Mar del Plata


01-02-2008    |   


ARTÍCULOS





La ciudad de Mar del Plata está ubicada en la costa marítima de la provincia de Buenos Aires, a 390 km de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (capital de la República Argentina) donde las sierras de Tandil se hunden en el mar, denominada "la feliz", nació a fines del siglo XIX, con el paso de los años, el pequeño pueblo se convertiría en la ciudad turística más afamada de la Argentina. Sus primeros habitantes fueron los aborígenes "pampas" o "Serranos" y el primer español que llegó a esas costas fue Fernando de Magallanes en 1519 bautizándola "Punta de Arenas Gordas", actualmente "Punta Mogotes", yendo posteriormente otra expedición pero sin dejar ninguna población estable. Recién en 1746 se funda la reducción "Nuestra Señora del Pilar" por los sacerdotes jesuitas, a orillas de la laguna "las Cabritas", hoy "Laguna de los Padres", con una población de 1.200 indígenas, habiendo sido reconocido como pueblo los sacerdotes la abandonan en 1751 por el acoso de las tribus de aborígenes aledañas; declarado Lugar Histórico en el Primer Congreso de Historia de los Pueblos de la Provincia de Buenos Aires, reunido en La Plata el 28 de Septiembre de 1950, se levantó la réplica de la Capilla Misionera y de tres ranchos con muros de piedra y cercos de palo a pique.

En 1856 llega Don José Coelho de Meyrelles (portugués) y funda un establecimiento saladeril y la población en torno al saladero comenzó a llamarse Puerto de la Laguna de los Padres, vendiendo las tierras en 1860 a Patricio Peralta Ramos; el campo comprado eran 32 leguas, integradas por las estancias: Laguna de los Padres, San Julián de Vivoratá y La Armonía de Cobo, mandando a construir un nuevo muelle, una barraca y comenzó a estimular la producción agrícola habilitando un molino harinero, también estimulo la construcción de viviendas y comercios, mandando también a construir en 1873 la capilla Santa Cecilia en homenaje a su esposa Doña Cecilia Robles. En noviembre del mismo año comenzó las gestiones ante el gobernador Mariano Acosta, para que se reconociera la existencia de un pueblo llamado Puerto de la Laguna de los Padres ubicado en terrenos de su propiedad en el Partido de Balcarce. Haciendo hincapié en el nombre que él había elegido: Mar del Plata.
Finalmente y por Decreto del 10 de febrero de 1874 firmado por el Gobernador el pueblo es reconocido.



Luego, con la llegada de Don Pedro Luro se incrementó el desarrollo de la zona y la construcción del Puerto del Mar del Plata. Su hija María Luro de Chevalier propició la edificación de la Iglesia de San Pedro, hoy Catedral de los Santos Pedro y Cecilia.

Por Ley del 15 de octubre de 1879 la Legislatura provincial creó el Partido de General Pueyrredón, dividiendo en dos partidos el que llevaba el nombre de General Balcarce.

Con la llegada del ferrocarril el 26 de septiembre de 1886, el pueblo de Mar del Plata se fue transformando en un centro urbano moderno, habiendo sido aprobada la prolongación del ramal ferroviario entre Maipú y Mar del Plata, gestión debida al Gobernador Dardo Rocha, lo que además de marcar el inicio de las actividades veraniegas, marcó el comienzo de las inmigraciones de colectividades extranjeras, como la italiana y la española, entre otras.

Antigua rambla

En 1888 se construye la primera rambla de madera, levantada sobre puntales hincados en la arena llamándose Playa Bristol, exactamente en la bajada de la calle San Martín. Esta rambla, muy simple, fue destruida por el mar en 1890.

Después de la destrucción de la primera rambla, se construyó enseguida la Rambla Pellegrini, más grande y más perfecta. Esta segunda rambla fue destruida por un incendio en 1905.
El 25 de octubre de 1906 es presentado otro proyecto en la legislatura, solicitando que el Pueblo de Mar del Plata, sea reconocido como Ciudad. En la sesión del 19 de julio de 1907 este es aprobado.

En la década 1920, a medida que la afluencia de veraneantes fue mayor, algunos miembros de la élite de primeros veraneantes de clase alta, comenzaron el éxodo hacia el sur de la ciudad, instalándose en Playa Chica y Playa Grande, más allá de Cabo Corrientes hasta el Golf. El ámbito de reunión de dicho grupo estuvo concentrado en el Club Mar del Plata inaugurado en 1908 y ubicado en Av. Luro entre Bv. Marítimo y Entre Ríos.

Playa Chica y al fondo Playa Grande

Los últimos grandes acontecimientos que terminan de consolidar a Mar del Plata como una de las principales ciudades de la provincia, serán: la inauguración del puerto de la ciudad, acontecido en 1923 y la inauguración el 23 de enero de 1938 de la ruta nacional N° 2; ya que estos hechos favorecieron la integración de la ciudad al espacio económico nacional y el desarrollo de la industria turística.

Para llegar a Mar del Plata se puede ir en automóvil, ómnibus, tren o avión, siendo un punto turístico muy visitado durante todo el año, con un repunte de público en los fines de semana largos y durante la semana santa que coinciden con las fiestas de las "Fallas Valencianas" (quema de grandes muñecos y estructuras alegóricas en la Plaza Colón); la temporada alta de verano es en los meses de enero y febrero, siendo diciembre y marzo mas tranquilos y con días de temperatura agradables para tomar baños de mar. Por la ruta ínter balnearia al norte se encuentra la ciudad "Santa Clara del Mar" y hacia el sur la de "Miramar", en el km 552, camino a Miramar se encuentra la única playa "naturista- nudista" de la Argentina (Playa Escondida). Las playas céntricas y mas populares son la Bristol, detrás del Casino y el que fuera Hotel Provincial, muy visitadas como las de La Perla; hacia el sur, El Torreón del Monje, Varese, Cabo Corrientes, Playa Chica, Playa Grande, el complejo Punta Mogotes, El Faro y un sinfín de playas más tranquilas hacia el sur incluyendo el complejo Chapadmalal y Barrancas de los Lobos (con barrancas al mar de unos 20 metros del altura).

Barrancas

No hay que dejar de recorrer el "Boulevard Marítimo", sus ramblas, la popular calle peatonal "San Martín", la selecta y coqueta calle Güemes con sus tiendas, cafés, casas de té y restaurantes de alta categoría, sobre la misma calle "La Plaza de las aguas".
Los paseos obligados: el parque San Martín; el Puerto, tan típico por sus barcazas amarillas como por la isla de los lobos, sus restaurantes y bares; La Villa Ocampo (perteneciente a la escritora Victoria Ocampo, en el barrio Los Troncos); el faro de Punta Mogote y sus playas aledañas; la casa de verano de la familia Ortiz Basualdo (Colón 1189), que aun conserva mobiliario de la época, hoy Museo de arte Juan Carlos Castagnino; el monumento a la escritora Alfonsina Storni en las playas de la Perla (donde un día decidió meterse en esas agua para no regresar).

La Torre tanque, ubicada en Falucho y Mendoza, a unas cuadras de la Av. Colón, con visitas guiadas, se puede subir hasta el mirador superior que ofrece unas vistas panorámicas de toda la ciudad de Mar del Plata (solo abre sus puertas en días hábiles y de semana), muy cerca de allí sobre la Av. Colón podemos visitar el Museo del Mar (30 piezas de caracoles de todo el mundo) con increíbles acuarios; las ferias de artesanos de la diagonal Pueyrredón, detrás de la Catedral, la plaza San Martín y el Palacio Municipal, con infinidad de artesanías de todo tipo, como la feria de artesanos de Varese, por el paseo Jesús Galindez, costeando el mar, desde el Torreón del Monje hasta Varese (playa de los ingleses), estas dos ferias funcional todo el año, todos los días en temporada de verano (parte de diciembre, enero, febrero y marzo) y los fines de semana en temporada baja, la de Varese de 10 a 19 o hasta la caída del sol, la de la Diagonal Pueyrredón de 17 a 01,00 o hasta que las velas no ardan.

Torre de agua

Mar del Plata es una ciudad con mucha actividad tanto en verano (enero y febrero), cuando recibe el caudal más grande de visitantes y turistas, como en invierno, sobre todo los fines de semana largos o durante las vacaciones de invierno (julio); en el mes de marzo se realiza el "Festival Internacional de Cine"; pero cabe acotar que mantiene una población estable de unos 600 mil habitantes con un ritmo comercial e industrial muy pujante, que se ve reflejado en la oferta tanto de salas de cine, teatros, bares, panaderías y confiterías, restaurantes, casas de comidas, y negocios (tiendas) de todos los rubros, como en un gran número de hoteles y alojamientos para todas que resuelven todas las necesidades, tanto las más económicas como las más exigentes: "Hermitage", "Costa Galana", "Sheratón", "Torres de Manantiales", etc.

Su puerto alberga a la mayoría de las industrias pesqueras más grandes del país, por lo que no podrían faltar allí los barcitos y restaurantes para degustar los productos del mar: "rabas", "pulpo", "cornalitos", "cazón", "atún", "merluza", "corvina", "besugo" , "mejillones", "paellas", "cazuelas", de todo tipo y para todos los gustos.



La salsa Golf (invento argentino), mezcla de mayonesa con ketchup, según se cuenta fue una creación del Dr. Luis Federico Leloire -Premio Novel de Química 1970- comiendo camarones (gambas) y langostinos con sus amigos en el Club del Golf de Mar del Plata, aburridos de comerlos siempre con mayonesa un día pidieron al camarero que les acerque todas las salsas disponibles y comenzaron a hacer mezclas hasta concluir con la de ketchup y mayonesa que siguieron comiendo todos los días y que el club adopto con ese nombre pero que jamás patentaron por lo que se hizo popular.
Los lugares gastronómicos que no se pueden perder:
Confitería Boston: Buenos Aires Nro. 1927
Mar del Plata - (B7600CUX) - Argentina
Zona: Centro / Para la hora del té todo es exquisito, pero no hay nada comparable con su torta de queso (cheesecake) cubierta con una capa de frutos rojos (la hay también en una versión light), algo sutil y delicioso, y por supuesto sus famosos borrachitos, unos panecillos embebidos en almíbar que me pierden.
Manolo, churros: Rivadavia 2371 - CP(7600) - MAR DEL PLATA (0223) 494 ? 5671 / También en su local con entradas por Belgrano y Santa Fe; los más sutiles y ricos churros, solos (sin relleno) y rellenos con chocolate, con pastelera o con dulce de leche. Son imperdibles, superfrescos y deliciosos a toda hora, es lo primero que como ni bien llego a Mar del Plata.
Ampola chocolatería: Sobre la calle Güemes 3064, tel0223 486 4181 e mail chocolatesampola@speedy.com.ar, en su entrada te encuentras con una tienda de chocolates y en su primer piso un acogedor salón al estilo Bariloche con infinita variedad de chocolates para beber y degustar, no puedes perderte su picada (tabla) de chocolates, yo elegí un tazón de chocolate caliente con crema y unos higos cubiertos en chocolate, realmente algo inolvidable y exquisito. Claro que lo disfruto más cuando voy en invierno o en un día frío y nublado del verano.

Alfajores Balcarce: Estando en Mar del Plata no puedo dejar de tentarme con los deliciosos alfajores de chocolate rellenos con mousse de frutillas, realmente de un sabor sublime, tampoco dejar de probar sus budincitos, con una cubierta de chocolate y borrachitos. Junto con Alfajores Havana son las dos marcas más conocidas de la Argentina.

Ivo Café: Queda en Boulevard Marítimo 3027 (la costa y Güemes), es imperdible disfrutar de uno de sus tantos cafés oyendo música en vivo ejecutada en un piano de cola y un violonchelo, además de sus exquisitas tortas se puede degustar comida griega. Yo me decidí por una tarta de moras acompañada de crema que estaba impagable.
Puerto de Mar del Plata:
Son varios los restaurantes, todos muy buenos, y con una muy variada carta de pescados y mariscos para todos los gustos y paladares. Por supuesto que lo que más pido son las "ravas?"y los "cornalitos" con una cerveza "Quilmes" bien fría.

Acantilados de playa chica en primavera

Habitantes
Los habitantes primitivos de estas tierras fueron los aborígenes "Pampas", en el siglo XVII invadidos por los "Araucanos" (Mapuches - andinos-). Los pampas pertenecen a la raza "patagonidos" y son registradas tres etnias o grupos familiares: los "querandíes", los "talunet" y los "divinet", llamados luego "ranqueles". Su economía se basaba en la caza del venado y recolección de productos agrestes vegetales y animales. Todos los aborígenes del sur tienen por costumbre beber sangre fresca de animales, sobre todo cuando transitan por lugares inhóspitos con falta de agua potable, otra costumbre es pegar fuego a los pajonales cuando en ellos había mucha langosta (insectos) y así la tostaban para luego recogerla y molerla, con su pasta se hacía una especie de pan.
Llegaron a fabricar alfarería (cerámica) en los últimos tiempos pero al adoptar el caballo la dejaron de hacer. La técnica utilizada para la caza del venado radicaba en correrlos hasta dejar agotado a los animales y así capturarlos, también fabricaron boleadoras que luego adoptó el gaucho (mestizo o criollo argentino, mezcla de aborigen y español). Hacia el siglo XVII - XVIII son invadidos por los Araucanos (nombre dado a los Mapuches por los españoles (Mapu = tierra y ches = gentes o habitantes) que provenían de Chile y la zona Andina.
Los pampas mantuvieron una relación inestable con los españoles. Cuando la relación era pacífica, comerciaban intercambiando objetos de interés para unos y otros. Pero el espíritu nómade de los indios no aceptaba la sumisión al conquistador. Pronto reemplazaron el arco y la flecha por el caballo y la lanza para la guerra y, constituidos en malones, comenzaron a asolar las precarias aldeas de los blancos.
Del comercio con los blancos, el indio pampa obtenía principalmente cuchillos y algún otro objeto de metal, además de bebidas alcohólicas. También mantenían intercambio comercial con las tribus aborígenes del oeste en especial los mapuches o araucanos, que llegaban desde el otro lado de la cordillera. De ellos recibían mantas tejidas y objetos de plata. A cambio, los pampas entregaban ganado caballar y ovino.
Al ser invadidos por los andinos, el contacto con este pueblo culturalmente superior, como eran los araucanos, hizo que los pampas sufrieran un proceso de araucanización.
O sea que adoptaron muchas de sus costumbres, creencias y tradiciones. Con ellos formaron una gran nación indígena que llego a ser una terrible amenaza para los pueblos y ciudades fronterizos de la provincia de Buenos Aires.
Los araucanos los llamaban Puelches, voz Mapuche que quiere decir "gente del este". El nombre de "araucano" proviene de los españoles: "arauco" el país, "araucana" la raza; "auca"-"Arauca" (origen kerehua) equivalente a "rebelde o libre por excelencia". Puelches significa "puel", este y "ches" gentes o habitantes.
A partir de 1820 comienzan varias campañas militares dirigidas por los nuevos colonos europeos contra las tribus aborígenes y a finales de 1878 a cargo del general Roca se inicia la denominada "conquista del desierto" que concluyó con miles de aborígenes muertos (hombres, mujeres y niños), otros tantos tomados prisioneros y otros miles reducidos, terminando de esta manera con la ocupación total del territorio actual de la Republica Argentina por parte de los europeos. Esta campaña se realizo, además, ya que la Nación Argentina necesitaba garantizarse este territorio que era reclamado como propio también, por Chile. Millones de hectáreas se sumaron así a la República Argentina. Estas enormes extensiones fueron adjudicadas a bajo precio, o directamente regaladas, a terratenientes y políticos influyentes
Claro está que algo de los primeros pobladores perduró en las costumbres del gaucho (criollo) y luego se fue asentando en lo que se denomina "típico", como el gusto por la carne y el consumirla "asada", según crónicas de la época el gaucho también adopta la costumbre de beber sangre fresca cortando la yugular de su yegua, si ha transitado largos trayectos por territorios inhóspitos.
Entre los años 1860 y 1930 tanto la provincia de Buenos Aires, como muchas provincias y el sur del país recibieron a miles de inmigrantes extranjeros, en su mayoría españoles e italianos, aunque se registran núcleos humanos provenientes de distintas razas, culturas y religiones, como también grupos de Asia y la Rusia zarista, (la Patagonia es poblada por comunidades galesas) lo que formó una idiosincrasia que mostraba el crisol de razas que intervino en la formación de la ciudad, tanto de Capital porteña, como las otras ciudades del interior de la provincia y todo el país. Mar del Plata recibe a gran cantidad de inmigrantes italianos, y españoles, vascos, gallegos y valencianos que traen junto con ellos su cultura y costumbres gastronómicas. Según el senso oficial de 1914 en la provincia de Buenos Aires se ven estos resultados: Argentinos: 1.362.234, Extranjeros: 703.931, con un total de 2.066.165 habitantes.

En 1999, el periódico "la Prensa" editó un suplemento para celebrar su 130° aniversario. En él se recuerdan los hechos fundamentales que tuvieron lugar durante las décadas que van de 1869 al año mencionado. Entre estos hechos, se encuentra al arribo masivo de inmigrantes a nuestro país y su alojamiento en el Hotel de Puerto Madero. Escribe Sergio Limiroski: "Luego de pisar tierra y registrar su apellido -por lo general mal escrito- en la aduana, aquellas familias, de rostros duros de hambre y cansancio, eran alojadas en un viejo edificio de Retiro, que en 1911 se transformó en Hotel de Inmigrantes. Muchos de estos niños de las familias, hoy convertidos en abuelos, recuerdan al viejo hotel ?que funcionó hasta 1952- con aquellos largos tablones donde se comía, los tarros de metal con que se tomaba la leche, las camas marineras donde se dormía, mientras esperaban que sus padres consiguieran el trabajo que les permitiera quedarse".

P.D.: Esta nota se las dedico a mis abuelos maternos de Galicia y Asturias -España- (Manuel Escudero Fernández y Etelvina Quintana Días), y a los paternos de Stanislav, Sororoky, Ternopol -Polonia- (Juan Petryk Besosky y Ana Cholot Boroñuk), que con tanto esfuerzo contribuyeron al crecimiento y consolidación de esta nación argentina, como a mi padre Don Eugenio Petryk, nacido en Polonia y a mi madre Doña Julia Noemí nacida en Buenos Aires.

Norberto E. Petryk, chef asesor en gastronomía

norbertopetryk@gmail.com

TAGS    QUESO MERLUZA CERVEZA LANGOSTINOS TINTO DE VERANO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Norberto Eugenio Petryk




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services