Comida más sana, vida más larga


01-01-2014    |   


ARTÍCULOS



El triptófano es uno de los 20 aminoácidos que nuestro organismo necesita para producir la serotonina (hormona que nos proporciona la vitalidad y energía para realizar nuestra actividad diaria). Por eso, si percibes más irritabilidad, tienes trastornos en el sueño, y muestras intolerancia a los cambios y al estrés, pueda que necesites una dosis de triptófano.
Esta sustancia se puede encontrar en distintas maneras:
Una onza de chocolate negro en el postre.
Las nueces, u otros frutos secos y semillas como las de girasol o calabaza.
Los lácteos, ya sean en quesos o leche.
Una cena de pavo te ayuda a conciliar un sueño reparador y levantarte de buen humor.

Si haces deporte, toma boniato. Este tubérculo de sabor dulce proporciona mucha energía, almidón y azúcares y, además, apenas engorda.

Los vegetales son los agentes idóneos para combatir el cáncer oral. Igualmente las revisiones del dentista y mantener una correcta higiene bucal previenen este tipo de enfermedad.

Los champiñones, además de ser uno de los ingredientes más versátiles, pues se pueden comer crudos en ensaladas, salteados con ajo y perejil, como condimento para la carne, o incluso rellenos de queso azul, este tipo de seta hipocalórica contiene bastante agua, y su alto contenido en potasio es recomendado por los profesionales para evitar la retención de líquidos y la hipertensión.

El agua es el elemento básico para mantenerse hidratado. Por eso, beberla durante todo el día puede ser un gran aliado para aquellas personas que adolezcan de ansiedad. Además, esta sustancia no nos aporta calorías en medio de una comida, ya que no contiene nutrientes y carece de valor energético. De hecho, tomarla de esta manera nos sacia antes y limpia nuestras papilas gustativas, con lo que apreciaremos mejor los  sabores posteriores. Sin embargo, demasiada agua puede diluir las enzimas y los ácidos responsables de la digestión y, así mismo, dificultar una correcta evacuación.

Las frutas, esenciales para combatir múltiples enfermedades. Desde las fresas, con alto contenido en vitamina C para fortalecer la córnea del ojo y la retina y prevenir las cataratas, pasando por el aporte energético de los plátanos, que previenen la diabetes y la ceguera, hasta otras más exóticas como los taranjos, que ayudan a perder peso, a prevenir el cáncer, además de reducir el nivel de colesterol  y curar enfermedades tan comunes como un simple catarro. Por su parte, el melón actúa como relajante y el jugo de cerezas contribuye a dormir mejor, además de aumentar la memoria y combatir la artritis y demás enfermedades inflamatorias.


 

TAGS    QUESO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services