La Celiaquía


05-02-2013    |   


ARTÍCULOS



 

Eva Martín Escobar

 

 

La celiaquía es una enfermedad crónica sin cura que debe ser detectada cuando antes en el paciente. La intolerancia  a ciertos tipos de alimentos puede acarrear serios problemas de salud, por lo que, una vez detectada esta enfermedad, se prohíben automáticamente los ingredientes que contienen uno de los elementos más comunes en nuestras cocinas: el gluten.   El consumo de esta proteína resulta especialmente dañino para el intestino delgado de los pacientes que sufren esta dolencia, pues causa lesiones en el recubrimiento interno, evitando que los nutrientes sean absorbidos correctamente. Dado que los problemas de función intestinal nos exponen a deficiencias tan importantes como las óseas, sanguíneas o nerviosas, aquellos que padecen celiaquía deben seguir ciertas obligaciones alimentarias de por vida si no quieren tener mayores complicaciones en un futuro.    En concreto, la celiaquía prohíbe cuatro cereales: trigo, centeno, cebada y avena. Muchos pueden pensar que descartar estos ingredientes vetados de sus dietas no es tan difícil. Sin embargo, resulta asombroso lo complicado que puede resultar hacerlo en la práctica. La cantidad de productos que cuentan con derivados de estos cereales en su composición es enorme: desde el pan de cada día hasta las tartas, pasando por masas, pastas o cualquier rebozado. Por ejemplo, la harina de trigo, que es uno de los ingredientes más usados en todo tipo de productos, es algo totalmente prohibido para los celíacos.   Hoy en día, la información disponible sobre esta enfermedad es muy extensa y está al alcance de todos, con asociaciones de carácter oficial y no oficial que se encargan de asesorar y ayudar a los nuevos celíacos.    Ante este panorama, podríamos alarmarnos. Sin embargo, es importante saber que las posibilidades de alimentación aún padeciendo esta enfermedad, son realmente amplias. Lo más deprimente para los que padecen esta dolencia es que siempre deben estar al cuidado de qué comen, y esto les da la sensación de que se pierden cosas muy buenas. Un ejemplo muy fácil para entender este hecho es el de los niños que, aún inconscientes de los problemas que el gluten puede acarrearles, obligan a sus madres a estar siempre muy atentas de que el niño no coma ciertas cosas. Es comprensible, pues ellos aún no tiene conciencia plena de por qué sus amigos pueden comer, por ejemplo, bollería industrial y ellos no.   Sin embargo, a pesar de la gran cantidad de restricciones existen muchos alimentos apetitosos que pueden consumir, y lo único que hay que hacer es adaptar las recetas, sustituyendo los ingredientes prohibidos por otros que les equivalgan. Y, si no se tiene tiempo para esto, en el mercado existen ya muchos productos adaptados para este tipo de consumidores. Un buen ejemplo son los preparados con base de harina, como el pan, los bizcochos o las magdalenas. Estos pueden ser consumidos por los celíacos, siempre y cuando hayan sido elaborados con harina especial para ellos. Y lo mismo ocurre con las masas de pizza, los panes de hamburguesas o las pastas.    Es posible que un celíaco encuentre más dificultades para comer en un restaurante que el resto de las personas, pero es totalmente incierto que sus posibilidades culinarias sean mucho menos amplias que las de los demás.   No debemos confundir la celiaquía con un enorme problema que supone un lastre para los pacientes, pues éstos pueden comer casi de todo: carne, pescado, huevos, verduras, legumbres, hortalizas, frutas, arroz, maíz...  En la red podemos encontrar muchísimas recetas para estos pacientes, y lo único que hay que hacer es crear un recetario propio para disfrutar de lo mismo que los demás, pero con la receta modificada.  

TAGS    ARROZ PESCADO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services