5352 recetas de cocina   |   15222 noticias de gastronomia   |   340 autores   |   3 empresas
Miercoles 12 de Diciembre del 2018

Hoy Te Digo Leer un Libro Que Es una Gran Historia Y sobre Todo Conoce Mexico


hace 6 meses

share by WhatsApp

Koldo Royo
25 años estrella Michelin. Cocinero, asesor y profesor.

page3image2969396272page3image2969396496page3image2969396720

MEZCAL VS. TEQUILA

Tequila es simplemente el nombre legal para un tipo de mezcal. El mezcal se puede producir a partir de más de cincuenta especies diferentes de la planta de agave, incluida la que debe usarse para hacer el tequila: Agave tequilana weber. Por esta razón, el sabor del tequila varía mucho menos entre marcas que el del mezcal. El tequila normalmente se cocina al vapor en un horno en lugar de asarse bajo tierra, de modo que el toque ahumado suele estar ausente. Finalmente, como el mezcal, el tequila tiene una Denominación de Origen (DO) regulada y solo puede producirse en los estados de Jalisco, Guanajuato, Tamaulipas, Nayarit y Michoacán.

LA TRANSPARENCIA ES LA CLAVE

A medida que el número de productores de mezcal que se introducen en el mercado comercial sigue creciendo, las marcas proponen una forma de distinguir las bebidas tradicionales de las industriales. Si la etiqueta incluye la siguiente información, es muy probable que el licor sea de una calidad fiable.

• Asegúrate de que la etiqueta indique que es 100 % agave.
• Las etiquetas deben incluir la variedad o especie de agave.
• Las marcas de calidad indican sie
mpre el nombre del maestro

mezcalero.
• ¿Dónde se ha producido el mezcal? Mira si se indica el estado, la

región o el pueblo.
• Cada botella debe mostrar un número de Norma Oficial Mexicana

(NOM), un número relacionado con la destilería exacta donde se produce el licor. Una búsqueda rápida en Google te dará esa información.

• Las etiquetas de los buenos mezcales también incluyen información sobre los tipos de molido, horno, recipiente de fermentación y alambique usados.

• Asegúrate de que no haya escorpiones en la botella.

page3image2966398480
page4image2969503040

MITOS Y LEYENDAS

Como con muchas bebidas antiguas, el mezcal tiene su propia ración de historias y leyendas sobre su origen. La más común presenta a Mayáhuel, la diosa azteca de la fertilidad y el agave que fue divinizada en el área productora de pulque del Altiplano Central. La diosa estaba representada con cuatrocientos pechos para amamantar a sus muchos hijos, también conocidos como los cuatrocientos conejos, o dioses de la embriaguez. Otro mito hace referencia a una escurridiza zarigüeya, o tlacuache, que robaba mezcal, fuego y tabaco de los demonios y lo ofrecía a los dioses.

LA PALABRA DE MODA: ECOLÓGICO

Históricamente, las destilerías de mezcal tradicionales son «ecológicas» por defecto. Los agaves crecen salvajes, se utilizan levaduras naturales para su fermentación y el producto final no se adultera. Es un proceso limpio y natural. A medida que la industria se va comercializando, sin embargo, algunas marcas han buscado certificados oficiales para alcanzar el estatus de «ecológico» tanto en México como en Estados Unidos. Las regulaciones obligan a (aunque no solamente) pavimentar los suelos con hormigón, a crear una ventilación apropiada en el área de destilación y a construir muros de separación entre los hornos y los tanques de fermentación para evitar el exceso de humo. Para empresas como Mezcales de Leyenda, Wahaka, Mezcal Amores y Montelobos, esta certificación es una forma de demostrar que se preocupan por la naturaleza ecológica de su licor. Para otros es un aro más por el que hay que pasar para satisfacer al gobierno. Otros ni siquiera tienen los recursos necesarios para seguir estas normas, o escogen no hacerlo para proteger los métodos tradicionales de producción. En resumen, si una etiqueta reza «certificado como ecológico», ¡genial! Si no, no necesariamente significa que los procesos del productor no sean naturales y respetables.

page4image3064024976
page5image3064176000
page5image3064195232

SAFFRON

Un toque terroso al Jungle Bird tropical

Un macaron de piña y azafrán sirvió como inspiración para esta joya de la costa Oeste, y cuando el propietario Kevin Diedrich añadió el mezcal, todo conectó. Haciéndose eco del perfecto contraste entre dulce y amargo del Jungle Bird, una de las estrellas del reino de los cócteles tiki, los ingredientes se unen con armonía en una vibrante sorpresa tropical. Yo lo preparo en tandas dobles, porque inevitablemente siempre quiero más de una ronda.

45 ml de mezcal Montelobos reposado con azafrán45 ml de zumo de piña asada
20 ml de Campari
15 ml de zumo lima fresca

15 ml de néctar de agave
2 hojas de piña, para decorar
1 corazón de piña asada en rodajas, para decorar

Agita bien todos los ingredientes en una coctelera con hielo. Cuela dos veces en un vaso sour con hielo. Decora con una hoja de piña y un corazón de piña con los bordes asados.

Para el zumo de piña asada, pela y corta una piña entera alrededor del corazón. Guarda las hojas para decorar. Asa la piña hasta que tenga marcas de la parrilla y empiece a oscurecerse. Asa también el corazón y resérvalo para usarlo luego como acompañamiento. Exprime la piña asada y cuela bien la pulpa. Corta el corazón asado en daditos para usarlo como decoración.

Para reposar el mezcal con azafrán, añade una cucharada de hebras de azafrán a un litro de mezcal y déjalo en infusión durante 2 horas. Antes de colarlo, agita las hebras y el licor para que coja color. Cuela bien las hebras antes de usarlo.



  0 COMENTARIOS





FACEBOOK
YOUTUBE

EMPRESAS DESTACADAS

Komerfish

Kömerfish s.a. es una compañía...

Instituto Internacional de Sabor y Calidad

El Instituto Internacional de Sabor y Calidad -...

Makro

En MAKRO, empresa líder de distribución...

AUTOR DESTACADO

   

Koldo Royo

25 años estrella Michelin. Cocinero, asesor y profesor.

346 artículos publicados

219 recetas publicadas

Ver blog del autor




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE




Followers
Followers
Connections
Subscribers




Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2018. 22 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS