de estas especialidades son ese delicioso timbal de queso y manzana con una espuma de limón, sopa de coco, sorbete de piña y granizada de ron, todo en un mismo plato; el coulant fluido de avellana y vainilla que consiste en una crema helada de canela sobre frutos secos; la mousse de maíz, que se presenta con una gelatina de miel, son algunas de las delicias que con las que el comensal pude concluir una comida en este encantador y único lugar que recomiendo, porque nadie saldrá defraudado.



Restaurante Cuevas Romanas
Dirección: Carretera Badajoz ? Granada, km 265. Urbanización La Colina C/ Las Cuevas, s/n
14014 Córdoba
España

Tf: 957 324 318
Fax: 957 324 367

 

todo recetas

todo blogs

todo amigos

todo empleo

TAGS    QUESO RAPE MERLUZA VINAGRETA LANGOSTINOS Tartar




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services