Cepa 21 Bodegas, el proyecto de innovación de la familia Moro, presenta la nueva imagen de sus vinos


09-10-2015    |   


ARTÍCULOS



Las nuevas añadas de Hito, Cepa 21 y Malabrigo llegarán al mercado en una elegante botella estilo Borgoña con ilustraciones hechas a mano que representan la esencia del vino que esconden detrás.


Hace 14 años José Moro y sus hermanos, tercera generación de la bodega familiar Emilio Moro, comenzaron a trabajar en un ambicioso proyecto llamado a sentar las bases de la viticultura moderna en Ribera del Duero. El objetivo fundacional de Cepa 21 era elaborar, con el tempranillo como protagonista, vinos basados en la tradición vinícola y el terroir propio de la zona pero acordes con las tendencias del mercado actual. En definitiva, `vinos de pura cepa para el consumidor del siglo XXI´. El proyecto, que arrancó en 2007 con la construcción de la bodega y que se ha consolidado ya tanto a nivel nacional como internacional (sus referencias están presente en más de 50 países), culmina ahora con la presentación de una nueva imagen que consigue transmitir la esencia, el espíritu transgresor y la insuperable calidad de sus vinos.


Enclavada en la Ribera del Duero, en un edificio minimalista, funcional y perfectamente integrado en las cincuenta hectáreas de viñedo que domina, Cepa 21 nació bajo una perspectiva de modernidad no sólo en cuanto a la arquitectura, sino también, en cuanto al estilo de vino. Desde sus inicios apostó por el equilibrio entre la fruta y la madera, el alcohol y la acidez, la frescura y la madurez y la ternura y el carácter, mejorando los procesos a través de un fuerte compromiso con el de I+D+i. Una innovación que viene representada ahora con una botella elegante y Premium de estilo borgoñés y con unas nuevas etiquetas que presentan ilustraciones artesanales, al igual que el vino que guardan.


Vinos que transmiten:
José Moro, presidente de la bodega e impulsor de la nueva imagen, explica que ha tratado de plasmar en las etiquetas `el signo de identidad de cada vino y los sentimientos y emociones´ que le provocan. Así Cepa 21, el buque insignia de la bodega, está representado con un antiguo arado romano, símbolo de un vino que aunque encarna el futuro respeta ante todo la tradición. `Cada vez que veo la nueva etiqueta recuerdo nuestros orígenes, de dónde venimos´.


Por su parte Hito, el vino más joven de la bodega, hace honor a su nombre tanto en su etiqueta (donde se ve dos piedras labradas como las de los hitos que marcan el camino) como en su concepción. Y es que su lanzamiento al mercado supuso un hito para los Riberas de barrica habiéndose consolidado hoy como un vino adulto y mucha personalidad pese a su juventud. Por último Malabrigo, el vino de alta gama de Cepa 21, presenta la ilustración de un campesino abrigado en alusión al pago del que procede. Un viñedo de orientación norte y con una fuerte exposición al viento que expresa la dureza del clima y los fuertes contrastes de la Ribera del Duero.


La nueva imagen, que se ha presentado ahora coincidiendo con la vendimia, verá la luz en el mercado de la mano de las nuevas cosechas Hito 2014, Cepa 21 2011 y Malabrigo 2011.

TAGS    VINO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services