Ruta de la sidra


05-07-2013    |   


ARTÍCULOS



Es un producto natural, de elaboración artesanal, cuya graduación ronda los 4º a 6º. Se obtiene a partir del mosto prensado de las manzanas y fermentado en barricas de roble. La producción con manzanas de la zona apenas llega para cubrir el verano, por eso para disponer todo el año de sidra se importan estos frutos, de Galicia o el País Vasco. Se envasa en botellas de color verde oscuro para protegerla del sol y la luz que la perjudicarían. Se sirve, como todo el mundo sabe, escanciada sobre vasos anchos, esto no es un capricho, pues al golpear el chorro contra el borde del vaso el oxigeno del aire se mezcla con el ácido carbónico que contiene la sidra, proporcionándole los aromas característicos y un punto de aguja.

Por esto es que la sidra se bebe a “culines” y rápidamente, para que no pierda estas propiedades que le proporciona el escanciado.

Lo último que queda en el vaso se tira por razones higiénicas, para limpiar el borde del vaso en el que bebe todo el mundo, no olvidemos que la sidra es una bebida social, siempre se toma entre amigos.

Si bien se toma por todo el territorio asturiano, la Comarca de la Sidra se encuentra entre Oviedo y Gijón, es una zona de especial belleza, de montaña y playa, en la que todo gira alrededor de esta bebida y del fruto que la produce.

La Comarca comprende los concejos de Bimenes, Nava, Sariego, Colunga y Villaviciosa, recorrerlos nos proporciona admirar bosques y amplios valles, así como espectaculares acantilados y extensas playas, como la de Rodiles.

En los fértiles campos de esta comarca se suceden las pomaradas o campos de manzanos, destinados a producir sidra.                                                                                

La ruta por la Comarca de la Sidra empieza en Nava, verdadero centro sidrero, cuenta incluso con un museo dedicado a esta bebida. Es un importante centro turístico y cuenta con innumerables sidrerías. Allí se celebra El Festival de la Sidra, los días 12,13 y 14 de Julio, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Dentro de este festival, destaca el Concurso Internacional de Escanciadores.

Desde  Nava seguimos la ruta dirección a Oviedo y nos desviamos en Tazones, preciosa villa marinera con un bonito puerto pesquero, donde degustar deliciosos productos del mar, acompañados por supuesto de sidra.

De Tazones continuamos a Villaviciosa junto a la espectacular playa de Rodiles, como ya hemos comentado y donde seguiremos tomando sidra, como debe ser.

Desde Villaviciosa seguimos hasta Colunga, interesante municipio y de allí a Lastres. Entre estos dos pueblos nos pilla de camino el Museo Jurásico de Asturias, donde podremos admirar los magníficos dinosaurios que pasearon por estas tierras en un lejano pasado.

En lastres acabamos nuestro particular periplo sidrero, saboreando un culín de sidra y admirando el paisaje desde sus empinadas laderas.

La sidra cuenta con denominación de origen protegida (D.O.P.) y por ser un producto natural, requiere unos cuidados en su conservación y manejo que no debemos pasar por alto porque es un producto delicado.

Debe almacenarse en un lugar fresco y seco, alejado de los rayos solares, no se debe mover, ni tomarse muy fría por lo que conviene refrescarla en agua fría, evitando que se moje el corcho.

Además de la sidra en la comarca se pueden degustar riquísimos platos tradicionales como, fabada, pitu de caleya (pollo de corral), cabrito, pote, así como quesos reconocidos: cabrales, afuega el pitu, etc. Como productos del mar, chopa, lubina, mariscos y de postre arroz con leche, no se toma mejor en otro sitio.

TAGS    ARROZ POLLO TINTO DE VERANO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services