De hamburguesas madrileñas y dónde encontrarlas


06-11-2013    |   


ARTÍCULOS



Los primeros restaurantes que llegan a nuestras mentes cuando decimos hamburguesa son McDonald’s o Burger King. Sin embargo, hay todo un mundo detrás del Whopper o del Big Mac. Podemos encontrar desde burgers de ternera, de pollo, de cerdo, de pescado o incluso de tofu. Las posibilidades son ilimitadas como las combinaciones.   Los puristas del mundo del burger quieren elevar este plato a los altares de los gourmet, sin embargo sin tener el precio del fast-food. En la Plaza de Cánovas del Castillo se encuentra el restaurante Estado Puro, bajo el mando del chef Paco Roncero, discípulo de Ferran Adrià. Es una reinterpretación hacia la alta cocina del mundo de las tapas, entre las que se incluye la conocida tortilla deconstruida. No obstante, en su menú encontramos nuevamente una tapa de mini burger con mostaza. Paco Roncero demuestra que este plato no es algo que se tenga que comer como plato único, sino que puede ser uno o dos bocados y funcionar como tapa.   En un ambiente y estilo de after work americano tenemos el New York Burger, un restaurante en el que la hamburguesa puede pesar de 160 a 500 gramos. Tú eliges. Su marca de distinción es la enorme variedad de hamburguesas que se pueden pedir, incluso una al plato, sin pan. Contamos 22 burgers diferentes, además del menú infantil. Otro de los atractivos del New York Burger es la decoración y el concepto neoyorkino de ladrillo visto, lámpara de aluminio de techo bajo y las míticas persianas de oficina para aquellos ejecutivos de la Gran Manzana que, tras terminar de trabajar, no quieren romper la harmonía de su día.   En el otro extremo de conceptos se encuentra el Zombie Bar, propiedad de los DJs Zombie Kids. En pleno Malasaña, su estética transgresora, contracultural y underground hace que se cree la experiencia de al terminar de comer y salir del restaurante tener la sensación de haber vuelto de una rave de drogas y alcohol. La ilusión de ambiente destroyer se une a la comida. Las patatas fritas que acompañan a las hamburguesas se sirven en una mini cesta de freidora. Como punto a destacar, el Zombie Bar cuenta con una burger vegetariana de tofu para aquellos vegetarianos que quieran salir a cenar con sus amigos carnívoros sin tener problemas de lugar. Se puede encontrar hamburguesas con wasabi y setas shitake o incluso con espinacas y queso de cabra.   Si lo que buscas es carne exótica, el Burger Lab es tu sitio. Uno se puede mover a la India con la hamburguesa de pollo tandoori, pasar por Australia con la de carne de canguro, aterrizar en África con la de avestruz y volver a la vieja Europa con una burger de ciervo al más puro estilo noble medieval con gota.    No solo de McDonald’s y Burger King vive el hombre y gracias al cielo que ya no tenemos Wendy’s en Madrid. Existen más opciones que el restaurante rápido con comida rápida, bandeja de plástico y bolsitas de kétchup. 

TAGS    QUESO POLLO PESCADO WASABI TAPAS




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 1 comentario(s)


   Raúl , 26-02-2018
No lo conocía la verdad y según iba avanzando en la lectura se me iba haciendo la boca agua. Me encanta Madrid y para semana santa voy a ir y por su puesto pienso comerme unas hamburguesas madrileñas. Hace poco en el recomendaban los mejores sitios en Madrid para comer patatas fritas hechas en freidoras sin aceite, así que aprovecharé también y me haré tour.



A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services