La tradición gastronómica siciliana


07-01-2014    |   


ARTÍCULOS



La cocina italiana se caracteriza por tener ser muy tradicional, muy especialmente en las regiones del sur. Los elementos más utilizados en sus cocinas son muy coloridos y llenos de sabor, donde destacan el aceite de oliva, las naranjas, los pistachos, los tomates, los sabrosos quesos, como el ragusano (que data su producción desde la Magna Grecia) o el caciocavallo, y el atún rojo. Pero además esta zona tiene una influencia muy marcada por la comida tunecina, de la cual ha adaptado un plato de cuscús.    Los entrantes, antipasti, que dan inicio a las comidas y cenas, son muy sabrosos. Destacan los arancini, bolas de arroz que pueden ir rellena de espinacas con queso, carne con guisantes, salsa de carne boloñesa, etc. y que luego se fríen en abundante aceite de oliva; y la caponata clásica, que es el equivalente a nuestro pisto español, con verduras, piñones, aceitunas, y bañadas en una salsa de tomate. Estos dos platos son típicamente sicilianos, pero podemos degustarlos igualmente en el resto de Italia.    De primeros platos, como no cabía esperar otra cosa, destaca la pasta. En el caso de Sicilia, se pueden encontrar exquisitos menús de pasta con sepia en salsa negra, o con aceitunas y aceite de oliva. También hay un plató muy común denominado involtini di spaghettini, una especie de canelones cuya envoltura son finas láminas de berenjena o calabacín y el relleno, unos espaguetis con tomate. También es conocido el timballo di anelletti: un plato de pasta en forma de anillo que se hace en forma de pastel, lleno de verduras o carne boloñesa, que se hornea.    Como producto principal para la elaboración de los segundos, destaca el uso del pescado y marisco, aunque también son famosas las albóndigas de carne de ternera en salsa agridulce (polpette in agrodolce). Sobresalen pues platos con pez espada (pescestocco alla messinese) o las gambas con crujiente de queso y almendras (gamberi con la conza).    Como postres cabe destacar i cannoli, un dulce hecho a base de crema de queso ricota, dentro de un cilindro crujiente similar a las tejas que comemos en España. Merece la pena ir al sur italiano sólo por comer este postre, ¡os lo aseguro!

TAGS    QUESO ARROZ PESCADO PISTO MARISCO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services