Ajoblanco


04-07-2013    |   


ARTÍCULOS



El ajoblanco es un primer plato o un aperitivo estupendo para cuando hace calor. Es una sopa fria compuesta por varios ingredientes básicos: almendras, pan, ajo, aceite, vinagre, agua y sal. Todos estos ingredientes menos las almendras, son utilizados en la elaboración de un gazpacho común y es por ello que se le puede denominar una variedad del mismo.

Es un plato muy típico andaluz (en concreto de Málaga, Córdiba, Jaén y Granada) y también muy consumido en extremadura. Se sospecha, que es un plato proveniente de la gastornomía romana debido a que los ingredientes de los que se compone, eran muy utilizados ya en la antigüedad. Los ingredientes son a su vez muy típicos de la región andaluza.

Es un plato que se compone de productos humildes cuanto menos, pero muy completa a nivel nutricional. A continuación os facilito su elaboración para que podáis hacerlo en vuestras casas:

  • Poner pan duro a remojo (una buena manera de aprobecharlo)
  • Majar unos ajos con unas almendras en el mortero hasta obtener una pasta blanca.
  • Añadir a la mezcla agua 
  • Emusionarlo con aceite de oliva hasta que obtenga la textura adecuada.
  • Añadir sal y vinagre al gusto.

Acompáñalo con uvas, trocitos de melón o con una patata asada que puedes ir combinando por cada cucharada de ajoblanco. Se recomienda que los acompañamientos se compongan de productos suaves a modo de estabilizar en la boca el fuerte sabor del ajoblanco. Es un plato muy veraniego que podría decirse sustituye a la invernales gachas a si que ya sabéis, en verano, ajoblanco.

TAGS    PATATA TINTO DE VERANO




COMPARTE   


Valoraciones y comentarios

Haz tu valoración:


  •    0
  •    0
  • 0 comentario(s)





A fuego lento

Desde 1996, el magazine gastronómico en internet




Recibe las novedades y recetas
de nuestros cocineros
en tu email


SUSCRIBIRME







www.afuegolento.com ©1996-2017. Todos los derechos reservados. Textos legales Desarrollado por Sitelicon Ecommerce Services