Tomelloso acerca sus propuestas vitivinícolas a la capital española


05-05-2015    |   


ARTÍCULOS



La localidad manchega de Tomelloso ha llevado hasta el Casino Gran Vía de Madrid la oferta turística del municipio que le ha hecho valedor del título de `Posada de Vid y Cultura´. Con la participación, presentación y una posterior cata de las Bodegas Allozo Centro Españolas, Tomelloso ha querido promocionar, a través de este acto, el patrimonio y la riqueza vitivinícola con la que cuenta y que se plasma en las más de 4.000 cuevas subterráneas que estuvieron dedicadas al vino y de las que a día de hoy se conservan de algunas los restos de antaño. De la mano de Miguel Ángel Valentín, Director General de Bodegas Allozo Centro Españolas, el municipio de Tomelloso llega a la capital. `Queremos anticipar al mundo todo lo que sucede en La Mancha´, con estas declaraciones ha comenzado a poner en valor el patrimonio y la tradición vitivinícola de la localidad manchega, que cuenta con más de 4.000 cuevas subterráneas que existieron en su día y que estuvieron íntegramente destinadas al vino. El arraigo a la cultura de este producto ha sido el motor de la presentación que ha tenido lugar en el céntrico y cosmopolita Casino Gran Vía de Madrid. Enclavada en el centro de La Mancha y en la ribera del río Guadiana, Bodegas Allozo Centro Españolas, fundadas en 1991 y pioneras en vinos de autor de la región, llegan hasta este emblemático edificio para presentar la recuperación histórica de una de las tradiciones culturales que ha llevado a Tomelloso por todo el mundo: el antiguo coñac Casajuana que data de 1892, uno de los dos únicos brandies de España con 100 años de envejecimiento, un producto único y exclusivo elaborado con las mejores holandas manchegas. La presentación contó además con una cata de los vinos más representativos de esta bodega tomellosera perteneciente a la D.O. La Mancha. El Allozo Verdejo, un blanco elegante y fresco abrió el encuentro para continuar con la que ha sido la última incorporación a la casa, Flor de Allozo, un vino elaborado con tempranillo y garnacha. Finalmente se finalizó con un clásico: el Allozo Gran Reserva, un tempranillo que ha permanecido durante 24 meses en las barricas de roble francés y americano de la cava y que es probablemente el vino más premiado de la región. Sin duda, una velada en la que el corazón de La Mancha, Tomelloso y los vinos Allozo conquistaron Madrid.

TAGS    CAVA VINO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services