5355 recetas de cocina   |   15224 noticias de gastronomia   |   342 autores   |   3 empresas
Sábado 15 de Diciembre del 2018

Novena Cata de Vinos de Prolongada Guarda en Botella


hace 6 años

share by WhatsApp

Miguel Guzman Peredo

 

 


<< blog anterior |                                                                                     | blogs |                                                                  | siguiente blog >>


 

El vino, mientras más envejece,

más calor tiene. Al contrario de

nuestra naturaleza, que mientras

más vive más se va enfriando.

Félix Lope de Vega y Carpio

(1562-1636)

 

 

EL  Grupo Enológico Mexicano ha realizado, con anterioridad a la primera degustación del año 2013  ---la número 226, desde enero de 1995---, ocho catas de vinos de prolongada permanencia en botella. Esas catas “ciegas” fueron las número 127, 140, 155, 167, 182, 201, 213 y 218. De estas ocho catas, siete fueron de vinos tintos. La más reciente de ellas, la número 218, fue de vinos blancos. Cabe hacer una breve relación de ellas:

 

En la número 127, celebrada en noviembre de  2005, fueron catados siete vinos, de cosechas comprendidas entre 1985 y 1992

En la número 140, celebrada en noviembre de  2006, fueron catados once vinos, de cosechas comprendidas entre 1948 y 1994

En la número 155, celebrada en noviembre de  2007, fueron catados diez vinos, de cosechas comprendidas entre 1983 y 1992

En la número 167, celebrada en noviembre de  2008, fueron catados diez vinos, de cosechas comprendidas entre 1983 y 1998

En la número 182, celebrada en diciembre de  2009, fueron catados ocho vinos, de cosechas comprendidas entre 1985 y 1998

En la número 201, celebrada en enero de   2011, fueron catados ocho vinos, de cosechas comprendidas entre 1980 y 1998

En la número 213, celebrada en noviembre de   2011, fueron catados doce vinos, de cosechas comprendidas entre 1991 y 1993

En la número 218, celebrada en mayo de   2012, fueron catados ocho vinos blancos, de cosechas comprendidas entre 1985 y 2004

 

De nueva cuenta, el Grupo Enológico Mexicano celebró una degustación organoléptica de vinos tintos de prolongada guarda en botella. Estas catas analíticas, de vinos de añadas más o menos antiguas, dieron comienzo en el año 2005, ya que fue entonces cuando se adoptó la costumbre de realizar, una vez al año, generalmente en el mes de noviembre, una evaluación de vinos tintos que hubieran estado en óptimas condiciones de conservación en una cava, durante un lapso mínimo de tres a cuatro lustros. En varias ocasiones el tiempo de guarda fue mayor, como ocurrió en la cata número 140, la cual tuvo lugar en 2006, cuando fue evaluado un vino tinto francés ---Chateau Perigueux Premier Grand Cru Classé, Appellation Gascuña Controlée. Perigord, Francia---  de la cosecha 1948, el cual estaba perfectamente bebible casi sesenta años después de haber sido embotellado, al grado que alcanzó una calificación de 74 puntos.

 

La finalidad de estas catas sensoriales es de evaluar los visibles cambios  ---en el color, en el aroma y en el sabor---  que tienen lugar en esos caldos al paso de los años. La  . degustación de esta clase de vinos suele resultar  sorprendente, en cuanto a que hay vinos que «se resisten a envejecer», y manifiestan, transcurridos tres o cuatro lustros, gran vitalidad y una «juventud prolongada» que a los catadores no deja de parecer en extremo interesante, a más de que saborear esos vinos de cierta «ancianidad»  (como alguna vez expresó Don Quijote de la Mancha) resulta muy deleitable al paladar, como experiencia gustativa poco frecuente.

 

A la que ahora hago referencia, es la novena ocasión en que los catadores del Grupo Enológico Mexicano degustan esta clase de vinos “añosos” (de ninguna manera podría yo decir que fuesen decrépitos o senectos, más bien que son más o menos  provectos, en su acepción de antiguos, y tampoco puedo aseverar que carecen de interés desde el punto de vista de la apreciación de sus características organolépticas), los cuales han resultado, las más de las veces, sorprendentes por las cualidades organolépticas que presentan, lo que los hace aún encomiables al paso de los años.

 

Considero conveniente transcribir un par de párrafos del libro titulado El Vino, una extraordinaria obra de consulta, de 928 páginas, de la cual es compilador André Domine. En el capítulo “Los Vinos Añejos” ---de su autoría---, leo lo siguiente: “La denominación de “vino añejo” no está claramente definida ni química ni organolépticamente. No hay ningún criterio para definir el tiempo mínimo que una botella de vino debe madurar en la bodega. De igual modo hay pocas indicaciones acerca de cómo debe oler y saber un vino añejo. “Cada vino tiene un potencial de envejecimiento distinto, que depende fundamentalmente del tipo de uva y de la cuvée, y en menor medida de la cosecha, del método de elaboración, de los factores alcohol, azúcar y acidez y, finalmente, del almacenamiento una vez embotellado. Los sedimentos de la botella son fundamentales para determinar el estado de los vinos tintos en proceso de maduración, considerando también el tipo de cerpa y la cosecha. Los sedimentos rojizos y marrones están compuestos de fenoles polimerizados, es decir, de tanino y sustancias colorantes. Estos producen enlaces tan fuertes que no pueden mantenerse diluidos en el líquido. Cuanto más poso se forme y más claro se vuelva el color del vino, más suave será éste. Un Cabernet Sauvignon rico en tanino y en sustancias colorantes durante su juventud, formará considerablemente más heces que un sedoso Pinot Noir.

 

“Los vinos blancos maduros también cambian de color. Sin embargo, durante la estancia en la botella, el vino blanco no se tornará más claro sino más bien amarronado, a causa de la oxidación progresiva de los fenoles. En este caso hay que tener en cuenta que los vinos dulces y generosos pueden madurar mucho más tiempo que los vinos secos. A su vez, entre estos últimos maduran mejor los vinos previamente fermentados y elaborados en barricas, que aquellos que proceden de tanques de acero inoxidable”. Hasta aquí esa cita.

 

Abundando en este tema diré que  la palabra envejecimiento (ageing en lengua inglesa, que tiene por sinónimo el término maturing) equivale al vocablo vieillisement, en francés. En italiano corresponde al término invecchiamiento (vecchio se traduce por viejo), mientras que en portugués se dice envelhecimiento, fácilmente traducible como envejecimiento.

 

La cata “ciega” mensual número 226, correspondiente al mes de enero de 2013, del Grupo Enológico Mexicano, se llevó a cabo el día 15 de ese mes en el salón “Decanter”, del hotel St. Regis México City. Para esta degustación analítica fueron seleccionados once  vinos, dos blancos y nueve tintos, procedentes de la cava privada de siete de los Miembros de Número, de añadas comprendidas entre 1985 y 1997. La procedencia de los vinos fue, por orden alfabético, España, Estados Unidos de América, Francia e Italia

 

 La Mesa de Catadores estuvo integrada esa tarde por los siguientes enófilos: Patricia Amtmann,  Alejandra Vergara, Juan Ignacio Torreblanca, Salomón Cohen, Juan Carlos Chávez, Carlos Ruiz González,  Roberto Quaas Weppen, José Del Valle Rivas, Joaquín López Negrete, Mauricio Romero Gatica, Oscar Nicanor y Miguel Guzmán Peredo.

 

 Las calificaciones están basadas en los parámetros que maneja el Grupo Enológico Mexicano. Aquellos vinos cuya calificación oscila entre los 50 y los 59 puntos son considerados “no recomendables”. Si la puntuación se halla comprendida entre los 60 y los 74 puntos, son juzgados “bebibles”. Una calificación entre los 75 y los 84 puntos permite evaluarlos como “buenos”. Si el puntaje oscila entre los 85 y los 94 puntos, son juzgados “muy buenos”. En el caso de que la calificación esté comprendida entre los 95 y los 100 puntos, entonces alcanzan la categoría de “extraordinarios”.

 

Es prudente señalar que en esta ocasión no se consignan los precios de cada uno de los vinos, porque se trata de añadas que ya no se encuentran en el mercado. De la misma manera, no se mencionan ---de  algunos de ellos--- los pormenores referentes a los porcentajes de las cepas utilizadas, el grado alcohólico o bien de la crianza, por carecerse de esa información.

 

Vinos blancos:

1.- Amadeus Blanco, cosecha 1996. Coupage de Treixadura 90% y Torrontés 10%.  Denominación de Origen Ribeiro. Cooperativa Vinícola de Ribeiro. Ribadavia (Ourense),  Galicia, España. Calificación: 73.30  puntos.

2.- Fariña, cosecha 1997. Vino de la Tierra de Zamora. Denominación de Origen Toro. Coupage de Moscatel y Albillo. Bodega Fariña. Casaseca de las Chanas, Zamora, España. Calificación: 70.90  puntos.

 

Vinos tintos:

1.- Opus One, cosecha 1997.  Coupage de 82% Cabernet Sauvignon, 8% Cabernet Franc, Merlot 5%, Malbec 4% y 1% Petit Verdotr. Crianza en barrica nueva de roble francés durante 18 meses. Opus One Winery, Napa Valley, Oakville, California, Estados Unidos de América. Calificación: 84.70   puntos.

2.-  Chateau Mouton Rothschild, cosecha 1989. Premier Cru. Appellation Controlée Pauillac. Coupage de Cabernet Sauvignon, Merlot, Petit Verdot y Cabernet Franc.  Chateau Mouton Rothschild, Pauillac, Haut Médoc. Burdeos, Francia.  Calificación: 80.00   puntos.

3.- Chateau La Conseillante, cosecha 1993. Coupage de Merlot, Malbec y Cabernet Franc. 12.5% Alc. Vol. Heritiers Louis Nicolas. Pomerol, Francia. Calificación:   77.30 puntos.

4.- Gran Marius Gran Reserva, cosecha 1992.   12.4% Alc. Vol. Denominación de Origen Almansa. Castilla-La Mancha. Bodegas Piqueras. Provincia de Albacete, España. Calificación: 76.30  puntos.

5.- Gianni Gagliardo, cosecha 1997. Preve Barolo Riserva. Monovarietal 100% Barolo.  13.0% Alc. Vol.  Crianza de 18 meses en barrica, más un tiempo de reposo en botella de 12 meses. Guarda en grandes cubas de madera, durante treinta meses.. Afinamiento total de cinco años.  Denominazione di Origine Controllata e Garantita (D:O:C:G.). Cantina Gianni Gagliardo. Santa María de la Morra. Provincia di Cuneo (Piedmont). Italia. Calificación: 75.20 puntos.

6.- Viña Ardanza Reserva, cosecha 1990. Monovarietal Tempranillo. 13.0% Alc. Vol. Denominación de Origen Calificada Rioja. Bodega La Rioja Alta. Haro, Rioja, España. Calificación: 74.60   puntos.

7.- Riserva Ducale, cosecha 1990. Chianti Classico Riserva. 13.0%  Alc. Vol. Monovarietal 100% Sangiovese, Denominazione di Origine Controllata e Garantita. Tenimenti Ruffino, S. p. A. Pontassieve, Firenze. Italia. Calificación: 73.60   puntos.

8.- Dominio de la Plana, Crianza, cosecha 1985. 12.0% Alc. Vol. Coupage de 75% Tempranillo y 25% Garnacha. Denominación de Origen Calificada Rioja. Bodega Luis Gurpegui Muga. San Adrián, Navarra (País Vasco). España. Calificación: 73.10   puntos.

9.- Cabreo, cosecha 1987. Coupage de Sangiovese y Cabernet Sauvignon . 13.3%. Alc. Vol. Vino da tavola del colli della Toscana centrale. Tenimenti Ruffino, S. p. A. Pontassieve, Firenze. Italia. Calificación:  69.80  puntos.

 

Los vinos tintos degustados mostraron, en general, como era de esperarse, por la evolución que experimenta el caldo báquico dentro del envase,  un leve color atejado, como señal de que soportaron perfectamente el paso del tiempo. De ninguna manera se podría decir que se apreciaban caducos. El vino Opus One, cosecha 1997, presento una tonalidad rojo rubí, con halo violáceo. Por lo que respecta a los vinos blancos evaluados, ambos presentaban una tonalidad ambarina, acorde con el tiempo de guarda en la botella. Cabe agregar que los corchos fueron retirados con sacacorchos de laminillas, para evitar que la espiral del tirabuzón fragmentase el corcho, el cual ---de manera natural, por el tiempo que ha sido humedecido por el líquido que lo impregna--- suele tornarse en extremo friable.

 

Los catadores eligieron “mejor etiqueta” la del vino Chateau Mouton Rothschild, cosecha 1989, Premier Cru, que fue hecha por el pintor alemán Hans Georg Kern, mejor conocido por su seudónimo de Georg Baselitz.  Como se sabe, las botellas de esa prestigiada marca francesa ostentan  ---a partir de 1945--- etiquetas pintadas por renombrados artistas. Uno de ellos fue el pintor mexicano Rufino Tamayo, a quien esa bodega (ubicada en la población de Pauillac, en el Medoc, no lejos de la ciudad de Burdeos)  encargó la pintura que serviría para elaborar la etiqueta para el vino de la cosecha 1998.

 

Al finalizar esta degustación evaluativa saboreamos una exquisita cena, preparada por Sergio Esquivel, Sous Chef del hotel St. Regis México City. Como primer guiso: Sopa de cebolla gratinada. En seguida Pechuga de Pollo Rostizada con Ragout de lentejas y alcachofas y Salsa de Ajo. El postre consistió en Milhojas de Frambuesa, Crema Mousseline, Sorbete de Frutos Rojos.

 

La armonización de estos manjares fue con el vino Cabernet Sauvignon Casa Grande, Gran Reserva, cosecha 1998, de Casa Madero.

guzmanperedo@hotmail.com

 

Puedes seguirnos en

facebook

twitter

 

 


<< miguel guzmán peredo anterior |         | blog miguel guzmán peredo |           | siguiente miguel guzmán peredo >>


 

 

 

todo recetas

todo noticias

todo blogs

todo empleo

 

 

 

 



  0 COMENTARIOS





FACEBOOK
YOUTUBE

EMPRESAS DESTACADAS

Komerfish

Kömerfish s.a. es una compañía...

Instituto Internacional de Sabor y Calidad

El Instituto Internacional de Sabor y Calidad -...

Makro

En MAKRO, empresa líder de distribución...

AUTOR DESTACADO

   

Koldo Royo

25 años estrella Michelin. Cocinero, asesor y profesor.

345 artículos publicados

219 recetas publicadas

Ver blog del autor




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE




Followers
Followers
Connections
Subscribers




Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2018. 22 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS