El vinagre


04-04-2013    |   


ARTÍCULOS



El vinagre ha tenido un gran papel en la historia, este versátil producto fue utilizado por todos, desde los reyes y conquistadores y exploradores a la gente común. Los babilonios y los marineros lo usaban como conservante de alimentos, Helena de Troya se bañaba en vinagre para relajarse, durante la peste bubónica  la gente se aplicaba vinagre en la piel para protegerse de los gérmenes, Hipócrates prescribe el vinagre como un remedio para las dolencias y ahora que estamos en plena Semana Santa no podemos olvidar que una de las bebidas de los romanos era el vinagre y a Jesús se le ofreció antes de ser crucificado.

Actualmente el líquido con sabor agrio es muy usado en la gastronomía, para aliñar las ensaladas o vegetales y también en escabeches, encurtidos, etc.   Los hay de diversos tipos; vinagre de vino que es el que más se consume, el vinagre blanco que proviene de la fermentación del alcohol de caña de azúcar, el vinagre de Jerez que se obtiene lógicamente de vinos de jerez, es fuerte y tiene color marrón caoba, requiere una maduración larga, de 12 años, en toneles de madera, vinagre de manzana cuando se fermenta el alcohol de la sidra, vinagre de Oporto, se prepara con vino de Oporto, vinagre de arroz cuando se fermenta el arroz, es muy suave y de color blanco, típico de la gastronomía japonesa y por supuesto el conocido aceto balsámico de la cocina italiana, originario de Módena, se trata de un vinagre obtenido a partir de una mezcla de vinos tintos y blancos.   Es común abrir una botella de vino, olvidarla y al cabo del tiempo, cuando la rescatas creer que tienes vinagre. No te arriesges, te enseñamos cómo hacer vinagre de manzana en casa. Es necesario usar utensilios y frascos esterilizados para evitar la contaminación bacteriana.  En cuanto a la preparación, coloca en un recipiente de vidrio de boca ancha varias manzanas picadas, tapa el frasco y guardalo. Periódicamente quita la espuma que se forma por la fermentación, este proceso te llevará aproximádamente mes y medio. Sabrás que ya no fermenta porque no aparecerá más espuma y el color habrá cambiado, en ese momento cambia la tapa a una que permita que la preparación respire y así se convierta en vinagre.  Dejala reposar y luego cuélalo.   Está muy de moda el vinagre de vino aromatizado. También es muy sencilla su preparación en casa. Toma nota, sólo necesitas tiempo.   Necesitas un litro de vinagre y los condimentos con que lo quieras aromatizar.  Para un vinagre de salvia necesitas ocho hojas de salvia una ramita de romero; para el vinagre de hierbas es necesario dos ramitas de estragón, una cebolla picada muy fina, diez gramos de pimienta planca y tres ramitas de tomillo; si lo que quieres es un vinagre de ajo obten una rama de albahaca, seis dientes de ajo cortados por la mitad, una ramita de tomillo y diez gramos de pimienta blanca aplastada. Añade los condimentos que quieras al vinagre y dejalo en reposo dos semanas como mínimo. Lo puedes ir probando hasta conseguir el toque justo. Por último, cuelalo y guardalo en un recipiente cerrado.   Anímate a crear tus propios vinagres, son ideales para las ensaladas.

TAGS    ARROZ VINO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services