Cafés históricos de Europa


26-01-2000    |   


ARTÍCULOS





1.669? París está en su apogeo?Las fiestas suceden a las fiestas, sobre todo después de la llegada del Sultán de Turquía con una nueva bebida, que hace las delicias de los paladares y afina los espíritus, conocida por el ?Todo París? con el nombre de "Café".
En poco tiempo se convierte en la bebida "à la mode". Pero tendremos que esperar hasta 1.680 para asistir, por primera vez, en la plaza Saint Germain de París a la presentación en sociedad de ?El Café?.
Algunos años después, un italiano (Procopio dei Castelli), abre en 1.689 el primer café parisino verdaderamente moderno: "Le Procope", todavía en activo y sobreviviendo con éxito al honor de ser el café más antiguo de Francia. Otros establecimientos similares no tardarán en abrir sus puertas por toda Francia. Uno de ellos (Grenoble, 1739), el "Café de la Table Ronde" es, hoy en día, el segundo más antiguo de Francia. Como tampoco no tardarán algunos lugares públicos de otros países de Europa en servir o en convertirse ellos mismos en café.



La Table Ronde (La Mesa Redonda), el café más antiguo de Grenoble, fue inaugurado por el maestro confitero Caudet. Ubicado frente al teatro construido por el ayuntamiento en 1.767, en el antiguo Juego de Pelota de Lesdiguiéres, pasa a ser rápidamente el Café artístico y literario de la capital del Delfinado. Es el Café de Taglioni, del gran Talma, de Sarah Bernhard y, más recientemente, de Brel, Fernandel, Brassens, F.Perrier, Los Incas, Roger Planchon y su compañía del TNP, Sophie Desmarets, Guy Bedos, Marie-José Nat, Alex Métayer, Jacques Villeret, Bernard Haler, Raymond Devos o Marthe Mercadier. La flecha de la iglesia colegial del siglo XIII, el Palacio de Justicia de estilo renacentista y su plaza a la italiana han atraído e inspirado a poetas, escritores, periodistas y hombres de leyes.
Los señores de Grenoble, con sus largos trajes y sus bonetes cuadrados, los habrían juzgado rápidamente como tercera sala del Delfinado. El Café inspiró a Chorderlos de Laclos, al jacobino Palcon y a Stendhal, que vivió en el parque de la ciudad, así como a Sarcey, el crítico teatral, y a Xavier Roux, el director del teatro.
Vinculado a esta intensa vida, el Café ha acogido a los líderes republicanos del país: así fueron vistos: Léon Gambetta, Gustave Rivet o Benito Mussolini (entonces socialista) en 1.915; Léon Blum y muchos otros. No ha faltado a la gacetilla histórica Bernadotte, futuro rey de Suecia, que se enamoró y sedujo a la criada de la Table Ronde. El doctor Marmonnier quien practicó la primera transfusión sanguina en Domène, encuentra de nuevo en el Café de la Table Ronde, el delegado del Zar y el Alcalde de Grenoble, Jean-Baptiste Clement, exilado en Bélgica en 1.876, autor de la letra de "Temps des cerises", se la cambia a un artista del Caf?Conc, Joannes Renaud por un abrigo viejo. Renaud, en gira por Grenoble, canta en la Table Ronde la romanza inédita, y lo hace tan tiernamente que la hija del escribano del tribunal se enamora del tenor y se casa con él. Pero el creador, atraído nuevamente por el demonio del escenario, abandona a los suyos para seguir a los saltimbanquis que recorren el Delfinado hasta 1.900.



Estos cafés, verdaderos museos, indispensables testigos de la historia de una ciudad, reconocidos como lugares de encuentro, reuniones, discusiones, tertulias, peleas y otros mil actos sociales, han constituido también, para la mirada del poder, lugares peligrosos que había que tener bajo vigilancia y control.
En el célebre "Procope" el gorro frigio fue alabado por primera vez; en "Chez Chrétien", Fouquier Tinville se encontró con los jurados del Tribunal Révolutionnaire; en los cafés du Boul?Mich, los jóvenes blanquistas preparaban la Commune?; y en el "Croissant", Jausés fue asesinado.
Constatar que algunos cafés son lugares de mal fama, de fácil despacho de drogas, prostitución, maleantes y criminales, y que deberían desaparecer, es una obviedad. Pero ver sólo el aspecto negativo es una aberración. De modo que hay que tener en cuenta la riquísima historia que se tendría que escribir sobre los cafés literarios y artistícos. Como "La Pomme de Pins" donde François Villon tenía su estado mayor (era considerado como un establecimiento de mal fama); el "Procope" querido por Voltaire; el "Café Foy" donde Camille Desmoulin, un 13 de julio de 1.789, tuvo propósitos inflamados?; el "Café Anglais" que fue sede de Balzac; el pequeño café "Gerbois", donde nació el Impresionismo. U otros cafés como el "Florio" (1.780) en Torino, un lugar muy aristocrático, donde el Rey de Sardinia, Carlo Alberto, pedía cada día un informe secreto para estar al tanto de la gente, saber lo que pasaba entre sus muros. Hoy en día, este café es famoso por sus helados, (ya en su tiempo eran muy apetecidos por Nietzsche).
Casanova en sus memorias hablaba mucho del "Cambio" (1.757), el café del Parlamento Subalpino, cuando Torino era capital de Italia. Ahora es un restaurante de alto nivel profesional. Otro Café de Torino, el "Bicerin"(1.763), ha alcanzado la fama por su café con leche y chocolate, preparado dentro de un vasito, pero con los tres estratos separados: chocolate, café y crema de leche muy caliente. Se sirve con el desayuno y tiene el nombre de "bicerin" (pequeño vaso). El Café "Ulpia" (1.880) de Roma, construido sobre las ruinas de la basílica Ulpia del II siglo d.c. Mussolini tenía su punto de encuentro con los que un día hicieron páginas de historia fascista. Según lo dicho, este café tenía un pasaje secreto que llevaba hasta el Palacio Venezia, sede del Gobierno. El "Tommaseo" (1.830) de Trieste fue también sede de los precursores del Risorgimento italiano. El célebre "Florian"(1.720) de Venecia, donde Casanova invertía su tiempo cortejando a las damas venecianas, mientras poetas y escritores como Lord Byron, Foscolo, Goethe, Rousseau, Goldoni, etc., realizaban páginas de exquisita literatura y comedias y, donde los heridos fueron acomodados y curados sobre los confortables sofás de terciopelo rojo, durante la insurrección de 1.848.
Igualmente en Venezia, Richard Wagner, adoraba sentarse al sol de la terraza del ?Café Lavena" (1.750), donde obtuvo la inspiración para componer inolvidables páginas musicales. El "Royal" (1.865) de Londres es un café situado sobre 8 plantas, donde todo es posible: desde el concierto de 300 personas hasta banquetes para 3.500 invitados. Actualmente es un local para grandes conferencias y banquetes.



1.989? Es el año en el que Jean-Pierre Boccard, titular y descendiente de la familia que regentó La Table Ronde en este siglo, después de una larga gira por Europa visitando a colegas que dirigen cafés similares al suyo (de los pocos que existen todavía?), y con ocasión de los 250 años de vida de su café, tuvo la idea de echar los cimientos de una asociación que agrupase los cafés que llevan más de 80 años de vida, ubicados en grandes capitales europeas. Después de diez años de búsquedas intensas para descubrir cafés históricos, el infatigable Boccard logró reagrupar poco más de un centenar de cafés: 70 en Francia, 20 en Italia, 6 en Austria, 2 en Bélgica, 3 en Inglaterra y 4 en Suiza. La asociación de los cafés históricos de media Europa, por sus 10 años de actividad, ha presentado oficialmente en París su guía, legalizándose bajo el titulo definitivo "Les Mordus des Cafés Historiques et Patrimoniaux d?Europe".
La presentación de la guía ha tenido lugar (no podía ser menos) en el más famoso y viejo café de Europa, el "Procope", que se encuentra en el número 13 de la rue Ancienne Comedie de Paris.
Presidente de este gremio es Jérome, hijo de Jean Pierre Boccard. El objetivo de la asociación es el de preservar y promover el espíritu y la tradición de los cafés en su función social, económica y cultural de ciudades y pueblos. Todavía quedan otros países en los que buscar, como en España y Portugal, Alemania, Escandinavia, etc. Y, quizás, queda que Boccard tenga ganas de cruzar el océano para ver lo que hay, en cuanto a cafés históricos se refiere, en América.

TAGS    CAFÉ




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services