Huevos de Pascua


01-03-2016    |   


ARTÍCULOS



La costumbre de regalar los huevos de Pascua, no tiene su origen precisamente en la celebración religiosa asociada a este periodo en la Semana Santa. Como casi todas las celebraciones religiosa cristinas, está asociado a las costumbres paganas, que al ser imposible desterrarlas, se transformaron dándoles un matiz religioso.

Lo verdaderamente curioso es que el huevo sí constituyo un símbolo de “nueva Vida” y tenía un valor en las festividades o ceremonias paganas. Hoy en día, nuestros huevos de pascua de chocolate se consumen en esta época, pero sin ninguna simbología religiosa asociada.

La simbología del huevo y el conejo, al igual que los colores rosa, amarillo y malva de las flores que crecen en los campos, proceden del inicio de la primavera. Así como la palabra Easter  - celebración de la pascua Florida-  viene de la diosa germánica de la primavera y de la luz; Eostre.

En Egipto, el huevo representaba el equivalente a la caja de Pandora, llevaba en su interior todos los males y bienes que Osiris y Tifón en su lucha, habían introducido, al romperse, se dispersaron en el mundo.

En la India representaba el germen, el comienzo de la vida.

Tanto en Persia, Grecia y Roma se pintaban huevos de colores, para consumirlos en las fiestas en honor a La Primavera.

HUEVOS DE CHOCOLATE 

Para hacer los huevos de chocolate en casa, ya sea negro o blanco, tenemos que fundir la cobertura, teniendo en cuenta, unos conceptos básicos.  La cobertura es el chocolate especial, utilizado en confitería y pastelería y es mucho más fluido que el chocolate en tableta.

Si no tenemos cobertura, podemos tranquilamente usar cualquier chocolate en tableta para postres. Tanto el chocolate y la cobertura, se deben fundir a una temperatura que no sobrepase los 40ºC. Si se sobrepasan éstos grados, los sólidos de la pasta de cacao, el azúcar y la manteca que componen el chocolate, se disocian completamente y al solidificarse de nuevo, no se integran de forma homogénea, por lo que aparecen esas líneas del diversos tonos.

El método de fundir el chocolate llamado Tableo, es el que se hace sobre mármol, tableando(moviendo) la cobertura fundida, como es un método que requiere práctica y una superficie de mármol. Usaremos en esta receta el método llamado de la Vacunación, que consiste en fundir la mitad de la cobertura y la restante se ralla muy fino para ir añadiendo poco a poco a la fundida, removiendo hasta que se funda. Al echar la cobertura rallada hace que la cobertura se espese, con lo cual hay que calentarla de nuevo a 32ºC (no más) para comenzar a hacer los huevos.

Si no tenemos termómetro, siempre podemos controlar la temperatura de manera que nunca este caliente, sino templada.

Hacer Huevos de Pascua puede resultar una actividad perfecta para hacer con niños en casa durante las vacaciones de Semana santa

 

INGREDIENTES (PARA 6 HUEVOS)

400 gr de cobertura negra o Blanca

Azúcar de colores para decorar

Moldes de huevos de pascua

Espátula pastelera

Colorantes: rosa, amarillo, violeta

ELABORACIÓN

Rallar o picar la cobertura / chocolate, fundir al baño María la mitad, removiendo continuamente.

http://www.alambique.com/tienda/bano-maria-15-l

Una vez fundida, se retira del baño María y se va añadiendo la restante cobertura, también removiendo hasta que se funda completamente. Calentar de nuevo a 32ºC.

http://www.alambique.com/tienda/espatula-con-termometro-para-chocolate-thermo-choc

http://www.alambique.com/tienda/termometro-digital-universal

Si usamos colorantes para el chocolate blanco, se añaden en este paso.

Verter inmediatamente en los moldes de los huevos y llenar hasta arriba.

http://www.alambique.com/tienda/molde-huevo-de-pascua-liso

Dejar reposar unos 2 ó 3 minutos 

Volcar encima de un papel de horno, dejando escurrir el chocolate sobrante que no se adhiere a los moldes.

Con una espátula, se limpian los bordes de cada molde y se dejan enfrían en la nevera, al menos 2 horas.

http://www.alambique.com/tienda/espatula-pequena-para-reposteria

Desmoldar con una ligera presión de cada molde. Si vemos que no desmolda fácilmente, se vuelven a meter en la nevera 1 hora más.

Para juntar las dos mitades, se calienta un sartén a fuego muy bajo, se retira del fuego y cogiendo dos mitades de huevo a la vez se ponen en la sartén unos 5 segundos, hasta que los bordes se fundan ligeramente. Pegar inmediatamente las dos mitades y dejar solidificar.

Una vez seca la unión, decoramos los huevos, fundiendo de nuevo la cobertura sobrante y poniéndola en una pequeña manga de papel.

Decorar con los motivos que queramos, siempre teniendo en cuenta decorar una mitad y dejarla secar completamente, antes de decorar la restante.

Si usamos azúcar de colores, como en la foto. Se dibuja el motivo con la manga y antes de secarse, se espolvorea el azúcar de colores sobre el motivo. Sacudiendo el sobrante.

Dejar secar completamente antes de manipularlos. Los huevos pequeños de colores son ideales para poner sobre un bizcocho de chocolate con relleno de ganaché y coco tostado encima.

 

Receta y fotografia:  Sandra Jimenez-Osorio

TAGS    HUEVO CACAO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





Alambique Escuela

Tienda y escuela de cocina.




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services