Atrévete con una fondue


05-02-2013    |   


ARTÍCULOS



Magaceda Serrano

Seguro que últimamente habéis oído varias veces la palabra fondue, proviene de la palabra francesa ‘fondre’ y significa fundir o mezclar. Se trata de uno de los platos más populares en Suiza donde están acostumbrados a pasar los días de frío alrededor de una fondue burbujeante.

La fondue más tradicional es la de queso, conocida en Suiza como ‘neuchâtel’. Consiste en derretir queso en una pequeña olla denominada ‘caquelon’, aunque muchos le suelen llamar directamente fondue. Esta olla se coloca en el centro de la mesa en un pequeño hornillo para no perder el calor. Si la fondue es de queso, normalmente el 'caquelon' es de barro o cerámica. Para preparar una fondue de caldo o aceite caliente es mejor utilizar una de hierro fundido o acero inoxidable y si hablamos de una fondue de postre es aconsejable utilizar un recipiente de porcelana.

La fondue es común para todos los comensales, que van sirviéndose con un tenedor adecuado para la ocasión. Los tenedores de fondue tienen dos puntas y son muy parecidos a un pincho. Se utilizan para pinchar trozos de pan, carne o fruta que se remojan en la fondue.

El 30 de julio es el Día Internacional de la Amistad y en muchos países  se aprovecha esta celebración para reunirse con los amigos y compartir una rica fondue como símbolo de su amistad. Otra de las costumbres más populares  y divertidas asociada a la fondue tiene lugar en Suiza, donde la tradición dicta que si un trozo de pan se desprende del tenedor mientras se moja en una fondue de queso, hay que pagar una prenda. Si le pasa a una mujer la prenda es dar un beso a todos los hombres de la mesa y si le pasa a un hombre éste debe darle a la anfitriona una botella de vino o de kirsch, un licor típico en este país. Si esto le vuelve a pasar a la misma persona una segunda vez, él o ella tendrán que celebrar una fondue en su casa.

En el fondo del recipiente suele quedar una costra dorada de queso al acabar la fondue que se denomina 'croûton' y es muy sabrosa. En Suiza es habitual flamear la 'croûton' con kirsch dentro de la misma fondue. El anfitrión  es el encargado de despegarla del recipiente y repartirla entre los invitados.

A la hora de degustar una deliciosa fondue es recomendable acompañarla con bebidas calientes como el té  o con un vino blanco o un poquito de kisrch. Si hablamos de una fondue dulce es ideal servir un buen champán o vino.

Fue a principios de los años sesenta cuando la fondue se extendió a la repostería y desde entonces, cada vez es más habitual encontrarnos una fondue de chocolate en una boda o evento, donde suelen aparecer en forma de cascada.
Para acompañar esta fondue se utilizan todo tipo de frutas aunque las favoritas son las fresas, el plátano, la piña o las uvas.También hay otras fondues de postre que se acompañan con pan dulce, brioches o croissants. Una idea muy original es utilizar brochetas de bambú para hacer pinchos con distintas frutas o ingredientes.

Como vemos podemos encontrarnos con una enorme variedad de fondues. Desde la típica fondue de queso, pasando por una fondue de aceite caliente con ajo hasta una fondue de vino caliente con frutos secos. De manera que, si tienes pensado organizar una comida familiar o con los amigos, esta puede ser la ocasión perfecta para preparar una fondue y sorprender a tus invitados.

TAGS    QUESO VINO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services