Restaurante Las Bóvedas del Hotel Monasterio San Miguel


30-04-2001    |   


ARTÍCULOS





El Puerto de Santa María es una ciudad enclavada en plena bahía de Cádiz de tradición puramente marinera. Famosa por sus vinos y sus playas. En esta villa gaditana se encuentra el Hotel Monasterio San Miguel. Situado dentro de un viejo convento capuchino, en el centro de la localidad, de estilo barroco. El citado cenobio fue construido en el año 1.727. Desde hace algo más de una década, estos locales fueron convertidos en un romántico y confortable establecimiento hotelero, donde convive modernidad y nostalgia al mismo tiempo. En este lugar el viajero encuentra todo un mundo de evocaciones y sosiegos.

Parece imposible, pero este pequeño hotel con encanto tiene 150 habitaciones, dotadas con todos los equipamientos modernos de un hotel de lujo, y recibiéndose en ellas una cálida e inolvidable hospitalidad. Desde Reyes a artistas. El Monasterio se ha convertido en alojamiento obligado para los más ilustres visitantes de la ciudad portuense. Las más importantes empresas han elegido este hotel para celebrar sus convenciones y seminarios, de ahí que sea considerado como uno de los más importantes hoteles de congresos. Además de su majestuoso e inigualable auditorio o aula magna ?antigua iglesia de la comunidad dominica- dispone de 16 salones con capacidad desde 5 hasta 600 personas.

Dentro del emblemático Monasterio se encuentra el jardín tropical un ?botánico? diminuto, la implacable piscina, bien servida por la cafetería Las Capuchinas, y la terraza-solariun, que con razón llaman Mirador de la Bahía. Todo ello hace que este lugar se convierta en un sitio idóneo para unas vacaciones.


Restaurante Las Bóvedas
Desde su origen como tal, el Hotel Monasterio San Miguel se ha convertido en el epicentro de la vida social y empresarial de la zona. Lo mejor de su amplia gama culinaria se ofrece en el restaurante Las Bóvedas, visitado y alabado por los principales críticos gastronómicos, como este que escribe. El jefe de cocina, Joaquín Ramírez, un verdadero artista de los fogones, al que le avala una larga y dilatada experiencia, tanto en cocina nacional como internacional, ha sabido plasmar la modernidad con lo tradicional de la culinaria, para satisfacer el gusto de los más exigentes. Y el resultado ha sido poner a disposición de los amantes del buen yantar una carta auténticamente de autor, con la que el Chef Ramírez sorprende diariamente a propios y extraños, ofreciendo las más sutiles exquisiteces de una mimada y cuidada cocina, en la que no está exento, como no podía ser de otra manera tratándose de esa ciudad, de los ricos productos que ofrece el mar que envuelve a esta villa marinera por excelencia. Tal es el caso de ese delicioso plato de Rape Relleno Gratinado con Tomate Confitado y Mahonesa de Berros, o esas Berenjenas Rellenas de Frutos de Mar Gratinadas con Bechamel. Pero indudablemente la carta de ?Las Bóvedas?, no se limita exclusivamente a pescados y mariscos, ni muchísimo menos, sino que este restaurante ofrece también esos platos de la alta cocina francesa, y el ejemplo está en el Foie de Hígado de Pato al Pedro Ximenez (vino dulce) con Cebollitas Glaseadas. Los postres alcanzan también cotas insospechadas de gran calidad. Estas son entre otras muchas especialidades, a cual de ellas más exquisitas, con la que ese tipo de turismo, llamado gastronómico, disfruta en ?Las Bóvedas? del Hotel Monasterio San Miguel, de El Puerto de Santa María. Un lugar de ensueño que merece la pena visitar.

TAGS    RAPE VINO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services