Enero, el mes de las dietas ( 1ª parte)


05-01-2010    |   


ARTÍCULOS





Aparte de las dietas para enfermedades específicas, todos sabemos que la única dieta adelgazante que existe es aquella en que el consumo de energía sea superior a la ingerida a través de la alimentación, con lo que si la diferencia entre ?ingreso y gasto? está en números rojos, ese déficit que se compensaría quemando las grasas corporales acumuladas.

Se puede hacer un cálculo personal de la necesidad diaria de calorías, simplemente multiplicando el peso de la persona por 22,7 y añadiendo al resultado 495, eso nos da como resultado la necesidad diaria de dicha persona, aunque no es válido en edad de crecimiento, enfermedad, lactancia o embarazo. A este cálculo se le denomina Índice de Masa Corporal (IMC). Como índice general, las mujeres deben tomar unas 1.800 calorías por día, mientras que en los hombres esta cifra es de unas 2.000 calorías, la vaguedad corresponde al tipo de trabajo de cada uno, además de su constitución física y metabolismo, en dichas calorías deben estar incluidas la parte correspondiente a las 13 vitaminas y a los 16 oligoelementos básicos, a propósito de metabolismo, se asegura que la canela aumenta la temperatura corporal, con lo que la quema de calorías se acelera haciendo un mismo ejercicio y ayuda al citado desequilibrio a favor de la dieta.

Se sabe que más del 60% de enfermedades crónicas están relacionadas con una mala alimentación. De momento, que yo sepa, no existen "dietas milagro" y sí existen las dietas llamadas yo-yo, que son aquellas en que, con bastante facilidad, se pierden unos kilos para que, al dejarlas, no sólo se recuperen en poco tiempo, sino que además, se añade algún que otro kilo, esto es causado por la llamada "memoria metabólica". Al empezar una dieta drástica, de esas de "adelgace 25 kilos en 10 minutos", hacemos "sufrir al conjunto de nuestro organismo, privándole de sus muy apreciadas reservas, como ser vivo que es y cuando terminamos con la citada "dieta milagrosa", nuestro cuerpo recuerda con nostalgia, el peso que teníamos antes de someternos a la "inquisición del espejo", con lo que nuestro organismo tiene una gran ansia a volver a dicho peso y además añadir uno o dos kilos de sobre-reserva, como medida de prevención ante futuros estragos dietéticos. Es vital, pues, un cambio lento de costumbres alimenticias, empezando por eliminar las llamadas "calorías vacías".

De momento y hasta que la medicina o la genética lo remedien, pues se está estudiando el gen "Beta-3", bautizado como Leptina, que podría facilitar las dietas a las personas predispuestas a engordar. Si tales estudios no determinan lo contrario sólo podremos bajar las calorías que ingerimos o gastarlas con el ejercicio y en una alimentación hipocalórica, o sea, más baja en calorías que nuestras necesidades, con lo que conseguiríamos atacar el sobrepeso en sus dos dimensiones, y eso sólo se consigue cambiando los hábitos de comida. Por ejemplo; comer despacio y sentado a la mesa, masticar y ensalivar muy bien cada bocado, dejar los cubiertos en la mesa mientras se mastica, intentar no mezclar alimentos en un mismo plato, usar platos pequeños, comer siempre de ?todo? pues más vale ?poco de todo? que ?mucho de poco?. Si no se comen los elementos que el cuerpo necesita para subsistir, podemos caer en falta de algún elemento básico y es muy probable que caigamos en la depresión, alguna enfermedad de ?déficit?, y aparezca la fatiga crónica o ?astenia?.

Dicen que la única comida que no engorda es la que se deja en el plato, al primer síntoma de saciedad, dejar siempre algún resto de comida en el plato, hacer ejercicio, comer siempre a horas establecidas, no comer entre comidas, no saltarse ninguna comida, beber un buen vaso de agua œ hora antes, o 1 hora después de las comidas, pero no durante la comida, pues puede provocar indigestión. Además el agua, u otro líquido con la comida, al diluir los jugos gástricos, hacen más lenta la digestión y ralentizan el tránsito intestinal, con lo que se absorben más a fondo los alimentos, y en las dietas adelgazantes eso no es precisamente lo que se busca, sino reducir la masa adiposa o grasa sin perder ni un gramo de musculatura.

También ha salido en la prensa, que investigadores británicos y estadounidenses han aislado con éxito una hormona natural, que han bautizado como PY-36. De momento las pruebas hechas en ratones de laboratorio, los que han sido tratados con dicha hormona, han comido 1/3 de lo que los ratones no tratados hicieron en situaciones idénticas..., aunque faltan algunos años para comprobar si funciona en el ámbito humano y que se comercialice sin efectos negativos.

Recordemos todos al gran nutricionista F. Grande Covián, quien con enorme razón afirmaba que "lo que engorda es lo que no se queda en el plato, y debería haber quedado".

Se dice que se debería tomar un buen vaso de agua en ayunas, para ayudar a la evacuación y a la función renal.
Cuando empieces a sentir hambre intenta comenzar una tarea que sea incompatible con el comer, evitar el alcohol y los refrescos, evitar bebidas gasificadas incluida el agua, evitar cenas fuertes, pero no ir a la cama sin comer algo. Evita comprar chucherías o cosas para picar, ten en la nevera algo para ?picar?, pero que no engorden,... como palitos de zanahoria, o apio, o unos champiñones crudos limpios, hacer la compra después de haber comido y así evitaremos cargar la cesta de tentaciones innecesarias, no comas mientras bebes café, evita el azúcar y las grasas, incluidas las ocultas, como por ejemplo la del queso, comer alimentos ricos en fibra para facilitar el trafico intestinal.

No seas drástico/a con las dietas, es preferible un pecado que una angustia que fácilmente lleva al descontrol, no uses la comida como vía de escape al estrés o la depresión, pega en la puerta de la nevera una foto de alguien gordo, o simplemente de nosotros mismos con el peso que teníamos, y que quisiéramos recuperar.

Dicen que existe un punto entre la nariz y el labio superior, que presionarlo un par de veces durante el día, hace disminuir el apetito y claro,... como esto no cuesta nada, ni duele, ¿Porqué no probarlo... ?

A partir de las 6 de la tarde el cuerpo necesita muy pocas calorías, máximo unas 500, por lo que evidentemente son las cenas copiosas las mayores culpables de la sobrealimentación, pues ya decía mi abuela "...desayuna mucho, come más, cena poco, y... vivirás".
Recuerda también un antiguo proverbio castellano, "... desayuna como un rey, come como un príncipe, y cena como un mendigo".

Decía en el siglo XI, Maimonides o sea ?Abrahán ibn Daud?, médico, jurista y filósofo del Califato de Córdoba: "Todo lo que se pueda curar mediante una dieta adecuada, no deben ser tratados por otros medios". Deberemos recordar que en toda dieta el cuerpo humano sigue unas pautas prefijadas,



y que debemos adaptarnos a ellas sin pretender que ellas se adapten a nuestros gustos, en este sentido se sabe que el cuerpo, usa las mañanas para depurar toxinas, el almuerzo sirve para almacenar calorías y nutrientes, y la cena es lo que más se asimila por la noche. Evidentemente, si aceptamos estos principios como ciertos, deberemos fomentar el desayuno y restringir la cena, y esta seria la distribución ideal de calorías ingeridas a lo largo del día, como regla general deberíamos aportar el 25% de ellas en el desayuno, un 40% en el almuerzo, un 15% en la merienda y un 10% en la cena.

La mayoría de algas, por su bajísimo contenido en grasas, son ideales en dietas de adelgazamiento, en especial la llamada Agar-Agar, mientras que los alimentos ricos en vitamina E, suelen tener efectos contrarios a las dietas de adelgazamiento, y la B6, llamada "Quema-grasas", es ideal como complemento.

Una dieta inadecuada, debida a una mala alimentación, provoca el insomnio, el estrés, el estreñimiento, la fragilidad de las uñas, una posible osteoporosis y la caída del cabello.

Una comida pesada concentra la sangre en el estómago, en lugar de la cabeza, hecho que dificulta la concentración mental después de las comidas,... y de ahí viene nuestra tan saludable siesta, aunque sea, durante los 2 minutos escasos que duran las buenas noticias en cualquier Telediario, hecho que incluso, los dueños del cortijo, o sea los norteamericanos están empezando a recomendar.

Al parecer unos estudios científicos están indicando que la cafeína dificulta la pérdida de peso, mientras que una infusión de hinojo la facilita.

No existen alimentos que engordan, es simplemente la cantidad de ellos consumidos lo que engorda. El pan tiene mala fama, pero el pan no engorda, más bien lo que solemos poner encima, o con lo que lo rebañamos, o sea la salsita o grasita del plato en combinación con los hidratos de carbono del pan.

Se sabe que en los primeros 12-18 meses de la vida del niño/a, se crean las "células adiposas", esas con capacidad de retener la grasa, por lo que es muy recomendable, que durante esos primeros meses de la vida de nuestro bebé evitemos que coma grasas añadidas, por muy bueno que sepamos que es el aceite de oliva, cuando le hacemos sus primeras papillas naturales. Evitadlo, así como cualquier otro tipo de grasa añadida, dadle pescado blanco en lugar de azul, pechuga de pollo o carne de conejo, en lugar de cerdo o ternera, leer las etiquetas sobre los contenidos en grasa de galletas, helados, yogures, natillas, huevos, etc., conviene consultar este principio de alimentación infantil con tu pediatra de confianza, ya que pueden afectar su futuro aspecto físico, o problemas de obesidad.

Pon las metas de adelgazamiento a largo plazo, para no caer en las citadas dietas yo-yo, recuerda que los primeros kilos se pierden muy deprisa, pues es simplemente por eliminación de líquidos, evita en lo posible la sal, pues retiene agua, en este punto debemos señalar que la fibra vegetal puede absorber hasta 200 veces su propio volumen en agua, que además, al dilatarse, provoca una sensación de saciedad.

CIRCULO de la OBESIDAD - DEPRESIVA
¿... DÓNDE ROMPEMOS el CIRCULO...?

La actual directora del C.S.I.C., ?Consejo Superior de Investigaciones Científicas?, Dra. Ascensión Marcos, dice con toda la razón del Mundo Universal que, ?... los expertos en nutrición suelen desconocer los entresijos de la psicología y la psiquiatría, mientras que los psicólogos y psiquiatras, suelen estar a las mismas con los secretos de la nutrición y el metabolismo personal?. Yo personalmente, ?Obeso sin causa?, he repetido muchas veces que, la Medicina Actual es como los Cinco dedos de una mano, a los que falta la ?mano?, o sea que cada especialista tira de su carro, sin preocuparse demasiado de la carga completa,... el ser humano NO es un hígado, o un cerebro, o unos pulmones, o unos ovarios, o una columna vertebral, es un conjunto de todo eso interconectado que NO se puede, ni se debe OBVIAR.

Ya decía nuestro amigo y maestro austriaco Dr. Sigmund Freud, que el positivismo en la vida podía solucionar muchos de los problemas de la mente, y basándose en tal principio, el Dr. Cousins reflexionó diciendo que ?... si el negativismo inducía a la depresión y angustia, el positivismo debía conducir a la mente hacía el polo opuesto o sea la alegría de vivir...?, así nació la llamada ?Terapia de la RISA?.

Hace unos 60 años, que la PSIQUIATRÍA, colocó a las diversas tipologías físicas de los individuos dentro de un cuadro compartimentado, en que en los cuatro lados o polos, existía un parámetro del ?Carácter del Individuo, según su aspecto Físico?, teníamos, los Gordos o ?pícnicos?, en el polo opuesto estaban los Leptónicos o ?delgados?, a la izquierda teníamos a los Atléticos, hoy ?cachas? y en su lado opuesto los ?Flemáticos?, esta teoría fue muy bien esquematizada en el cine, por Stan Laurel y Oliver Hardy, o sea ?El Gordo y el Flaco?.

Teoría basada y reconstruida de la Medicina Hindú de hace más de 5.000 años, que dividía a los individuos en tres grupos:

1º.- Los Atléticos pertenecían al grupo ?PITTA?.

2º.- Los Gordos pertenecían al grupo ?KAPHA?.

3º.- Los demás pertenecían al grupo ?VATA?.

Esta estructura con el tiempo se ha venido abajo, pues ni todos los GORDOS son EXTROVERTIDOS, ni todos los FLACOS son INTROVERTIDOS, y actualmente nos encontramos con una división, en que se ha considerado la genética, el medio social y las costumbres en que uno se ha desarrollado, y el propio metabolismo, repartiendo la hUmamidad, al menos la occidental, que se supone tiene mayor poder de elección, otra vez en tres grupos, a saber:

1º.- Los Epicúreos, de digestiones pesadas y en cuya dieta debería evitar las comidas y bebidas frías y todo tipo de alimento crudo.

2º.- Los Activos, de buenas digestiones en cuya dieta deberían prevalecer los alimentos crudos, los cereales integrales y los zumos de fruta.

3º.- Los Sensibles, de digestiones más bien nerviosas, deben comer comidas y bebidas calientes.

Según la SEEDO, ?Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad?, más del 50% de la población española sufre algún tipo de sobrepeso, y la tendencia va en aumento.

(Para más INFORMACIÓN, se puede llamar al 91 ? 578 35 29, o al 96 ? 355 31 99)

El kiwi contiene ?actidina?, sustancia que acelera los procesos de digestión, y tomando un kiwi en ayunas es un excelente depurativo.

Es de enorme importancia no aburrirnos con las comidas de las dietas, y eso solo se consigue a través de la fantasía, en su elaboración y presentación de los platos, para hacerlos apetecibles para la persona que ha decidido ponerse a dieta.

Según los más recientes estudios de la OMS (Organización Mundial de la Salud de la ONU), la dieta ideal estaría compuesta por un 15 % en proteínas, un 30 % de grasas NO saturadas y un 55% en hidratos de carbono, mantener un buen horario de comidas, beber como mínimo 2 litros de agua al día y hacer ejercicio regularmente adaptado a cada edad, evitando el tabaco, el alcohol, los alcaloides y mucha moderación con la sal.

--
(Información extraída del Diccionario práctico de gastronomía y salud, Editorial Díaz de Santos ? Madrid, de Miguel Juan Jordá, donde puedes encontrar amplia bibliografía y otras fuentes de información. Este Diccionario se puede encontrar o encargar en las mejores librerías de España y Latinoamérica)

Para contactar con el autor: emejota13@gmail.com



¿Te gusta este artículo? Comenta en el foro

TAGS    QUESO POLLO PESCADO CAFÉ




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services