La dieta macrobiótica


16-12-2013    |   


ARTÍCULOS



La alimentación con una dieta macrobiótica es un modo extremo de vegetarianismo que combina varias ideas promulgadas por la filosofía Zen (budismo). Esta “nueva” alimentación se ha encontrado con una gran aceptación por parte de las personas que promueven la alimentación natural y los alimentos sin transgénicos, además, últimamente se ha convertido en la dieta estrella para algunas celebridades como por ejemplo Isabel Presley o Madonna.

La dieta macrobiótica fue creada por George Osawa, filósofo japonés que sigue las enseñanzas del doctor Sagen Ishizuka. Cuando Osawa viajó a América se llevó consigo estas enseñanzas que fueron difundidas en el nuevo continente por discípulos de este, como Herman Aihara o Michio Kushi, entre otros.

Las personas que deciden llevar a cabo esta dieta tienen que pasar por 10 niveles durante los cuales van dejando de comer varios alimentos hasta que su comida básica son los cereales (arroz, cebada, maíz, trigo, etc). Estos cereales se pueden comer tanto guisados como hervidos, tipo croqueta, en sopas o tarta. Otros alimentos que no pueden faltar en esta dieta son las verduras y las frutas. Por otra parte, para que el organismo obtenga proteínas de tipo animal es recomendable realizar una combinación de los alimentos citados anteriormente con carne de res (magro sin nada de grasa), pescado o pollo sin piel, todo esto a la plancha o cocido y siempre aderezado con sal marina. Además, te limita la consumición diaria de agua.

Esta forma de alimentarse se basa en el principio del Ying y el Yang a través de la cual se tiene que encontrar el equilibrio entre estas dos fuerzas, para así lograr un bienestar físico y mental, por lo que es necesario respetar una proporción determinada de cada tipo de alimentos.

ALIMENTOS YING (alimentos pasivos)

Este tipo de alimentos tienen una energía debilitante por lo que su consumo no debe ser elevado. Entre los alimentos Ying podemos encontrar piña, kiwi, sandia, ciruela, patata, tomate, lácteos, pan blanco o embutidos.

ALIMENTOS YANG (alimentos activos)

Estos alimentos por su parte, contienen una energía tonificante y su consumo debe ser abundante. Algunos de los alimentos Yang son arroz, trigo, avena, centeno, legumbres, vegetales sin pesticidas o algas marinas.

PROBLEMAS DERIVADOS DE LA DIETA MACROBIOTICA

Con una dieta de este tipo en la que se van prohibiendo paulatinamente diversos tipos de alimentos es muy común que a medio–largo plazo, el cuerpo tenga deficiencias vitamínicas, falta de proteínas animales o deshidratación debido al control que se realiza con la ingestión de agua. El escaso consumo de proteínas también puede llevarnos a sufrir anemia a desnutrición. Es por esto por lo que como con todas las dietas es preciso consultar a un nutricionista antes de emprender cualquier cambio en nuestra alimentación. Y con una dieta tan extrema como esta es imperativo realizar un seguimiento continuo de análisis de sangre, para así poder controlar las deficiencias del organismo.

TAGS    ARROZ PATATA POLLO PESCADO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services