Tiempo, paciencia y perfección... Delicatessen


06-12-2017    |   


ARTÍCULOS



Muchos estamos dispuestos a comportarnos de cierta manera, siguiendo reglas morales que determinan nuestra conducta, con la esperanza de así obtener una recompensa futura o el concepto del paraíso. De igual manera se puede observar este escenario en la gastronomía, donde la espera constante, el trabajo del tiempo y el cuidado en cada paso deriva en un producto de delicatessen sublime, mágico el cual logra cautivar cada uno de nuestros sentidos.

Empecemos por dejar a un lado el temor a esa sección del supermercado donde encontramos productos extraños, poco familiares para nosotros que por evitar pasar como poco entendidos en el tema optamos por evitar, la delicatessen es una tienda o sección de una tienda donde se ofrecen productos exclusivos, productos de “alta gama” por llamarlos de alguna manera, donde el cuidado y la atención al detalle son claves en su proceso de elaboración.

Es común encontrar como delicatessen productos de panadería, cárnicos, jamones, quesos, embutidos entre otros, los cuales generalmente tienen un costo mayor a su contraparte comercial. Los panes se caracterizan por sus largos tiempos de fermentación, uso de masas madres con varios años de antigüedad y texturas particulares, muy diferentes a los productos empacados que compramos a diario. En cuanto a los productos lácteos se puede observar quesos provenientes de diferentes países, añejados, ahumados y con sabores bastante desarrollados. También vemos piernas de cerdo de las cuales se obtienen jamones, como el prosciutto o el ibérico, los cuales, tras ser curados en sales, se dejan madurar por un periodo de entre 1 a 4 años (dependiendo de factores como denominaciones de origen y tamaños de la pieza cárnica) donde se desarrollan sabores y texturas, resultando en un producto que casi permite tocar al cielo gastronómico. Embutidos de todo tipo, salchichas, chorizos y mortadelas son muy populares al igual que especialidades de aves, como patés y foie gras, junto con productos del mar como mariscos, caviar, pescados ahumados y salados se roban la atención de los clientes que pasan por la zona de delicatessen.

Licores en especial vinos finos también son protagonistas, vinos de calidad excepcional, los cuales cumplen las normas regulatorias más exigentes para ser etiquetados como propios de una región determinada, vinos provenientes de lugares con condiciones climáticas cercanas a la perfección, donde llueve en la época del año que debe de llover, donde las plantas producen poca cantidad de producto pero de una calidad bastante superior, donde los complejos procesos de obtención del vino y su respectivo añejamiento se llevan a cabo con el extremo cuidado que todo producto premium requiere para ser comercializado como tal.

Para terminar y ya que conocemos un poco más las características de algunos de los productos que podemos encontrar en una delicatessen, sería bueno la próxima vez que nos encontremos realizando nuestras compras, acercarnos al “deli” a observar, leer etiquetas, conocer la oferta de productos y porqué no atrevernos a probar uno de estos, aunque nos intimiden un poco no olvidemos que siempre hay una primera vez para todo y que incluso los alimentos a los que estamos acostumbrados hoy en día en algún momento se nos hicieron extraños.

TAGS    JAMÓN IBÉRICO QUESO DELI CHARCUTERIA




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Juan Camilo Quintero

Pocas cosas narran tantas historias como un bocado




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services