Marcos Gómez, primera vendimia con nuevas instalaciones que miran al futuro


23-12-2015    |   


ARTÍCULOS



Bodegas Hijos de Marcos Gómez han comenzado una nueva etapa con la construcción de nuevas instalaciones enfocadas a superar esa calidad de la que siempre han contado y con una apuesta decidida por el enoturismo. La vendimia de 2015 marcará un antes y un después de una bodega que ha buscado con esta inversión dotarse de las mejores tecnologías e infraestructuras para fomentar ese objetivo.


Esta es la principal prioridad que se marcan los hermanos Rafael y Raúl Gómez año tras año en cada una de las vendimias. Este año son aún más ambiciosos con las posibilidades que ofrecen unas instalaciones con todo automatizado. La calidad de la uva controlada en campo pasa también por un control exhaustivo desde su entrada en bodega hasta su elaboración final.


La actitud de crecer y seguir fomentando y cuidando sus uvas y sus vinos les animó a dar el paso e invertir en una bodega más moderna y enfocada al enoturismo incorporando una tienda y un espacio para la futura sala de catas. Precisamente, esta nueva construcción ha permitido dirigir el diseño a la comodidad en el trabajo y en la posibilidad de ofrecer al visitante un lugar agradable e instructivo para conocer todas las fases de elaboración de un vino y poder degustar sus productos en el punto de venta habilitado para todo aquel que quiera degustar su marca Salvueros.


Por tanto, el objetivo en 2015 ha sido elaborar su primera vendimia en la nueva bodega pero con un proyecto de futuro que continúa pensando en el turismo. En mente ya tienen realizar un jardín junto a la bodega con las distintas variedades de uva acogidas en la Denominación de Origen Cigales.


La innovación en los productos también viene de la mano de esta nueva construcción con la elaboración del primer rosado monovarietal de Garnacha Gris, el único actualmente en la D.O. Cigales y su primer blanco acogido a la Denominación. Los dos con la marca Salvueros, una marca que desde sus inicios han enfocado con su rosado como garantía de calidad y que pretenden mantener con estas nuevas producciones, sin olvidar los tintos con los que también continuar en esa línea. Los prestigiosos premios internacionales obtenidos por sus vinos, año a año desde 2006, es garantía del trabajo bien hecho.


La base de preservar el nivel conseguido en sus vinos son sus viñedos, en los que Rafael y Raúl están involucrados en todas las fases. Desde la poda hasta la vendimia, su preocupación pasa por controlar ellos mismos todos los procesos en campo. No en vano su lema es que el vino comienza a elaborarse en la cepa. El 60% de las 48 hectáreas de viñedo que posee la bodega tiene más de 70 años y está ubicada en el Pago de Sallana de Cubillas, Mucientes y Cigales.


Hijos de Marcos Gómez es una bodega con una larga tradición familiar. Se trata de la tercera generación, el padre de Rafael y Raúl, Marcos Gómez, empezó a trabajar con su padre repartiendo el vino en carros y trabajando en la bodega subterránea, que mantienen en muy buenas condiciones, de hecho, ha sido testigo de años de elaboración hasta la añada de 2014.


Su padre ya innovó en su momento y construyó una nave superficial sobre la antigua, con tecnología puntera en su época y ahora es el momento de Rafael y Raúl. Continúan con esa tradición con las miras puestas en el futuro y apostando por una nueva bodega entorno a viñedo con nuevas tecnologías. Los hermanos Gómez son herederos del buen hacer de su padre y su abuelo viviendo con ellos el crecimiento de un gran proyecto familiar pensando siempre en innovar por la calidad del vino.

TAGS    VINO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services