GAMBA NATURAL CRÍA YA SU 5ª GENERACIÓN DE LANGOSTINO POR UN SISTEMA DE HATCHERY EN SU GRANJA DE MEDINA DEL CAMPO


11-01-2018    |   


ARTÍCULOS



Cada día hay nuevas noticias de alertas alimentarias, no se deja de informar sobre la importancia de no desperdiciar comida, dañar lo mínimo posible los ecosistemas y proteger ciertas especies para evitar su extinción… Además de por el entorno, las organizaciones nos invitan a abogar por una alimentación más sana de la que estábamos llevando en los últimos tiempos, sostenible y local. Para ello es necesario, en primer lugar, concienciarse de la situación, cambiar ciertos hábitos de consumo y apostar por métodos de recolección, caza o pesca comprometidos y que dañen lo mínimo posible las especies y el entorno. 


La empresa española Gamba Natural –aunque con dueños noruegos, Bjorn Aspheim y Jan Skybak-, con sede en Medina del Campo, apuesta desde sus comienzos por un sistema de crianza de larvas para evitar destrozar los manglares tropicales o esquilmar los océanos. Y es que más del 60% de las poblaciones pesqueras evaluadas en el Atlántico nororiental están por debajo de los límites biológicos de seguridad y casi la mitad de los stocks sufren sobrepesca según la Comisión Europea. En esta granja han sido capaces de reproducir el ecosistema de los langostinos ‘de siempre’, aunque con algunos matices que les diferencia notablemente del resto de marisco que se comercializa en grandes superficies: ni están congelados, ni tienen añadidos químicos, sulfitos o antibióticos. Todo esto, sumado a la limpieza del agua en el que viven, les otorga un sabor característico, más ‘puro’, a la carne del propio animal, en vez de ese gusto intenso que aportan los contaminantes del mar y el que se les añade a los que pasan por procesos de congelado, etc. 


En España se consumen en torno a 3 kg de langostinos por persona al año, mucho más de lo que abastecen nuestras costas, por lo que habitualmente hay que recurrir a caladeros extranjeros. La producción de Gamba Natural se desarrolla por medio de un novedoso sistema de criadero conocido como ‘hatchery’, cruzando y seleccionando los mejores ejemplares en busca de la genética más apropiada. Esta estructura está diseñada para el mantenimiento de los reproductores, la estimulación y el control de la puesta y cultivo de especímenes en sus primeros estadios (larvas y post larvas). Se trata de una instalación fija que utiliza a ejemplares adultos, de los cuales, por medios técnicos y científicos, se obtiene una producción de individuos en los primeros estadios de su ciclo vital. Con este método, la empresa ha logrado ya sacar adelante la 5ª generación de langostinos españoles ‘de interior’. Un gran paso para contribuir a la supervivencia de esta especie, al menos a pequeña escala, ya que generan en torno a 50.000 kilos al año que se distribuyen exclusivamente en la Península, aunque ya están empezando a exportar. Para 2018, con 

La empresa lleva prácticamente 10 años afincada en Valladolid, que a priori parece un lugar poco apropiado para obtener langostinos, pero los noruegos Bjorn Aspheim y Jan Skybak junto con su preparado equipo de técnicos, biólogos marinos y un departamento de I+D+i, han sacado adelante una avanzada granja, produciendo sus propias larvas con su propia genética, creando un ecosistema neutro y óptimo para los animales y velando por la sostenibilidad de la especie sin añadirles químicos, sulfitos o antibióticos. Este 2018 prevén mejorar las infraestructuras y ampliar mercado con una inversión de hasta 3.000.000 € 


TAGS    GAMBA Valladolid gamba natural




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Redacción Afuegolento.com

Equipo de redacción de Afuegolento.com




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME








www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services