¿Jamón Ibérico durante el embarazo? Ahora sí


13-12-2012    |   


ARTÍCULOS



Natalia Llopis

Ha caído un mito, pero en este caso para bien. Por fin las embarazadas podrán comer jamón ibérico sin preocuparse por la tan temida toxoplasmosis. Para los que no sepan lo que es, se trata de una enfermedad infecciosa que transmite un protozoo a través de las carnes crudas; afecta especialmente al feto, por lo que las embarazadas han de evitar totalmente la ingesta de productos que lleven cualquier tipo de carne cruda, véase el pescado en forma de sushi o sashimi, carne de ternera cruda o poco hecha (un steak tartar, por ejemplo), y con el cerdo podríamos apuntar hacia los embutidos que no estén cocidos (salchichón, chorizo, salami).   Pero como hemos comentado, esto cambia a partir de ahora; un estudio reciente realizado por el Teica y con la colaboración de la Conserjería de Innovación de la Junta de Andalucía, ha demostrado que uno de nuestros productos más nacionales y prohibidísimo durante el embarazo, el jamón, se encuentra exento de esta enfermedad debido a su proceso de curación, en el que se elimina la bacteria.   El grupo social al que afecta positivamente es muy amplio, ya que no sólo las embarazadas dejan de comer jamón durante el embarazo, si no que, como apunta Juan Carlos Racero, gerente de Teica, muchas familias también lo hacen para “no hacer sufrir” a la mujer durante la gestación.   Y no es que el ibérico no sea perjudicial para la salud de las futuras mamás, sino que además tiene propiedades muy beneficiosas para el organismo. El jamón es una fuente de proteínas, por lo que favorece el desarrollo muscular y por eso es indicado para deportistas, adolescentes y en periodo de gestación, ya que en esta etapa se necesita un mayor aporte de este nutriente. Por su alto contenido en vitamina B1, el consumo del jamón ibérico, ayuda a superar el estrés y la depresión. Los alimentos ricos en vitamina B1 o tiamina, como esta carne son muy recomendables en periodos de embarazo o lactancia y también después de operaciones o durante periodos de convalecencia, debido a que en estos periodos hay un mayor desgaste de esta vitamina. Las mujeres embarazadas o los bebés en estado de lactancia, pueden beneficiarse de los efectos beneficiosos de esta carne ya que tiene una alta cantidad de vitamina B12 que ayuda a los problemas estomacales.   También es verdad que tiene una cantidad de sodio (sal) un poco alta, pero entre los beneficios que tiene, y la desventaja que le hemos restado con lo de la toxoplasmosis, esta noticia no podía llegar en mejor momento, puesto que las Navidades están a la vuelta de la esquina, fechas claves de comidas y cenas constantes en el que el invitado de excelencia que nunca falla, es el jamón ibérico.

TAGS    PESCADO Tartar Sushi




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services