De restaurantes italianos en Barcelona


08-01-2018    |   


ARTÍCULOS



Algunas de las últimas inauguraciones en restauración en Barcelona se especializan en cocina artesana italiana, japonesa y platos mediterráneos o de autor para compartir. Han pasado a la historia los menús algo más formales, con primeros y segundos, y ahora se estila pedir platillos entre unos pocos y así poder probar y saborear diversidad de buenas propuestas culinarias.


Precisamente, uno de los locales que no hace mucho ha abierto es Amassame, del Grupo Abrássame. En el barrio de Sants, busca la proximidad vecinal, y está abierto a familias, trabajadores, parejas y grupos de amigos. La cocina italiana aquí tiene toques autóctonos y todo es muy casero. A diario, su obrador confecciona pasta fresca, hecha a mano y de forma artesanal, con deliciosos rellenos que acompañan de salsa bolognesa, al pesto y carbonara, entre otras.


La propuesta de Amassame es desenfadada e informal, con una carta en la que destaca la pasta fresca y las pizzas elaboradas al momento. A destacar la verdura proveniente de la huerta local ecológica que puede verse en ensaladas y carpaccios que se acompañan.


Sus entrantes son llamativos, especialmente, el pan romano que viene enrollado con mortadela Gran Reserva con trufa negra y parmigiano reggiano, y la tabla de embutidos D.O. italianos (Finocchiona, Bresaola, Spianata picante, Copa di testa y Spianata romana). Un restaurante italiano sin pizza es desnudo, aquí las pizzas están aseguradas. Son frescas y se amasan con harina orgánica de masa madre, y su fermentación es de 48 horas. La cocción de las 12 variedades de pizzas que están en la carta se hace en un horno de piedra, que permite el punto crujiente perfecto tan apreciado por los fans de las buenas pizzas.


De entre ellas, hay dos imperdibles a mi buen parecer: la Rocco-co, (tomate, mozzarella, spianata picante, huevo de corral y pesto rojo), y la Flor y Nata (Tomate, Burrata, tomates Cherries y rúcula). Mis recomendaciones para la pasta son Fusilloti al nero di sepia con langostinos, champiñones, cebolla dulce, espinacas, romesco y aceite picante, o los raviolis de espirulina rellenos de langostinos con curry ligero de coco y lima.


Un par de meses antes de la apertura del Amassame se realizó un concurso para conocer cuál es la mejor pizza de Barcelona. Estaba complicado, pero como ganadora fue la que realizan en  Pappa Pomodoro. Un local, situado en Diagonal Mar donde el secreto es el trabajo en la masa, puesto que para elaborar la pizza utilizan una mezcla de tres harinas (casi un 30% de integral) e y están intentando suprimir casi toda la levadura porque eso la hace más ligera. Como finalistas, Antichi Sapori di De Angelis, a dos pasos del Camp Nou; y Madre Lievito, del Poble Nou. En el De Angelis, como suele conocerse, no solamente están buenas sus pizzas sino también su pasta, fresca, elaborada y abundante. Atención a las carnes y los vinos italianos. Es complicado reservar, así que mejor ir pronto.


Y, para terminar, un clásico. Dicen que también se comen algunas de las mejores pizzas de la ciudad. La Bella Napoli, en el Poble Sec, es de obligada parada para turistas. El local sigue llenándose, quizás demasiado para entablar una charla o están algo más íntimo, pero su pizza, de vez en cuando, lo merecen.


TAGS    restaurantes barcelona amassame restaurantes italianos restaurantes italianos barcelona




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Marta Burgués

Periodista freelance, más de 18 años comunicando gastronomía, entre otros sectores.



croquetisimas

Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services