El Silicon Valley quiere convertirse en “Comida de silicona”.


20-06-2016    |   


ARTÍCULOS



¡Adiós a la rica y apetitosa cocina mediterránea! Se está perfilando en el horizonte la tendencia de una nueva moda planetaria que une a los veganos con los animalistas. Los chefs se quedarán sin estrellas, porque los cocineros, de la cocina de siempre, serán sustituidos por expertos en informática, biología e ingeniería, serán ellos quienes den el golpe mortal a la industria alimenticia italiana en particular, pero el tam tam de la nueva cocina con sus alimentos extraños ya ha dado la vuelta del mundo, atrayendo a los eternos curiosos y listos a probar lo que sea.

 

Estos nuevos alimentos llevan la denominación de “Frankenstein”, están realizados por el genio inventor, Steve Jobs, han sido puestos en el mercado, no por agricultores o industriales alimenticios; los nuevos alimentos son elaborados a base de algoritmos. Las materias primas vienen descompuestas, y después recompuestas en los laboratorios hi-tech, Por ejemplo, hamburguesa sin carne, mayonesa sin huevos, chocolate sin cacao, y así una infinidad :de nuevos alimentos. A menudo, nombres famosos de la new-economy, financian estos experimentos de ciencia ficción. 

 

En la localidad de Redwood en el West Coast, está  la sede de Oracle y Electronic Arts, allí se encuentra también la así llamados  Impossible Foods, y su “hamburguesa sin carne”.

El fundador de la empresa, Patrick Brown, sostiene que es posible transformar la hierba en carne de bovino. El quiere llegar al mismo resultado evitando los cuatro estómagos de los bovinos y el matadero. Brown elabora la biomasa para obtener una hamburguesa  análoga a aquellas que los americanos comen cada día. También Beyond Meat trata de obtener de las plantas, carnes en probetas que sostituyan a  los filetes  y pechugas de pollo.

 

La sede en Hampton Creek en San Francisco, es productora de alimentos sin huevos: para  mayonesas y biscochos que ya han llenado los escaparates de las grandes distribuidoras americanas Walmart & Whole Foods y otros más. El equipo de ingenieros especializados de Josh Terrick tiene la dura labor de expandir esta nueva gama de comida. Los elaborados, tales  como tartas, biscochitos, hamburguesas, mayonesa 2.0, no se distinguen de entre los tradicionales como tampoco en la apariencia y en el gusto. La revolución está en la nueva cadena alimenticia. En los laboratorios de Hampton Creek sustituyen  los huevos por proteínas contenidas en una variedad de alubias rojas.


Desde la universidad de Maastricht, Olanda:  han creado una hamburguesa utilizando células estaminales de bovinos. Carnes Memphis  con albóndigas. Su eslogan es “Crear carne sin animales”. Enormes  bancos de datos catalogan las propiedades nutritivas de plantas y vegetales para estudiar como separar los compuestos orgánicos y utilizarlos para la producción de proteínas alternativas de origen de animal.

 

El caso interesante de Robert Rhinehart tuvo lugar cuando adquirió  35 nutrientes insustituibles para el organismo liofilizados o en píldoras, los batió  con  agua e inventó el Soylent, un cyber-brebaje marrón, de no muy buen gusto, que se vende  en polvo o ya diluido, que nutre sin cultivar, criar, descuartizar, ir de compras, cocinar, ensuciar, masticar….

Desde luego también los astronautas se alimentan  de tech-food y algunos enfermos se nutren gracias a fluidos energéticos por las venas. Nadie antes de Rhinehart había pensado en transformar la comida tecnológica en un fenómeno de masa.


Se terminaron los sabores, aromas, perfumes, grupos de comensales, etc... 


Matteo Gaffoglio



TAGS    TECH FOOD




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Matteo Gaffoglio

Comunicador y experto en gastronomía




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services