Una cena romántica con Petit Verdot


18-10-2016    |   


ARTÍCULOS



Cuando tenemos pareja cualquier momento es perfecto para pasar tiempo a solas, juntos, sin molestias de ningún tipo. El tiempo se para y solo parecéis estar los dos, sin que nada ni nadie os diga que tenéis que hacer, pudiendo ser vosotros mismos en todo momento, con vuestras virtudes y defectos que, a los ojos de tu pareja, te hacen ser perfecto.

No importa el día del año, cualquiera es bueno para hacer una cena romántica que os ayude a pasar más tiempo en pareja de esta forma, se pueden intercambiar muchas palabras, sentimientos y pensamientos.

El Petit Verdot es un vino tinto intenso y brillante, con notas de frutos rojos, ciruelas y moras que se combinan con un aroma a vainilla, caramelo y moca lo que lo hace el vino ideal para los siguientes platos que podéis usar en vuestra cena romántica:

Tabla de quesos

Por las características de este vino de sabor intenso y rojo oscuro, lo ideal es utilizar una tabla de quesos que tengan un fuerte sabor. El queso gorgonzola o el havarti pueden ser una buena opción. Si os gustan más los quesos españoles podéis optar por queso manchego curado, queso de cabra curado o queso cabrales.

Asimismo, podéis incluir aquellos embutidos que más os gusten como el jamón serrano, el lomo o el salchichón, de preferencia ibéricos ya que su sabor es más fuerte lo que realza las propiedades de este delicioso vino.




Pato Asado al horno

El Petit Verdot combina perfectamente con carnes rojas, de caza o guisos. El pato asado es una buena opción para maridar con este delicioso vino. Lo ideal para que este plato nos llene el paladar de sabores, en combinación con el Petit Verdot, es llegar a un equilibrio en el asado y que el pato quede crujiente por fuera y jugoso por dentro. Para ello, lo mejor es hacer una muesca en la carne del pato para que se ase en su propia grasa previamente, lo debemos sal-pimentar al gusto. Debemos tener en cuenta que se trata de un plato que lleva bastante tiempo de cocción.




Brownie con chocolate caliente

Es el postre perfecto para maridar con Petit Verdot. El brownie tiene un sabor fuerte por si solo y debido a su poca esponjosidad podemos combinarlo con un poco de chocolate caliente. Los sabores fuertes que se obtienen de esta combinación nos ayudarán a terminarnos la copa de vino que tenemos encima de la mesa.




El Petit Verdot es el vino perfecto para tomar durante una ocasión especial y que mejor que durante una cena romántica con nuestra persona preferida. Podemos adquirirlo de forma online en  Bodegas Lascas de Perdenal, una bodega de toda confianza y de producción 100% española.



Sara Vigil Iglesias

TAGS    Vinos y Bodegas VINO TINTO VINO vinos CENA ROMÁNTICA PETIT VERDOT BODEGAS LASCAS




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services