5355 recetas de cocina   |   15224 noticias de gastronomia   |   342 autores   |   3 empresas
Domingo 16 de Diciembre del 2018

Boscana Smoked Ale


hace 3 años

share by WhatsApp

Josep Medrano
Periodista y aficionado a la cerveza

Me estreno en afuegolento.com con mi primera cata de cervezas. Y qué mejor para empezar que una cerveza de mi tierra, Mallorca. Hoy os voy a hablar de la Smoked Ale de la cervecera Boscana Cervesa Evolutiva. Posiblemente la conocisteis por el nombre de Salvatge, pero hará un año tuvieron que cambiar el nombre por temas legales. Son tres jóvenes que desde hace casi tres años apuestan por la cerveza artesana realizada con métodos tradicionales. Utilizan la técnica del Gypsy Brewing; ellos no poseen instalaciones para la elaboración de cerveza y utilizan otras ajenas para hacer sus creaciones. Ahora mismo trabajan con Sullerica y  Bidassoa Brewery.  

Actualmente producen al año alrededor de 20.000 botellas, y aproximadamente la misma cantidad en barriles. Destaca su apuesta decidida por utilizar productos de la tierra, como puede ser la Red Hot Chili IPA, realizada con pimientos picantes de Mallorca o pebres de cirereta, o la Edició Son Mut Nou, según ellos la primera cerveza elaborada con higos frescos de la isla.  

Pero hoy vamos a degustar su Smoked Ale. Por el nombre, ya podemos intuir que nos encontraremos con una cerveza con toques ahumados. Originalmente, todas las cervezas tenían ese aroma ahumado. Eso se debía a que antiguamente el secado del grano de cebada germinado para conseguir la malta se hacía sobre tablas de madera. Ello concedía a la malta ese sabor tan característico a humo. Actualmente, el secado se hace sobre planchas de acero inoxidable para evitar contaminaciones, y eso ha eliminado todo aroma. Pero algunas cerveceras siguen utilizando maltas secadas en madera para conseguir ese sabor ahumado. Una de las más conocidas es la alemana Aecht Schlenkerla Rauchbier Märzen, una cerveza magnífica. En Boscana han seguido la misma técnica para crear la Smoked Ale.

A primera vista, vemos una cerveza de color marrón caramelo, oscura y opaca. Pese a ser artesanal, no tiene posos. Boscana intenta evitar que haya ningún sedimento en sus botellas. Su burbuja es fina y asciende de forma rápida. La espuma es blanca, no muy densa, pero persistente. Solo olerla entendemos su nombre: rápidamente nos llega ese aroma a humo tan característico. Puede que a los no iniciados en estos tipos de cerveza les sorprenda o desagrade, pero realmente es una experiencia muy recomendable.

Contrariamente a lo que se pudiera pensar, el primer trago es fresco y suave. Es una cerveza con cuerpo, y la burbuja es muy agradable en boca. Poco después, todavía durante el primer trago, aparece el gusto a ahumado. Lamentablemente dura muy poco. Realmente, para ser una Smoked, el toque de humo es muy ligero y no es duradero. Esperaba más de una cerveza ahumada, aun así es interesante. Boscana recomienda que esta cerveza se deguste a 8ºC. Es lógico, si la tomáramos más fría taparíamos los aromas ahumados y no disfrutaríamos de esta cerveza.

Debido a que el ahumado es pasajero, en enseguida destaca el amargor. Aquí sí que han conseguido encontrar su punto. Para esta cerveza Boscana ha decidido usar dos variantes de lúpulo: Simcoe y Amarillo. Es este último el que destaca más. Su sabor intenso y sus toques florales, agrios y anaranjados ligan estupendamente con esta cerveza. La Smoked Ale llega a los 60 en la escala IBU (unidad internacional de amargor), aunque creo que la sensación en boca es más intensa. Es cierto que el sabor del Amarillo puede ser demasiado fuerte para los “novatos”, pero es lo que a los iniciados nos atrae de este tipo de cervezas.

Una vez nos vamos acostumbrando trago tras trago al sabor y al amargor del lúpulo, vuelve un retrogusto a ahumado, con matices acres y a madera. Estas diferentes etapas que tiene esta cerveza hacen que su degustación sea todo un viaje de aromas y sabores que nos hace disfrutar de la cerveza desde el primer hasta el último trago. Aun siendo una cerveza intensa, su grado alcohólico está bastante contenido, es de solo 5,4%.

Como buena Smoked Ale, es una cerveza perfecta para maridar con carnes a la brasa o salmón ahumado. Boscana también la recomienda para acompañar al bacalao, quesos viejos o incluso chocolate. Para beberla, sus creadores sugieren utilizar una copa de tulipa.  

En definitiva, es una cerveza que me sorprendió al no conocerla. Es cierto que podríamos esperar de ella más aroma y sabor ahumado al ser una Smoked Ale, pero es una cerveza bien conseguida, equilibrada y altamente recomendable.





  0 COMENTARIOS





FACEBOOK
YOUTUBE

EMPRESAS DESTACADAS

Komerfish

Kömerfish s.a. es una compañía...

Instituto Internacional de Sabor y Calidad

El Instituto Internacional de Sabor y Calidad -...

Makro

En MAKRO, empresa líder de distribución...

AUTOR DESTACADO

   

Koldo Royo

25 años estrella Michelin. Cocinero, asesor y profesor.

345 artículos publicados

219 recetas publicadas

Ver blog del autor




SÍGUENOS
          
SUBSCRÍBETE




Followers
Followers
Connections
Subscribers




Desde 1996, el magazine gastronómico en internet.


© 1996 - 2018. 22 años. Todos los derechos reservados.
SUBSCRÍBETE

Recibe las novedades de A Fuego Lento


SÍGUENOS