Consejos para cuidarse en verano


06-07-2007    |   


ARTÍCULOS





Estamos en la época del año en que a muchas, y no olvidemos que a muchos también, les aparece una fiebre obsesiva por perder los cerca de cinco kilos que, de media, acumulamos durante el invierno.

Sin embargo, las alarmas y medidas drásticas no son en absoluto beneficiosas para la salud, y menos precisamente con la llegada del calor cuando debemos controlar la ingesta alimentaria. No sólo pueden perjudicar nuestro físico sino nuestro estado anímico. El organismo tiene unas necesidades que no está de más recordar para evitar problemas de salud.

Lo primero, olvidarnos de los milagros en este empeño por reducir tallas. Pero ¿cómo diseñar una dieta hipocalórica eficaz que realmente nos ayude? En este contexto, hay alimentos que, por su composición y sus características, resultan especialmente recomendables y otros que no.

Elena Munar Chacartegui (dietista-nutricionista) nos da algunas recomendaciones para cuidarse en verano, perder unos kilos y llevar unos hábitos de vida saludables:

? Come 5 veces al día pero pocas cantidades de comida en cada toma, lo ideal: desayunar, tomar algo a media mañana, comer, merendar y cenar.

? Asegúrate de tomar dos raciones de hortalizas y verduras al día, para ello te vendrán fenomenal las ensaladas (recuerda que ensalada es vegetal: lechuga, tomate, cebolla, pepino?) Una ensalada de pollo con bacon con huevo y mayonesa tiene poco de vegetal.

? Opta por la fruta, en el postre, entre horas? Ten cuidado y tampoco abuses porque tienen muchas calorías, opta también por el yogur para matar el gusanillo.

? Para comer prepárate un plato de verdura (gazpacho, ensaladas, menestras?) un filete de carne, pescado o un huevo y acompáñalo con algún cereal como la pasta, el arroz, la patata (cocida o al horno) y el pan.

? Cena poco e intenta evitar los cereales como la pasta, el arroz, el pan o la patata a horas muy tardías de la noche.

? El rico helado, los dulces y los bollos no van a ser tus mejores amigos, mejor que te despidas durante una temporadita de ellos. Para refrescarse: te helado, refrescos Light, polos de hielo y granizados?cuidado con el azúcar que llevan.

? Es vital la hidratación: bebe zumos, aguas, infusiones y refrescos, a todas horas, opta por los que no llevan azúcares añadidos o por lo llamados Light.

? Ojo con el ?chorrito? español de aceite de oliva no conviertas tu ensalada en una sopa, es muy saludable pero muy calórico, dosifícatelo y evita las fritangas como rebozados, sofritos y fritos, no son nada digestas y a además con el calor del varano no apetecen nada.

? Aprovecha la puesta de sol o el primer sol de la mañana para ponerte los zapatos más cómodos y sal a caminar por lo menos una hora. También te vendrá fenomenal coger una bicicleta o si te atreves unos patines. No olvides que el deporte veraniego por excelencia es la natación, no pierdas la oportunidad.

? Para comer fuera: opta por la ensalada mientras los demas ?pican algo? y come solo un plato. La mejor opción es la menestra de verduras, parrilladas, salteados o los platos a la brasa.

Recuerda siempre que todos los extremos son malos, las dietas milagros, las huelgas de hambre y los bajones de tensión, no llevan a ninguna parte? no conviertas tu operación biquini en una operación desmayo. Al cuerpo humano hay que tenerle mucho respeto y a la alimentación también.

TAGS    HUEVO ARROZ PATATA POLLO PESCADO TINTO DE VERANO verano




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services