Gastronomía gallega


07-03-2014    |   


ARTÍCULOS



La característica principal de la cocina gallega es la inmejorable calidad de los productos, tanto cárnicos como del mar o de producción agrícola. En la mayoría de los platos se puede apreciar sencillez en la elaboración, por lo que se puede disfrutar de la gran intensidad de sabores naturales; de ahí que muchos de los platos se basen en una mera cocción del alimento. Debido a las condiciones climáticas es fácil encontrar productos en salazón, ya que la humedad no permite curarlos.    Gracias a su espectacular tradición culinaria, Galicia no ha variado en gran medida su gastronomía, y las innovaciones que se han dado han sido pequeñas variaciones de las recetas ya existentes.   Uno de los elementos más conocidos de la comunidad gallega es el marisco, especialmente en las zonas costeras, aunque se puede disfrutar por toda la región. Destacan así los bivalvos, como los mejillones o las almejas, recogidos directamente de las rías.    Como entrantes más característicos, cabe destacar la empanada, que podemos encontrar con diferentes rellenos, el pulpo a la gallega (a feira), normalmente acompañado de unas patatas cocidas denominadas cachelos, el lacón con grelos y la oreja, con un chorrito de aceite de oliva y pimentón o los pimientos del Padrón. También existen otros muchos, como la molleja, la zorza, la lengua, el tripón, el chorizo, los calamares y diversos platos de marisco, como los berberechos, las vieiras o las zamburiñas.    En cuanto a los platos principales, estos se basan principalmente en la elaboración de carnes y verduras. Deben ser mencionados pues, el caldo gallego, elaborado con grelos, nabizas, repollo y cachelos, grasa de cerdo (unto), alubias blancas y chorizo; el cocido gallego, más abundante que el madrileño, ya que es preparado con muchas verduras, productos cárnicos como el chorizo e incluso legumbres; los callos con garbanzos; o el churrasco de cerdo o ternera adobada.   En cuanto a los postres, merecen especial mención la elaboración de filloas, con distintos siropes y mermeladas, o la tarta de Santiago.    Como no podía ser de otra forma, Galicia cuenta con bebidas que no pueden ser encontradas en ninguna otra parte del mundo: el vino blanco más característico es el albariño, aunque también merecen atención los aguardientes, el licor de café y la queimada.

TAGS    VINO MARISCO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services