5415 recetas de cocina   |   15388 noticias de gastronomia   |   350 autores   |   5 empresas
Martes 19 de Febrero del 2019

Objetivo Premio Slow Food 2002: Proteger la Biodiversidad


hace 17 años

share by WhatsApp



La ecogastronomía y el premio Slow Food

Una de las grandes preocupaciones del movimiento Slow-Food es la ?eco-gastronomía? que se ocupa de la conservación de alimentos, animales o vegetales que están en peligro de extinción. Con este fín se creó el Premio Slow Food en el año 2000, que se otorgó por primera vez en Boloña a las personas que están haciendo algo por defender y recuperar alguna especie o producto y promover la biodiversidad en el ámbito de la gastronomía.

Los candidatos son personas que llevan a cabo una actividad de producción, comercialización, conservación o educación, o que se dedican a la investigación en el campo de la comida o la bebida. Generalmente son personas que trabajan solas en el anonimato, cultivando la tierra, cuidando y protegiendo a los animales, vendiendo sus productos artesanales, dedicándose a la investigación o a la enseñanza.

El premio a la defensa de la biodiversidad se otorga a aquellos que han contribuido a parar el empobrecimiento de nuestra herencia agrícola, animal y gastronómica, al mismo tiempo salvaguardando el equilibrio ecológico de nuestro planeta.

Los candidatos son propuestos por miembros del jurado internacional, que después votan para elegir a los 5 ganadores para un premio especial. Los finalistas reciben una cantidad de Euros como premio, pero más importante aún es el reconocimiento a su labor y la diseminación de información sobre sus proyectos a través de la prensa y de todos los medios de comunicación y eventos que Slow Food organiza durante el año.


De la Trashumancia en Extremadura al aceite de argán en Marruecos
En la primera edición del premio, uno de los ganadores fue el español Jesús Garzón Heyde por identificar los caminos de rebaños y revivir las actividades de trashumancia como medio de protección del medio ambiente de las montañas y por organizar la Asociación Trashumancia y Naturaleza. Gracias a su iniciativa, desde 1992 los rebaños pasan el invierno en Extremadura viajando a Cantabria en el verano. Esto ha proporcionado innumerables ventajas para el medio ambiente, desde el aumento de la flora silvestre en las montañas, la vuelta de muchos pájaros y el equilibrio ecológico del bosque.

Entre otros ganadores, estaba una cooperativa dedicada al cultivo de la orquídea de la vainilla en Oaxaca, México; un apicultor turco que produce miel de abejas Hemsin tradicional de las montañas de Anatolia y unos biólogos mexicanos que están tratando de salvar al delicioso pez blanco del lago de Pátzcuaro en Michoacán.

Las ganadoras del Premio Slow Food 2001

La segunda edición del premio se llevo a cabo en octubre de 2001 en la ciudad de Oporto y tuve el honor de ser miembro del jurado que seleccionó a los cinco primeros lugares entre los 14 finalistas. El primer premio lo ganó la Cooperativa Amal de mujeres beréberes de Marruecos que producen aceite del fruto del árbol de argán que crece espontáneamente en las zonas áridas de la costa del Atlántico. Gracias a la cooperativa, se ha vuelto a producir este aceite que es muy apreciado en la cocina marroquí y los bosques de argán que estaban siendo talados irresponsablemente han vuelto a reforestarse.

El segundo premio lo ganó Bija Devi de la India quien creó y cuida un banco de semillas en peligro de extinción, intercambiando las semillas con los campesinos de 34 aldeas y enseñándoles a hacer agricultura orgánica. Bija instituyó en estas aldeas la antigua costumbre de sembrar 12 especies diferentes de semillas en una pequeña parcela, garantizando así una cosecha variada que dura toda la temporada, ya que las plantas crecen a diferente ritmo y además de esta manera la tierra siempre es fértil.



¿Conoces a alguien que merezca este premio?

El premio 2002 será en el mes de octubre en Turín. Quiero invitar a todos los lectores a enviar nombres de candidatos que estén haciendo alguna labor en beneficio de la eco-gastronomía. Como ven los campos de trabajo son muy variados, y quisiera a través de ustedes descubrir a esos héroes anónimos que dedican su vida a recuperar lo que irresponsablemente hemos dejado perder, o a conservar lo que está en peligro de desaparecer. Envíen sus propuestas lo más pronto posible a mailto://redacción@afuegolento.com, pues hay una fecha límite para presentar candidatos. ¿No sería bonito que a través de http://www.afuegolento.com encontráramos un ganador? (*)

(*) Desde A Fuego Lento no se realizará la selección, únicamente realizaremos una labor de información y envío a Mari Angeles Gallardo (Jurado de Slow Food) de las propuestas que, exclusivamente vía e-mail (no realizaremos reenvíos postales), lleguen a nuestra redacción.



Contra el vicio de la rapidez, la virtud de la lentitud




  0 COMENTARIOS





FACEBOOK
YOUTUBE

EMPRESAS DESTACADAS

AUTOR DESTACADO

   

Tati Fructuoso Notario

1 artículo publicado

1 receta publicada

Ver blog del autor




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE




Followers
Followers
Connections
Subscribers




Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2019. 23 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS